Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.190,70
    +86,10 (+1,06%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.527,79
    +16,85 (+0,48%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1965
    +0,0051 (+0,43%)
     
  • Petróleo Brent

    48,18
    -0,43 (-0,88%)
     
  • Oro

    1.781,90
    -23,60 (-1,31%)
     
  • BTC-EUR

    14.251,35
    +209,76 (+1,49%)
     
  • CMC Crypto 200

    333,67
    -3,82 (-1,13%)
     
  • DAX

    13.335,68
    +49,11 (+0,37%)
     
  • FTSE 100

    6.367,58
    +4,65 (+0,07%)
     
  • S&P 500

    3.638,35
    +8,70 (+0,24%)
     
  • Dow Jones

    29.910,37
    +37,90 (+0,13%)
     
  • Nasdaq

    12.205,85
    +111,44 (+0,92%)
     
  • Petróleo WTI

    45,53
    -0,18 (-0,39%)
     
  • EUR/GBP

    0,8994
    +0,0078 (+0,87%)
     
  • Plata

    22,55
    -0,81 (-3,46%)
     
  • NIKKEI 225

    26.644,71
    +107,40 (+0,40%)
     

Cuando ser millonario en Alemania solo sirvió para hacer que el país fuese más pobre

Alfred López

Cada vez que una nación vive una etapa de crisis económica surge una recurrente pregunta entre la población que viene a decir por qué el gobierno no imprime o acuña más dinero si se necesita para pagar las deudas del país.

Pero claro, es una de esas preguntas con trampa, ya que la respuesta cae por su propio peso: no se puede emitir más dinero porque lo que se conseguiría es que este valiese menos (cuantos más billetes hay en circulación menor es su valor), algo que es conocido como ‘hiperinflación’ y, por tanto, provocaría que ese país se endeudase todavía más de lo que estaba.

A inicios de la década de 1920 ser millonario en Alemania solo sirvió para hacer que el país fuese más pobre (imagen vía Wikimedia commons)
A inicios de la década de 1920 ser millonario en Alemania solo sirvió para hacer que el país fuese más pobre (imagen vía Wikimedia commons)

[Te puede interesar leer el post relacionado: ¿Por qué no se puede imprimir más dinero cuando se necesita para pagar las deudas?]

Esto es lo que ocurrió a inicios de la década de 1920 cuando en la Alemania de la posguerra (tras perder la IGM), durante el periodo conocido como ‘República de Weimar’ la deuda a la que tuvo que hacer frente el gobierno (tanto nacional como internacionalmente, al ser responsabilizada de todos los gastos ocasionados por la guerra) provocó que se tomaran una serie de decisiones equivocadas, entre ellas imprimir una nueva moneda, el ‘papiermark’ (marco de papel), que llegaba para sustituir al ‘goldmark’ (marco de oro) que hasta entonces había sido la divisa germana.

Se imprimió muchísimo más dinero del que el banco central alemán podía hacer frente, teniendo que acuñar billetes por cifras astronómicas (llegando incluso a circular billetes de cien billones).

Los obreros cobraban cientos de millones de papiermark pero su valor real era ínfimo (imagen vía Wikimedia commons)
Los obreros cobraban cientos de millones de papiermark pero su valor real era ínfimo (imagen vía Wikimedia commons)

De la noche a la mañana toda la población de Alemania se había convertido en millonaria y los obreros habían pasado de cobrar salarios aproximados de 200 goldmarks mensuales a sueldos de varios cientos de billones de papiermarks al mes, siendo común ver a esos trabajadores llevar a sus hogares ese dinero en carretillas o capazos llenos de fajos de billetes.

[Te puede interesar leer: El hombre que quería poner fin a la crisis con una marcha reivindicativa hacia Washington]

Pero claro, eran millonarios de ‘pega’ ya que el valor de la monera nacional era ínfimo. Por poner un ejemplo: en 1922 1 papiermark valía alrededor de 4 dólares americanos y tan solo un año después por cada dólar se debían pagar la friolera de 4 billones de papiermark.

En la cesta de la compra también notó y en poco más de un año una barra de pan pasó de costar 1 marco a dos cientos mil millones de marcos (200.000.000.000) y así con todos los productos de primera necesidad.

Los billetes se debían llevar en carretillas (imagen vía Wikimedia commons)
Los billetes se debían llevar en carretillas (imagen vía Wikimedia commons)

Llegó un momento que incluso era más caro el coste del papel en el que se imprimían los billetes que el valor de estos, por muchas cantidades de ceros que llevase.

[Te puede interesar leer: La campaña publicitaria que durante la Gran Depresión intentó convencer a los estadounidenses de que eran afortunados]

Miles de familias se encontraron que tenían en casa miles de millones en billetes pero que ese papel moneda apenas les daba para comprar carbón o leña para calentarse en invierno, por lo que optaban por utilizar el dinero como comburente para mantener encendido el fuego.

Incluso era una estampa típica ver jugar a los más pequeños de la casa en la calle apelotonando fajos de billetes como si piezas de un juego de construcción se tratara.

Niños alemanes jugando con fajos de billetes de marcos durante la República de Weimar (imagen vía Pinterest)
Niños alemanes jugando con fajos de billetes de marcos durante la República de Weimar (imagen vía Pinterest)

Aquellas desacertadas medidas tomadas durante la República de Weimar provocaron un descontento generalizado de la población, dando lugar a la aparición, auge y triunfo (una década después) del nazismo.

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / pinterest