Mercados españoles cerrados

Dólar aún pierde batalla con el euro pese a panorama de ajuste de Fed EEUU

Por Rahul Karunakar y Hari Kishan
Imagen ilustrativa de billetes de distintas denominaciones de dólares estadounidenses. 12 de febrero, 2018. REUTERS/Jose Luis Gonzalez/Illustration

Por Rahul Karunakar y Hari Kishan

BENGALURU (Reuters) - El dólar tendrá un retroceso adicional a lo largo del próximo año, cediendo ante el ascenso del euro, de acuerdo con un sondeo de Reuters entre estrategas de monedas que dijeron que se necesitarían cinco o más subidas de tasas de la Reserva Federal para impulsar significativamente a la divisa estadounidense.

Luego de perder 10 por ciento en 2017, el dólar tuvo su mejor comportamiento mensual en febrero desde noviembre de 2016, en parte debido a que los sólidos datos económicos alentaron las expectativas de que el banco central de Estados Unidos incrementará las tasas cuatro veces este año en lugar de tres.

Pero el dólar todavía acumula una baja de alrededor de 2 por ciento en lo que va de 2018 y los pronósticos apuntan a que continuará debilitándose este año, dejando al euro en un nivel de 1,28 dólares comparado con la cotización en torno a 1,24 dólares del martes, de acuerdo con la encuesta.

El sondeo fue realizado del 1 al 6 de marzo entre más de 60 estrategas de divisas.

Los mercados de acciones, bonos y monedas sufrieron altibajos a lo largo del último mes por el aumento de la volatilidad, junto con preocupaciones de que la inflación se acelerará y que el endeudamiento del gobierno estadounidense crecerá por los recortes impositivos y los planes de gasto.

Sondeos de Reuters entre economistas, estrategas de acciones y analistas, recopilados en las últimas semanas, han sugerido que el Gobierno de Estados Unidos se equivocó al recortar los impuestos en esta etapa del ciclo económico.

"Las decisiones fiscales estadounidenses implican que Estados Unidos tiene que hallar más inversores extranjeros, pero nosotros prevemos que Estados Unidos enfrente una mayor competencia que en el pasado a la hora de vender un creciente inventario de deuda a los inversores extranjeros", notó Thomas Flury, jefe de estrategia global de cambio de UBS Group AG.

"La consecuencia probablemente sea una caída del dólar", agregó. De 57 estrategas del último sondeo, 27 dijeron que el cambio en la posición fiscal estadounidense fue lo que motivó su visión de un debilitamiento del dólar. Otros 18 dijeron que no había modificaciones en su panorama y los 12 restantes afirmaron que el dólar se fortalecería por la cuestión fiscal.

Si bien una subida de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos impulsó al dólar a un máximo de seis semanas la semana pasada, la moneda retrocedió bruscamente después de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles al acero y el aluminio, lo que desató temores de una guerra comercial inminente.

Los especuladores cambiarios incrementaron sus apuestas contra el dólar a un máximo en tres semanas, de acuerdo con los datos de la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés).


(sondeo de Indradip Ghosh y Khushboo Mittal, editado por Gabriel Burin)