Mercados españoles abiertos en 6 hrs 56 min

Cuánto te tocará pagar por la denostada ‘tasa Google’

La nunca exenta de polémica ‘tasa Google’ entró en vigor en España a mediados del mes de enero. Por supuesto, con gran revuelo. España se convierte en el primer país europeo en implantarla en solitario después de que la Unión Europea optara por retrasar la entrada obligatoria del tributo hasta 2021.

Este impuesto supone una recaudación del 3% de los ingresos obtenidos por publicidad vía internet, servicios de venta de datos personales y los servicios de intermediarios. El Gobierno espera recaudar con ello 1.200 millones de euros. La tasa va sólo dirigida a aquellas multinacionales tecnológicas que facturen más de tres millones de euros en España y 750 millones en el resto del mundo. Es decir, este tributo no afectaría directamente a la pequeña y mediana empresa. El peso tributario recaería principalmente en las grandes compañías surgidas en los últimos años de la era digital.

Foto: Getty

Ahora, un informe publicado por la consultora Pwc ha reavivado el debate entre los mayores defensores y retractores de un impuesto siempre acompañado por la controversia. Y es que, según estos datos, el nuevo impuesto digital tendrá un fuerte impacto en los consumidores. Acabarán asumiendo parte del coste que este impuesto que se supone es para las grandes empresas, quienes se estima que al ver mermados sus beneficios entre 450 y 562 millones de euros, subirán sus tarifas a los consumidores.

Además, este estudio desmiente también que la norma no afecte, aunque no sea de manera directa, a las pymes. Se entiende que el coste del impuesto será transferido a las compañías usuarias de los servicios agravados, que a su vez también lo trasladarán al consumidor. Al final, la misma historia de siempre: las empresas se libran y el consumidor apoquina.

A favor de su implantación

Por otro lado, muchos expertos defienden la decisión del Gobierno de Sánchez, porque consideran que era muy necesaria esta revisión fiscal. El profesor de EAE Business School, Daniel Vaccaro, explica en el diario ABC que la economía digital no puede seguir dando la espalda a las arcas públicas de los países donde están sus clientes y donde venden sus servicios. El experto explica que “los usuarios son contribuyentes además de consumidores. Por ello, en una economía cada vez más gigantesca y en la que cada vez los españoles gastan más dinero de sus salarios, es necesario que las empresas que están consiguiendo beneficios tributen en el país”.

En cuanto al impacto que recibirá el consumidor, Vaccaro al igual que muchos otros especialistas se muestra escéptico, aunque sí reconoce que existe la posibilidad de que este impuesto acabe repercutiendo en el precio final del producto. “Serán las empresas las que tengan que decidir si asumen el coste o deciden trasladarlo al consumidor”.

Aunque todo parece indicar que acabará siendo la pequeña y mediana empresa la que acabe asumiendo gran parte del coste adicional. Si se hiciera bien y son sólo las gigantes las que pagan más, la pequeña tienda online se vería fuertemente reforzada, ya que tendrán más posibilidades para competir con los grandes gigantes como Amazon o Alibaba.

En realidad, se trata de intentar regular, aunque de manera más acertada o no, una economía que hasta el momento ha diseñado sus propias reglas del juego. Es un tema de justicia impositiva y de ‘igualar’ los impuestos que pagan los ciudadanos y obtener un pequeño porcentaje de los beneficios de empresas con millones y millones en sus balances. En los próximos meses iremos viendo cómo actúan las empresas y cuánto nos tocar pagar por su nueva tasa.

Artículo relacionado que te pueden interesar:

La UE duda sobre los ingresos de la ‘tasa Google’ en España

 

 

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias