Mercados españoles cerrados en 4 hrs 40 min
  • IBEX 35

    8.743,70
    -70,90 (-0,80%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.237,88
    -61,73 (-1,44%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1333
    +0,0015 (+0,14%)
     
  • Petróleo Brent

    86,89
    -1,49 (-1,69%)
     
  • Oro

    1.833,70
    -8,90 (-0,48%)
     
  • BTC-EUR

    34.288,39
    -3.138,58 (-8,39%)
     
  • CMC Crypto 200

    916,48
    -78,78 (-7,92%)
     
  • DAX

    15.658,82
    -253,51 (-1,59%)
     
  • FTSE 100

    7.518,57
    -66,44 (-0,88%)
     
  • S&P 500

    4.482,73
    -50,03 (-1,10%)
     
  • Dow Jones

    34.715,39
    -313,26 (-0,89%)
     
  • Nasdaq

    14.154,02
    -186,23 (-1,30%)
     
  • Petróleo WTI

    83,97
    -1,58 (-1,85%)
     
  • EUR/GBP

    0,8354
    +0,0037 (+0,45%)
     
  • Plata

    24,42
    -0,30 (-1,22%)
     
  • NIKKEI 225

    27.522,26
    -250,67 (-0,90%)
     

Cuando un programa similar a 'First Dates' tuvo entre sus solteros a un asesino en serie

·6 min de lectura

El amor es de las necesidades más importantes del ser humano (lo dice incluso la psicología con la teoría de la pirámide de Maslow y la jerarquía de necesidades básicas), un requisito tan esencial que convive abiertamente en nuestro diálogo habitual, en la literatura, el cine y, por supuesto, la televisión donde muchos programas han recurrido a las citas a ciegas como escenario de sus historias. Desde Amor a primera vista en las autonómicas, a Viva los novios en Telecinco, pasando por Un príncipe para..., Me quedo contigo, MyHyV y el programa por excelencia de las citas en la actualidad, First Dates.

Son tantos los concursantes que pasan cada semana por ese restaurante televisivo que no podemos más que quitarnos el sombrero por el tremendo trabajo de casting, compatibilidad y show que realizan detrás. Pero no solo en First Dates, sino en todos los programas que se dedicaron a la búsqueda del amor a lo largo y ancho del planeta. Que son muchos. Muchísimos. Sin embargo, ese trabajo no estuvo a la altura en una ocasión cuando un asesino en serie se coló entre los solteros de oro del día.

Foto de Rodney James Alcala condenado a la pena capital por el asesinato de la niña de 12 años Robin Samsoe en 1979. (File Photo by Digital First Media/Orange County Register via Getty Images)
Foto de Rodney James Alcala condenado a la pena capital por el asesinato de la niña de 12 años Robin Samsoe en 1979. (File Photo by Digital First Media/Orange County Register via Getty Images)

Corría el año 1978, exactamente el miércoles 13 de septiembre, cuando una mujer llamada Cheryl Bradshaw participaba en el programa de televisión estadounidense The Dating Game (que podríamos traducir como El juego de las citas). Con un formato similar a Amor a primera vista y Viva los novios en España, aquel concurso contaba con una candidata que debía elegir una cita haciendo preguntas a tres solteros pero sin verlos en ningún momento. Y uno de ellos llamó su atención: un fotógrafo “exitoso” cuyos hobbies eran el paracaidismo y viajar en motocicleta, que se dejó llevar con un flirteo televisivo de tono sexual.

Cheryl escogió al "soltero número uno", se saludaron y quedaron para concertar la cita que les preparaba el programa. Sin embargo, después de pasar unos segundos con él, la mujer se negó a seguir adelante asegurando a la producción que le había parecido “siniestro”. Sin saberlo, su intuición estaba acertada: el soltero se llamaba Rodney Alcala y en aquel momento ya había violado y asesinado, al menos, a cuatro mujeres. Era un asesino en serie que se mantuvo activo antes y después de exponer su rostro en el programa sin que nadie se diera cuenta.

