Mercados españoles cerrados

Coronavirus: "Se va a producir una destrucción generalizada del sector minorista"

Un ciudadano pasea junto a una tienda cerrada de Macy's en Nueva York. (Foto: Victor J. Blue/Getty Images)

Al final, puede que Amazon (AMZN) resulte no ser quien acabe con las principales cadenas de tiendas minoristas.

Las tiendas están cerradas en todo Estados Unidos debido a que los gobiernos estatales han ordenado que la gente se quede en su casa y que las empresas cierren para frenar la propagación del mortal coronavirus. Aunque cadenas minoristas como Dick’s Sporting Goods, Abercrombie & Fitch y otras esperan reabrir sus tiendas en las próximas semanas, a medida que vayan aumentando las infecciones en Estados Unidos, muchos expertos no están seguros de si el cierre se alargará hasta mayo o junio. Además, no queda claro cuántas ganas tendrán los consumidores de gastar cuando reabran las tiendas, dado que pueden haber sido despedidos del trabajo o tener deudas contraídas para afrontar dichos despidos.

Esto tiene todos los ingredientes para convertirse en un desastre para el sector minorista ‒principalmente los grandes almacenes‒ que sigue acarreando deuda bancaria y una pesada carga de costosos alquileres.

“Se va a producir una destrucción generalizada del sector minorista en Estados Unidos”, dijo en The Final Round de Yahoo Finance el fundador y presidente de PJ Solomon, Peter Solomon. Solomon ha dedicado décadas a facilitar acuerdos y realizar reestructuraciones en el ámbito de la venta minorista, por lo que su toque de atención debería llegar a los inversores que estén pensando en tantear este espacio golpeado.

“Se van a ver una cantidad importante de quiebras porque hay varios minoristas que tienen apalancamiento. No se puede frenar la demanda mientras exista en el país y hacer que sobrevivan”, dijo Solomon. “Pagan alquiler. Pagan intereses. Pagan a sus trabajadores. Tendrán que dejar de pagar a sus trabajadores en un par de semanas”.

Sin embargo, Solomon dice que a minoristas como Walmart y Target les debería seguir yendo bien, pero cree que el coronavirus “acabará” con los grandes almacenes y otros establecimientos sobrecargados de deuda.

La agencia de calificación S&P parece estar de acuerdo con Solomon.

Compradores acceden y agarran sus carritos en una tienda Target en Newport, Kentucky (AP Photo / John Minchillo, imagen de archivo).

El lunes, el S&P recortó sus calificaciones de deuda y perspectivas de crédito en Nordstrom y Kohl’s ‒dos influyentes grandes almacenes‒ refiriéndose a la preocupación por la demanda debido al brote de coronavirus.

“Esperamos que la propagación del coronavirus dé como resultado una caída rápida y severa del gasto de los consumidores este año, ya que las restrictivas órdenes para contener el brote y acabar con la confianza cambian drásticamente el comportamiento del consumidor a corto plazo”, escribieron analistas de S&P.

Nordstrom salió algo mal parada del análisis de S&P. “Creemos que los resultados operativos de Nordstrom serán considerablemente más débiles de lo que esperábamos, lo cual ejercerá presión sobre la calificación de crédito y posiblemente tenga que modificar su cláusula de apalancamiento máximo”, escribieron los analistas.

El comentario sobre Kohl’s no fue mucho mejor.

“Según nuestros supuestos de pronóstico para Kohl's, ahora esperamos que se debilite considerablemente la generación de ganancias y que el apalancamiento aumente de forma significativa en 2020”, dijo S&P.

Artículos relacionados:


Brian Sozz