Mercados españoles cerrados

Aunque cueste creerlo, algunos buses urbanos en Londres serán 'movidos' por... café

Jose Mendiola
(Pixabay)

Cuando se trata de hacer frente a la contaminación medio ambiental, no hay que descartar ninguna idea, por muy alocada que sea. En este sentido, el consorcio de transportes metropolitanos de Londres ha anunciado que algunos de los autobuses urbanos contarán con un combustible totalmente inesperado a partir de la semana que viene: el café. Sí, como lo lees. Esta divinizada bebida que mueve buena parte del mundo por las mañanas dará energía ahora también a los motores diésel de los míticos buses de la capital británica.

Se trata en concreto se procesar los restos de granos de café que quedan como deshecho en la producción diaria de esta bebida, de manera que pueda ser tratada y servir como biocombustible. De estos restos del grano se obtiene un aceite que es posteriormente mezclado con gasóil en una proporción 20/80 (el café cubre, por desgracia, la parte menor del combustible).

(Pixabay)

Y como podrás suponer, hay combustible para rato: se calcula que cada londinense bebe un promedio de dos tazas y media al día, lo que generan unas 200.000 toneladas de deshechos de grano al año. Bio-bean, la firma que se encarga de procesar los restos, obtiene estos residuos de las grandes franquicias de hostelería de la ciudad y también de los propios fabricantes de café radicados en la zona. Tras este proceso, se obtiene el B20, el combustible que posteriormente es mezclado con el gasóleo que moverá a ciertas líneas urbanas por la ciudad a partir de la semana que viene.

Hasta el momento, la compañía lleva procesados unos 6.000 litros de aceite de café, que servirían para atender el recorrido de un bus urbano durante todo un año. Tal vez, la parte más interesante de todo este proceso es que no es necesario hacer ningún tipo de modificación en los motores de la flota de autobuses: simplemente se sustituye el gasóil puro por este componente -un poquito- menos contaminante.

Mashable