Resulta curioso ver ahora el vídeo en cuestión, en donde el coqueteo sexual se antoja forzado por pura intención televisiva. En un momento Cheryl revela que es profesora de arte dramático y le pide que recree una audición como si era fuera un señor mayor "sucio", a lo que Alcala responde haciendo gruñidos y pidiéndole que se acerque.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Resulta que The Dating Game, que fue uno de los más exitosos en la historia de los programas de citas a ciegas en EE.UU., no verificaba los antecedentes de sus concursantes sino que simplemente tomaban su palabra como fuente de información. Sin embargo, si lo hubieran hecho, habrían descubierto que ese soltero guaperas había sido sentenciado a tres años de prisión por violar y golpear con una barra de acero a una niña de 8 años llamada Tali Shapiro. La pequeña salvó su vida en 1968 porque un hombre alertó a la policía tras ver que la niña se comportaba de manera extraña al bajar del coche con un hombre. Alcala huyó y se mudó a Nueva york, matriculándose en la universidad bajo el nombre John Berger, donde incluso asistió a clases del mismísimo Roman Polanski. En 1971 fue capturado y sentenciado por la agresión, logrando la libertad condicional en 1974 aunque menos de dos meses más tarde ya había agredido a otra niña de 13. Incluso estaba en la lista de los fugitivos más buscados por el FBI desde 1971. Es decir, un simple chequeo habría servido para alertar al programa, el FBI y la sociedad en general.

Al momento de aparecer en el programa ya había cumplido su condena por las agresiones cometidas y regresado a California, trabajando como tipógrafo en Los Angeles Times mientras deambulaba por las calles de la ciudad buscando a hombres, mujeres y niños que posaran para él, asegurando que era un fotógrafo de moda profesional. Además, según testigos que vieron su portafolio, se trataba en su mayoría de fotos de contenido sexual y explícito.

Pero varios meses después de su paso por el programa, un 20 de junio de 1979, se descubrió el cuerpo de una niña de 12 años, Robin Samsoe, que había desaparecido de camino a su clase de ballet cuando unos minutos antes un supuesto fotógrafo le habia pedido a ella y sus amigas que posaran para él. Fue gracias al sketch dibujado con el testimonio de una de las niñas que la imagen del asaltante comenzó a circular hasta llegar a manos del agente de libertad condicional del propio Rodney Alcala, que lo reconoció enseguida.

El asesino fue sentenciado a la pena capital por el asesinato de la pequeña. Primero en un juicio de 1980 que más tarde fue anulado por la Corte Suprema de California a raíz de un tecnicismo alegando que el jurado había conocido las ofensas sexuales previas del acusado, influenciando el veredicto. El segundo juicio, celebrado en 1986, volvió a sentenciarlo a la silla eléctrica pero fue nuevamente anulado. Sin embargo, todos estos problemas legales sirvieron para dar tiempo a la expansión de la investigación, descubriendo más víctimas gracias a las nuevas pruebas de ADN.

El asesino en serie Rodney Alcala durante la sentencia del Juez Francisco Briseno en Santa Ana el 30 de marzo de 2010. (Photo by Michael Goulding/MediaNews Group/Orange County Register via Getty Images)
El asesino en serie Rodney Alcala durante la sentencia del Juez Francisco Briseno en Santa Ana el 30 de marzo de 2010. (Photo by Michael Goulding/MediaNews Group/Orange County Register via Getty Images)

De esta manera, el tercer juicio incluyó el asesinato de otras cuatro mujeres que tuvieron lugar entre 1977 y 1979. Antes y después de su paso descarado por The Dating Game. Pasarían varios años hasta que se celebrara el juicio en 2010, donde Alcala armó un show similar al de Ted Bundy defendiéndose a sí mismo sin abogado. Como si fuera una obra teatral, cumplió los roles de interrogador y acusado, haciéndose las preguntas a sí mismo cambiando el tono de voz según el papel que le tocara jugar. En el caso de los cuatro asesinatos añadidos solo dijo que no recordaba haberlos cometido. Y entonces fue sentenciado a la pena capital de nuevo, por tercera vez. En 2013 recibió otra sentencia de 25 años a cadena perpetua por otros dos asesinatos más cometidos en Nueva York tambien en los 70s.

A su vez, la investigación liberó al público unas 120 fotografías suyas con la intención de resolver más casos. Al parecer, unas 21 mujeres se autoidentificaron y varias familias dijeron reconocer a seres queridos desaparecidos años atrás. Hay quienes creen que las victimas de este asesino podrían sumarse en decenas mientras varios expertos han comparado a Rodney Alcala con Ted Bundy, no solo porque se desconoce el número total de sus víctimas, sino porque era una especie de “máquina asesina” que golpeaba, mordía, violaba y estrangulaba a sus víctimas. Incluso disfrutaba con el acto estrangulando a las mujeres hasta que perdían la conciencia solo para esperar a que la recuperaran y repetir el proceso hasta que finalmente morían.

Rodney Alcala murió el 24 de julio de 2021 a los 77 años por causas naturales cuando llevaba más de 35 años en el corredor de la muerte.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente