Las cuatro restantes tiendas de Urende cerrarán el día 5 de enero

CÓRDOBA, 27 (EUROPA PRESS)

El juez titular del Juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba, que decretó la liquidación de Urende, y la autoridad laboral han dado el visto bueno a la petición de los trabajadores para que las cuatro restantes tiendas, que quedan abiertas en toda España de dicha cadena de venta de electrodomésticos --en Córdoba, Jaén, Granada y Ciudad Real--, cierren el próximo 5 de enero, pese a que en un primer momento estaba previsto para el día 20 de dicho mes.

Así lo ha confirmado a Europa Press el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT en Córdoba, Antonio Vacas, quien detalla que los establecimientos cerrarán sus puertas la víspera de Reyes, pero hasta el día 20 "no se hace cargo" la administración concursal, que liquidará la empresa.

Entretanto, UGT invita a los ciudadanos a "aprovechar los últimos días" de la cadena de venta de electrodomésticos "para consumir sus productos" en esta campaña de Navidad, al tiempo que agradece la disposición de los trabajadores "ante la situación que viven".

Al respecto, los empleados ya han acordado en asamblea aceptar las condiciones del expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo que pondrá fin definitivamente a su relación laboral con esta sociedad del Grupo Sánchez-Ramade.

En concreto, de los 29 empleados de Urende en Córdoba han votado en la asamblea 26, ganando por mayoría la opción de quienes aceptaban las condiciones del ERE, pero con la precisión de que el juez que regula el concurso de acreedores de Urende fije para la víspera de Reyes el cierre de Urende, pues, a juicio de los trabajadores, no tendría sentido mantener las tiendas abiertas por más tiempo, una vez concluida la campaña de Navidad.

De hecho, según ha señalado Vacas, "los trabajadores, a pesar de que están muy quemados, en un ejercicio de profesionalidad que les honra están dispuestos a hacer un esfuerzo hasta el último día" de la citada campaña de Navidad, al objeto de que se logren ingresos con los que se puedan afrontar el pago de sus nóminas atrasadas, pues, aunque este mismo martes han cobrado la nómina del pasado mes de noviembre, aún se les debe la paga extra de verano y "los atrasos del convenio desde junio", y quedarán pendientes de cobro la nómina del presente mes de diciembre, la paga extra de Navidad y "la liquidación de los cinco días de enero" que trabajarán.

EL COBRO DE NÓMINAS

Al llegar el 5 de enero, lo que esperan los trabajadores de Urende es que "se les entregue la documentación para que puedan acudir al Fogasa a demandar el cobro de las nóminas y todo lo que les deba la empresa y no se les haya abonado", según ha indicado el sindicalista de UGT.

Precisamente, Vacas, después de que el Juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba decretara la liquidación de Urende, a petición de la propia empresa, ya criticó que ésta no hubiera tenido, en su opinión, el mismo nivel de compromiso que los trabajadores para salvar a esta cadena de tiendas de venta de electrodomésticos, propiedad del Grupo Sánchez-Ramade.

En cualquier caso, el juez tomó la decisión de liquidar Urende después de que la empresa se declaró el pasado noviembre incapaz de cerrar un acuerdo con sus acreedores, es decir, un año y tres meses después de haber entrado en concurso voluntario de acreedores, lo cual supondrá la completa desaparición de Urende, con el cierre de sus últimas cuatro tiendas y el despido de sus últimos 110 trabajadores, y ello tras aplicar en febrero pasado un ERE que supuso el despido de casi 600 empleados y el cierre de 18 tiendas en toda España.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD