Mercados españoles cerrados en 6 hrs 50 min
  • IBEX 35

    9.017,00
    -32,30 (-0,36%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.137,08
    -21,55 (-0,52%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0831
    -0,0026 (-0,24%)
     
  • Petróleo Brent

    83,85
    -1,05 (-1,24%)
     
  • Oro

    1.922,20
    -17,00 (-0,88%)
     
  • BTC-EUR

    21.158,82
    -533,58 (-2,46%)
     
  • CMC Crypto 200

    519,52
    -18,35 (-3,41%)
     
  • DAX

    15.038,12
    -87,96 (-0,58%)
     
  • FTSE 100

    7.732,51
    -52,36 (-0,67%)
     
  • S&P 500

    4.017,77
    -52,79 (-1,30%)
     
  • Dow Jones

    33.717,09
    -260,99 (-0,77%)
     
  • Nasdaq

    11.393,81
    -227,90 (-1,96%)
     
  • Petróleo WTI

    76,77
    -1,13 (-1,45%)
     
  • EUR/GBP

    0,8788
    +0,0004 (+0,05%)
     
  • Plata

    23,20
    -0,53 (-2,22%)
     
  • NIKKEI 225

    27.327,11
    -106,29 (-0,39%)
     

Crítica de 'El protector (The Enforcer)': el sicario Antonio Banderas

antonio banderas en
Crítica de 'El protector (The Enforcer)'Vértice Cine

Seguramente los milenials no sabrán jamás entender a la Millenium, la única productora de cine, mayoritariamente de acción, que queda (reinventándose cada poco, un poco también como Ruíz Mateos su holding) y que en tiempos donde productos como este enésimo El protector (que en el original tampoco lo es porque The Enforcer fue aquí Harry el ejecutor, la tercera de Harry el Sucio) mueren en soledad entre cientos de films en las plataformas reivindica el placer nada milenial de ir a una sala de exhibición y degustar un thriller que hace de su falta de originalidad su mayor virtud.

Hemos visto cientos de veces la historia del tipo malote que se redime a tiros y a golpes asumiendo una última misión que se sale de su código estricto de criminal. Cientos de veces que equivalen al mismo número de joyas del cine negro clásico de hace seis décadas o de hace menos. El asesino a sueldo, el profesional frío como un témpano, que de repente, en el todavía no vislumbrado ocaso de su carrera decide defender a una niña, a una chica explotada, a una prostituta o a alguien a quien no debería y que despierta, además de su furia, su humanidad.

El Barracuda (Cuda para los inexistentes amigos) que Antonio Banderas encarna, con un insólito ritmo calmado, casi zen y absolutamente melvilliano (por Jean-Pierre Melville), en El protector (The Enforcer) sabe que todo va a estar en su contra cuando se implica personalmente (nada fríamente, salvo cuando elimina enemigos) en una cruzada que tiene más de salvarse a él mismo que a la muchacha a la que protege en el film. Nada que no hayamos visto antes en el Jason Statham de Safe o de la saga Transporter, o incluso el Statham ladrón de Parker, según las novelas de Richard Stark/Donald E. Westlake (y el film de Richard Hughes es muy deudor del estilo seco de las novelas de Stark). O en el Jean Reno Léon y profesional de Luc Besson, lo mismo que Kevin Costner en Tres días para matar, otra producción Besson dirigida en modo videoclipero por McG.

Es en ese déjà vu donde este thriller ambientado en una soleada Miami (en realidad Tesalónica, Grecia) dominada por la oscuridad te gana como espectador. Te gana porque el guión no es una mera sucesión de secuencias de acción (que también, y olé por ellas), sino que te coloca en esa maravillosa tesitura tan cinematográfica de empatizar con un tipo poco recomendable porque se carga a gente peor que él. Mucho de este mérito, Antonio Banderas aparte y el ir al grano con eficacia narrativa del director, Richard Hughes, reside en el guión. Igual W. Peter Iliff no les suene a los milenials que conciben el cine de acción como un tik tok acelerado, o que piensen que el no va más del thriller es The Rock, Gal Gadot y Ryan Reynolds en Alerta roja. A Iliff le debemos el argumento y el guión de Le llaman Bodhi (Kathryn Bigelow, 1990), y como allí, aquí volvemos a tener a un protagonista incapaz de conciliar su trabajo, su obligación, con sus sentimientos humanos. Alguien que se ve en la tesitura de no ser feliz haciendo lo que se espera que haga. Iliff sitúa a Cuda al otro lado de la ley (no es un policía como el interpretado por Keanu Reeves… que era feliz siendo un delincuente), pero sus cuitas son las mismas: arreglar su desastrosa vida familiar/conyugal convirtiéndose en el inesperado ángel guardián de una mujer a la que semanas antes ni siquiera habría considerado más que algo prescindible.

El protector (The Enforcer) también te obliga como espectador a tomar una decisión: hacerle el vacío a una serie B que reivindica a la serie B vista en su hábitat natural, un cine, o echarle un vistazo perezoso alguna noche en una plataforma o en un canal como Cuatro entre cortes publicitarios y promociones de programas. Que cada cual haga lo que quiera, faltaría más, pero, queridos milenials y alérgicos a la Millenium y similares, como cantaban The Korgis en 1980 Everybody’s got to learn sometimes.

Para protectores del thriller serie B de toda la vida

FICHA TÉCNICA

Dirección: Richard Hughes Reparto: Antonio Banderas, Kate Bosworth, 2 Chainz, Mojean Aria, Zolee Griggs, Natalie Burn País: Estados Unidos Año: 2022 Fecha de estreno: 9–12-2022 Género: Acción Guion: W. Peter Iliff Duración: 90 min.

Sinopsis: Un sicario de la mafia de Miami (Antonio Banderas) deberá sacrificarlo todo para salvar a una joven que se ha juntado con quién no debía: la jefa de la organización criminal para la que él trabaja, una femme fatale involucrada en el turbio mundo del cibersexo. El protagonista se verá obligado a tirar de contactos, y otros recursos menos ortodoxos, para salvar a la chica y resolver sus problemas.