Mercados españoles abiertos en 7 hrs 5 min

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para vender una casa heredada?

¿Tengo que esperar un tiempo para vender mi piso heredado? Foto: Pixabay

Recibir una vivienda en herencia es un proceso que toma tiempo. Debemos realizar un procedimiento legal para aceptar el inmueble, pagar los impuestos obligatorios e inscribir el piso a nuestro nombre en el Registro de la Propiedad. Pero ¿qué pasa si queremos vender la casa heredada? En este caso, existe una duda recurrente entre los herederos con respecto al periodo que debe transcurrir entre la aceptación y la venta ¿Hay que esperar un tiempo para transmitir la propiedad? A continuación, resolvemos este interrogante.

No existe un plazo mínimo legal para vender un piso heredado

Una vez que la casa figura a nuestro nombre en el Registro de la Propiedad y hemos pagado los tributos relacionados con la herencia podemos vender la vivienda cuando queramos. No existe ningún impedimento legal para llevar a cabo la venta, aunque si lo hacemos en el mismo año que recibimos la herencia, podemos ahorrar dinero.

Artículos relacionados:

Pero ¿por qué? Esto se se debe a que la plusvalía municipal es un tributo que debemos pagar tanto al aceptar una vivienda en herencia como al vender una casa. Por tanto, si nuestra intención es vender la propiedad desde el inicio, si hacemos la transacción en el mismo año fiscal no se genera nuevamente la obligación de liquidar este impuesto.

Debemos tener en cuenta que la plusvalía municipal se calcula teniendo en cuenta el valor catastral del inmueble, el número de años que hemos tenido la propiedad de la casa y los porcentajes de tributo establecidos por nuestro Ayuntamiento. 

Cuando heredamos la vivienda, pagamos por la cantidad de años que nuestro familiar tuvo la titularidad del inmueble, pero una vez que pasa a ser nuestro, se cuentan los años que decidimos quedarnos con el piso. De esta manera, si lo vendemos dentro del mismo año, no habrá plusvalía alguna sobre la que tributar. 

Pero ¿qué pasa si el comprador necesita una hipoteca?

El artículo 28 de la Ley Hipotecaria establece que “las inscripciones de fincas o los derechos reales adquiridos por herencia no surtirán efecto hasta transcurridos dos años de la muerte del causante”. Por tanto, no se puede vender un piso heredado a una persona que necesita financiación hasta pasado este lapso, porque ningún banco le aprobará la concesión del préstamo. 

Sin embargo, esto solo aplica en el caso de una herencia en la que los herederos no son directos. Es decir, los hermanos, los sobrinos, los tíos y otros familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad. Esto se debe a que la ley busca proteger los intereses del comprador ante la posible aparición de un heredero que no haya sido tomado en cuenta en el reparto. Para evitar este riesgo, la legislación da como margen esos dos años para que otras personas reclamen su parte de la herencia.

Esto no significa que el piso no se pueda vender. Si encontramos un comprador que no necesita pedir una hipoteca, podemos vender la casa cuando queramos aunque no seamos los herederos directos. Eso sí, es recomendable estar seguros de que no existe otra persona con derechos que pudiese reclamar su parte de la herencia. 

Por el contrario, si somos los herederos forzosos o directos (ascendientes, descendientes y cónyuge), entonces no hay de qué preocuparse porque no no existe limitación alguna y al comprador sí le darán la hipoteca.