Anuncio
Mercados españoles abiertos en 1 hr 59 mins
  • S&P 500

    5.431,60
    -2,14 (-0,04%)
     
  • Nasdaq

    17.688,88
    +21,28 (+0,12%)
     
  • NIKKEI 225

    37.977,71
    -836,85 (-2,16%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0707
    -0,0002 (-0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    82,36
    -0,26 (-0,31%)
     
  • Bitcoin EUR

    62.029,32
    +245,42 (+0,40%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.406,08
    -11,79 (-0,83%)
     
  • Oro

    2.338,40
    -10,70 (-0,46%)
     
  • HANG SENG

    17.978,30
    +36,52 (+0,20%)
     
  • Petróleo WTI

    78,17
    -0,28 (-0,36%)
     
  • EUR/GBP

    0,8439
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Plata

    29,28
    -0,19 (-0,65%)
     
  • IBEX 35

    10.992,30
    -73,80 (-0,67%)
     
  • FTSE 100

    8.146,86
    -16,81 (-0,21%)
     

Credit Suisse: empleados deben volver a trabajar “como de costumbre”

(Bloomberg) -- El colapso de Credit Suisse Group AG resonó desde Sídney hasta Nueva York el lunes, pero el mensaje para los empleados fue fuerte y claro: hay que trabajar.

Las bonificaciones y los aumentos salariales seguirán en pie tras una semana agitada que terminó con la adquisición del banco por parte de su mayor rival, UBS Group AG, dijo el banco en un memorando al personal en el que los instó a continuar trabajando “como de costumbre”.

UBS le recordó a los empleados que no divulgaran ninguna confidencialidad comercial a sus nuevos colegas mientras no se hubiera cerrado la adquisición de emergencia negociada en las conversaciones de crisis durante el fin de semana. “Credit Suisse sigue siendo nuestro competidor”, escribió el director ejecutivo, Ralph Hamers, en un memorando a los empleados.

Si bien nada era como de costumbre en las oficinas de Credit Suisse desde Tokio hasta Nueva York, no salían banqueros de los edificios con sus pertenencias personales en cajas, una de las imágenes que marcaron la crisis financiera de 2008. En cambio, los ejecutivos buscaron reunir a los empleados mientras la preocupación sobre los empleos se mezclaba con una sensación de alivio porque la empresa al menos había evitado el destino de Lehman Brothers Holdings Inc. hace casi 15 años.

ANUNCIO

“Sabemos que muchos de ustedes han seguido la intensa cobertura mediática durante las últimas 48 horas sobre el futuro de Credit Suisse y entienden la enorme incertidumbre y estrés que esto ha causado”, dijeron en nombre de Credit Suisse Axel Lehmann, presidente, y Ulrich Koerner, director ejecutivo, en un memorando.

“Tengan en cuenta que no hay un impacto inmediato en nuestros clientes y en nuestras operaciones de trabajo diarias”, escribieron. “Nuestras sucursales y oficinas globales permanecerán abiertas, y todos los colegas deben seguir viniendo a trabajar”.

Un portavoz de Credit Suisse declinó comentar.

UBS no ha detallado cuántos puestos de trabajo podrían estar en juego por la fusión, aunque indicó que el número será significativo. La firma dijo en un comunicado el domingo que planea reducir la base de costos anuales de la compañía combinada en más de US$8.000 millones para 2027. Eso es casi la mitad de los gastos de Credit Suisse el año pasado.

Asia es una región que podría verse afectada porque los dos bancos ocupan los primeros lugares en gestión de patrimonio en la región, lo que conlleva el riesgo de que los clientes que actualmente tienen dinero con ambas firmas transfieran parte del mismo a un competidor para evitar tener demasiada exposición a un sola firma.

El ánimo era más sombrío para los banqueros de inversión en Estados Unidos, que estaban a la espera de conocer el destino de un ambicioso plan de Credit Suisse para expandir los mercados de capitales y el negocio de asesoría bajo la famosa marca First Boston. UBS no dijo el domingo si ese plan seguía intacto, pero el presidente, Colm Kelleher, dejó en claro que estaba decidido a recortar la unidad de valores.

“Seré muy específico sobre esto: UBS tiene la intención de reducir el negocio de banca de inversión de Credit Suisse y alinearlo con nuestra cultura de riesgo conservadora”, dijo Kelleher en una conferencia de prensa en la que se anunció el acuerdo.

El desánimo se siente en Nueva York. Un banquero de inversiones que caminaba hacia el trabajo usó un lenguaje agudo para describir su molestia con los jefes suizos. Tal como él ve las cosas, ellos no entienden la banca de inversión y sus riesgos necesarios.

Nota Original:Credit Suisse Tells Staff to Go to Work as Somber Mood Sets In

--Con la colaboración de Denise Wee, Saikat Das, Preeti Singh, Takashi Nakamichi y Sing Yee Ong.

More stories like this are available on bloomberg.com

©2023 Bloomberg L.P.