Mercados españoles cerrados

Decenas de currículums aparecen en las obras de un centro comercial en construcción

WTB

El pasado 1 de noviembre, decenas de currículum vitae aparecieron en una escombrera cerca de las obras del centro comercial Sambil Outlet, situado en el barrio de la Fortuna, perteneciente a la localidad madrileña de Leganés.

Los currículums que han aparecido en una escombrera cercana al centro comercial. (Foto de Ricardo López)



El partido independiente Unión por Leganés denunció estos hechos a través de su cuenta de Twitter, e incluso llegó a acusar a la empresa venezolana Sambil, la empresa que va a explotar las instalaciones en donde antes se encontraba el desaparecido centro comercial M40, del "mal uso de datos sensibles lo que podría vulnera la actual Ley de Protección de Datos".

Según una nota de prensa distribuida por Sambil, el outlet podría llegar a crear entre 1500 y 2.000 puestos de trabajo, sumando los directos y los indirectos. Todo un bálsamo para una zona de Madrid especialmente castigada por el paro: en Leganés el 27,5% de la población activa se encuentra en situación de desempleo.

"Ese anuncio tuvo un efecto llamada" nos cuenta Ricardo López, concejal de ULEG en el ayuntamiento de Leganés. "La gente de Leganés y de otros municipios de Madrid ha empezado a mandar un montón de currículos para ver si hay suerte. Muchos han venido en persona a dejarlo en mano, en el buzón que tiene Sambil en el centro comercial”.

López señala directamente a Sambil de la aparición de los currículums en la basura: "Podrían tener mucho más cuidado y sensibilidad con este tema. Podrían recoger los CV del buzón y guardarlos, no dejarlos en una escombrera tirados". El propio López hizo las fotos que ULEG ha subido a Twitter y que ilustran esta noticia. En ellas se puede ver los documentos de los ciudadanos que deseaban trabajar en el outlet, en medio de los restos de una obra.  

Por su parte, la empresa Sambil lamenta profundamente los hechos, pero niega tener nada que ver con la aparición de los currículums. "Todo se trata de una gamberrada. Esos currículum nunca llegaron al departamento de recursos humanos de Sambil, sino que alguien los sacó del buzón, que se encuentra en la parte exterior del centro comercial, lejos de las oficinas, y los tiró por ahí", asegura Susana Ruiz, portavoz de la compañía.









El buzón en el que fueron depositados los currículums (Foto de Ricardo López)



Ruiz asegura que Sambil ha tomado medidas. "Sambil ha denunciado ante la Policía este acto de vandalismo. Aparte hemos puesto cámaras de seguridad e incrementado la vigilancia para que semejantes hechos no se repitan”. Además, defiende que “todos los currículum que llegan a la empresa son guardados y jamás tirados a la basura”.

Por su parte ULEG ha publicado en su cuenta de Twitter una serie de mensajes en los que aseguran no creer en las explicaciones de la compañía. El partido ha anunciado que acudirá a la Agencia de Protección de Datos a denunciar los hechos y además pedirán ver las grabaciones de las cámaras de seguridad para comprobar los hechos.