Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.225,60
    -4,10 (-0,04%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.257,98
    +16,86 (+0,40%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0798
    -0,0113 (-1,04%)
     
  • Petróleo Brent

    79,76
    -2,41 (-2,93%)
     
  • Oro

    1.865,90
    -50,40 (-2,63%)
     
  • BTC-EUR

    21.693,40
    -137,40 (-0,63%)
     
  • CMC Crypto 200

    535,42
    -1,43 (-0,27%)
     
  • DAX

    15.476,43
    -32,76 (-0,21%)
     
  • FTSE 100

    7.901,80
    +81,64 (+1,04%)
     
  • S&P 500

    4.136,48
    -43,28 (-1,04%)
     
  • Dow Jones

    33.926,01
    -127,93 (-0,38%)
     
  • Nasdaq

    12.006,96
    -193,86 (-1,59%)
     
  • Petróleo WTI

    73,23
    -2,65 (-3,49%)
     
  • EUR/GBP

    0,8954
    +0,0038 (+0,43%)
     
  • Plata

    22,40
    -1,22 (-5,17%)
     
  • NIKKEI 225

    27.509,46
    +107,41 (+0,39%)
     

¿Cuánto contamina teñir la ropa y qué alternativas sostenibles hay?

tie dyed tee shirts hanging from a clothes line
¿Existen los tintes de ropa sostenibles?Melissa Ross - Getty Images

Comprar ropa con conciencia está de moda y desde que la sostenibilidad está en la agenda de la mayor parte de las marcas, nos resulta todavía más fácil apostar por aquellas que buscan mejorar su impacto en el medioambiente y en la sociedad. Para tomar buenas decisiones, es importante estar informada, y es por ello que hemos convertido en nuestra misión introducirte a todas las maneras de las que puedes disfrutar de la moda cuidando el planeta. Optar por prendas algodón orgánico es el gesto con el que más estamos familiarizadas, pero existen muchos otros ámbitos en los que podemos contribuir. Por ejemplo, preferir prendas fabricadas con materiales reciclados, la trazabilidad de la ropa o comprar prendas y accesorios de segunda mano y vintage. Que por cierto, si este tipo de tiendas te agobian, tenemos una guía sobre qué tipos de prendas merece la pena comprar en la segunda mano.

Pero hoy no venimos a hablar de bolsos de Chanel reacondicionados baratos ni de nylon reciclado, sino de uno de los grandes problemas medioambientales que genera la moda: el teñido de textiles. Solo un 3,5% aproximadamente de toda el agua del planeta es apta para el consumo humano, agua que se suele obtener de los ríos y manantiales, por donde transcurre el agua dulce. Pero ¿qué pasa si las fábricas vierten a estos ríos el agua que emplean para enjuagar los tintes de la ropa? Exacto, que deja de ser potable. A continuación te hacemos la ‘chuleta’ con todos los problemas medioambientales que generan los tintes, así como las alternativas ‘eco’ con las que podemos seguir vistiendo multicolor mientras cuidamos del planeta.

Cómo los tintes dañan el medioambiente

young woman waching tie dye clothes at home sink
Volanthevist - Getty Images

Ser consciente del problema de los tintes textiles viviendo en Occidente es complicado, sobre todo si no has visitado países como la India o China, donde los ríos adoptan todos los colores menos el azul natural a causa de los vertidos de las fábricas. Uno de los casos más sonados es el del río Yangtze, que recibe el 40% de los deshechos industriales del país. Ni que decir tiene que los ciudadanos no pueden beber ni hacer uso de ese agua, ya que uno de los componentes más empleados en el teñido son los nonilfenoles etoxilados (NPE), sustancias altamente tóxicas y cancerígenas que además terminan por beber los peces, tal y como explica Greenpeace. Pero este es solo uno de los muchos problemas que genera el uso de tintes sintéticos en la industria de la moda:

El empleo de productos químicos: Las fábricas acostumbran a verter los residuos del teñido de las prendas en los ríos, residuos que acostumbran a ser un cóctel de sustancias químicas cancerígenas, tintes, sales y metales pesados que no solo dañan el medio ambiente, sino que también contaminan las fuentes esenciales de agua potable. Según un reportaje de investigación llevado a cabo en 2020 por la CNN, estos químicos se emplean tanto para dar el aspecto deseado a la prenda, que puede ser desde fijar un color hasta decolorar la prenda. Se calcula que unos 72 tipos de tintes de los empleados en ropa son tóxicos y una vez alcanzan los ríos, se acumulan hasta el punto en que se impide que la luz penetre en la superficie, lo que impide que las plantas hagan la fotosíntesis y que los animales acuáticos sobrevivan.

making tie dye clothes at home on pink, yelow and purple for summer
Volanthevist - Getty Images

El derroche de agua: Según la Ellen McArthur Fundation, cada año la industria de la moda emplea 93 billones litros cúbicos de agua para sus procesos de producción, suficiente como para llenar 37 millones de piscinas olímpicas que más que piscinas, se parecerían a ollas de productos tóxicos con graves riesgos para la salud. Esto, sumado a que casi tres cuartas partes del agua consumida por los molinos para teñir ropa termina convertida en residuo no potable, contribuyen al gran desperdicio de agua de la moda, al cual se suma la plantación de algodón y las técnicas de lavado y fabricación de la tela vaquera.

El impacto social en la población: Es ampliamente sabido y conocido que las grandes industrias del ‘fast fashion’ tienen sus centros de producción en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, donde la regulación medioambiental es más laxa y la mano de obra más barata. Así, la ropa nos sale muy, muy barata, pero a un gran coste para las personas que viven y trabajan cerca de estas fábricas. La contaminación de los ríos deja sin agua potable a muchas comunidades como las de ciudades como Bangladesh o Dhaka, que además se ven afectadas por las enfermedades que estos productos tóxicos desencadenan.

Los tintes naturales: la alternativa más ‘eco’

india, rajasthan, sari factory
Tuul & Bruno Morandi - Getty Images

Está claro que el color es una parte esencial del proceso de diseño de una prenda, es por eso que cada año y cada temporada hay unos colores que son tendencia y que incluso hay teorías como la colorterapia desarrolladas en torno a su uso en la vestimenta. Por supuesto, el primer y gran paso para detener un desastre medioambiental mayor, lo primordial es que se generen leyes y regulaciones gubernamentales en los países donde se sitúa la mayor parte de la industria. Pero mientras tanto, nos alegra saber que algunas marcas ya están probando tintes naturales en sus procesos de teñido. ¿Cómo se obtienen? Se trata de colorantes que se extraen de plantas, insectos y minerales y que tienen la calidad de teñir fibras naturales como el algodón, el yute, la lana, la seda... Estas son las más novedosas y populares que puedes encontrar aplicadas a la ropa según Fashion Revolution:

tie dyed tee shirts hanging from a clothes line
Etsy

Ecoprint: una técnica de estampación natural con hojas frescas.

BundleDye: una técnica de estampación natural en que se utiliza el vapor para transferir materiales vegetales sobre la tela.

Shibori: una técnica tradicional japonesa de teñido. El diseño se consigue moldeando un trozo de tela, creando zonas de reserva y teniéndolo.

Al mismo tiempo, algunas marcas han dado sus propios pasos para mejorar sus productos y hacerlos más sostenibles desde el punto de vista del teñido. Levi’s ha lanzado la colección WellThread, en la que se emplean tintes de origen vegetal y el algodón orgánico. Por su parte, H&M lanzó una colección con la empresa Colorifix, que se enfoca en buscar maneras naturales de aplicar y fijar pigmentos de color. En el lado más exlcusivo de la moda, la diseñadora Stella McCartney no sólo apuesta por utilizar tejidos veganos, materiales reciclados y pelo sintético en sus colecciones, sino que también está investigando el uso de técnicas de teñido más respetuosas con el medioambiente. Así que ya sabes, la próxima vez que te vayas de compras, busca la etiqueta de teñido natural, estarás ayudando a que el planeta sea un lugar un poquito mejor para todos.