Mercados españoles cerrados

Papel higiénico, el regalo más cotizado por la crisis del coronavirus COVID-19

David Ramli y Abhishek Vishnoi
Empresas en Asia están regalando a sus empleados y clientes papel higiénico como un gesto de hacer negocio, debido a la escasez por el COVID-19. (Foto: Getty Images).

(Bloomberg) -- En el arriesgado mundo de los obsequios en los ejes financieros de Asia, los bolígrafos Montblanc y las carteras de piel están pasadas de moda: el papel higiénico y las máscaras quirúrgicas son, sin duda, lo que se lleva ahora.

A medida que el temor al nuevo coronavirus (Covid-19) se propaga por toda la región, las farmacias y supermercados en Hong Kong y Singapur se están quedando sin suministros básicos como papel higiénico, toallitas de papel, desinfectante para manos y, en especial, máscaras faciales.

Ello ha presentado una oportunidad para los proveedores de servicios financieros que quieren impresionar a los clientes y reforzar las relaciones. El negocio de Singapur del proveedor de negociación por internet IG Group repartió paquetes con máscaras faciales N95 de 3M Co., termómetros digitales y botellas de antiséptico Dettol.

IG comenzó a distribuir los regalos después de que Singapur elevase la alerta viral a naranja, un nivel crítico. Lo que comenzó como una idea divertida del equipo de gestión local de la compañía cobró impulso rápidamente y ahora su personal y clientes han estado recibiendo los paquetes de atención en la oficina y por correo. El obsequio ha llegado en el momento justo, ya que algunos bancos en todo el distrito central de negocios evacúan sus oficinas y piden a los empleados que trabajen desde casa.

“Comenzó como una precaución para amigos y familiares y después otros empezaron a preguntar cómo obtener las máscaras y otras cosas”, dijo Terence Tan, jefe de desarrollo comercial de IG Asia Pte. “Entonces pensamos: ¿por qué no conseguir estas cosas para nuestro personal y clientes?

Tan dijo que los primeros paquetes para clientes se han enviado hoy y enviarán más paquetes a medida que reciban suministros adicionales.

El estadounidense Joel Werner gestiona el fondo de inversión libre Solitude Capital Management en Hong Kong. El 10 de febrero, compró el equivalente a 216 rollos de papel higiénico por Amazon.com Inc. después de que su familia intentase en vano encontrar alguno en Hong Kong durante varios días. El envío costó US$200 pero cree que valió la pena. Se quedó con la mitad del pedido y planea dar la otra mitad a amigos y compañeros.

“Es un regalo mejor que el vino ahora”, dijo.

Los artículos del hogar también están cobrando protagonismo en la vida social de aquellos en los centros financieros. A los amigos que se reunieron en un restaurante en Hong Kong esta semana se les pidió que trajeran máscaras faciales o papel higiénico para un sorteo.

Y en una señal de amor en la época del coronavirus, fotos de ramos hechos de fideos instantáneos y verduras, en lugar de rosas, circulan por los grupos financieros de WhatsApp en Singapur por el Día de San Valentín después de que la fiebre de compras obligase a los supermercados a fijar límites.

Todo demuestra que en un momento de crisis, lo que cuenta es la intención... y el grosor del papel higiénico.

Noticias relacionadas

Transfieren a tierra a los primeros pasajeros del crucero en cuarentena en Japón

Un maratoniano chino en cuarentena por el coronavirus corre 50 kilómetros en su casa

Nota Original:Toilet Paper Is the Hot New Currency in Singapore and Hong Kong

--Con la colaboración de Sheridan Prasso y Bei Hu.

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reporteros en la nota original: David Ramli en Singapore, dramli1@bloomberg.net;Abhishek Vishnoi en Singapore, avishnoi4@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Katrina Nicholas, knicholas2@bloomberg.net, Jodi Schneider, Cristina Jimenez

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.