Los contribuyentes netos frenan un pacto sobre presupuesto UE para forzar más recortes

Rajoy y Hollande forman un frente común para impedir una mayor caída del gasto

BRUSELAS, 23 (EUROPA PRESS)

Los países contribuyentes a las arcas comunitarias, liderados por Reino Unido y Alemania, han frenado este viernes un acuerdo sobre el presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020 para forzar recortes superiores a los 80.000 millones propuestos por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, respecto al plan original de Bruselas (1,033 billones de euros para siete años).

"No tenemos el acuerdo que queríamos, pero hemos parado lo que hubiera sido un acuerdo inaceptable", ha sostenido el primer ministro británico, David Cameron, el más militante, en la rueda final del Consejo Europeo tras el fracaso de las negociaciones presupuestarias.

El diálogo se retomará en una nueva cumbre extraordinaria a principios de 2013 para la que todavía no hay fecha.

"El acuerdo sobre la mesa del presidente del Consejo Europeo no era bastante bueno para Reino Unido ni para otros países como Alemania, Holanda, Dinamarca Suecia y Finlandia", ha señalado.

"Nuestro mensaje es claro. Tenemos que recortar gastos que no nos podemos permitir. Es lo que está ocurriendo en nuestro país y debe ocurrir aquí, y por eso rechazamos el acuerdo que había sobre la mesa", ha resaltado Cameron.

El ajuste extra que reclama Reino Unido asciende a 30.000 millones de euros, según ha desvelado el presidente francés, François Hollande. Y el objetivo prioritario donde concentrar los recortes son los eurofuncionarios y las instituciones europeas, que, según ha dicho Cameron, viven en un "universo paralelo".

"200 funcionarios de la Comisión ganan más que yo sin incluir dietas", ha criticado. Otro diplomático de un país contribuyente neto ha destacado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, gana alrededor de 75.000 euros brutos al año y que "no hay mucha gente en la Comisión que gane menos".

La canciller alemana, Angela Merkel, no ha querido precisar el ajuste extra que reclama -aunque fuentes diplomáticas lo cifran entre 10.000 y 20.000 millones de euros-, pero ha dejado claro que ve margen para recortes en "bastantes partidas".

La maniobra de los contribuyentes netos se ha cobrado su primer resultado con el anuncio de Van Rompuy de que probablemente planteará recortes adicionales en la propuesta que presente a la cumbre del año que viene.

"Mi sensación es que podemos ir más allá (con los recortes)", ha dicho Van Rompuy en la rueda de prensa final. "Pero ello exige más trabajo preparatorio y tiene que ser equilibrado, bien preparado y no improvisado porque afecta a trabajos, también al personal (de las instituciones europeas), a cuestiones sensibles", ha proseguido.

"Pero no excluyo en absoluto que vayamos más allá", ha apuntado.

En todo caso, el presidente del Consejo Europeo ha destacado que su propuesta de compromiso ya es "muy restrictiva" con recortes "importantes" de 80.000 millones de euros respecto al plan original de Bruselas y de 20.000 millones (el 2%) respecto al marco presupuestario vigente (2007-2013).

La cumbre ha vuelvo a poner en evidencia la gran distancia entre Merkel y Hollande, que ha abandonado el grupo de los países amigos de "gastar mejor", pese a ser Francia el segundo contribuyente neto al presupuesto comunitario, y ha formado un frente común con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y con los países de la cohesión para defender las ayudas agrícolas y regionales.

"Alemania no quería aislar a Reino Unido y Francia quería que los países de la cohesión fueran escuchados", ha señalado Hollande. A su juicio, la propuesta de Van Rompuy es "razonable", aunque necesita mejoras en agricultura que ha cifrado en 6.000 millones de euros, y no aceptará un presupuesto "muy por debajo" de ese plan.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que está "razonablemente satisfecho" con el resultado de la cumbre, ya que considera que España sale "con unas condiciones mejores que con las que entró". Van Rompuy ha ofrecido a España un fondo específico de 2.750 millones de euros, además de mejoras en las subvenciones agrícolas y regionales.

También el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, se ha mostrado satisfecho con la última propuesta del presidente del Consejo Europeo, hasta el punto de retirar su amenaza de veto. "Esta propuesta es mejor para Portugal, pero todavía queda mucho trabajo por hacer", ha sostenido.

Por su parte, el primer ministro polaco, Donald Tusk, ha asegurado haber recibido de todos los Estados miembros garantías de que cualquier recorte adicional a la propuesta de Van Rompuy no afectará a los fondos de cohesión ni a las ayudas agrícolas.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha avisado de las graves consecuencias de una falta de acuerdo a principios de 2013. "El coste de no tener un presupuesto sería enorme, no sólo para el funcionamiento de la Unión, sino para la economía en Europa, la previsibilidad de las inversiones", ha apuntado.

"Habría costes políticos, económicos, institucionales y sociales muy grandes si no encontramos en los plazos previstos un acuerdo", ha insistido.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD