Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.279,16
    +5,12 (+0,12%)
     
  • Nasdaq

    12.975,37
    +37,24 (+0,29%)
     
  • NIKKEI 225

    28.942,14
    -280,63 (-0,96%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0090
    -0,0090 (-0,89%)
     
  • Petróleo Brent

    97,36
    +3,71 (+3,96%)
     
  • BTC-EUR

    23.197,55
    -196,30 (-0,84%)
     
  • CMC Crypto 200

    558,61
    +0,87 (+0,16%)
     
  • Oro

    1.771,10
    -5,60 (-0,32%)
     
  • HANG SENG

    19.763,91
    -158,54 (-0,80%)
     
  • Petróleo WTI

    91,40
    +3,29 (+3,73%)
     
  • EUR/GBP

    0,8452
    +0,0009 (+0,11%)
     
  • Plata

    19,45
    -0,28 (-1,40%)
     
  • IBEX 35

    8.430,30
    -4,50 (-0,05%)
     
  • FTSE 100

    7.541,85
    +26,10 (+0,35%)
     

Conoce a Ulrich Richter, el abogado mexicano que demandó a Google y ganó

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·7 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Desde 2015, el abogado mexicano Ulrich Richter se encuentra librando una batalla legal contra una de las compañías tecnológicas más poderosas del mundo: Google.

Todo empezó cuando Richter escribió su nombre en el buscador de Google, solo para encontrarse con un blog en Blogger —plataforma propiedad del gigante tecnológico— llamado: “Ulrich Richter Morales y sus chingaderas a la patria”.

El blog, creado en marzo de 2014, cuenta con un total de ocho entradas en las que se acusa a Richter—sin evidencia alguna— de cometer delitos como narcotráfico, lavado de dinero y falsificación de documentos. Frente a ello, el abogado contactó a Google para pedir su eliminación, argumentando que era ilegal; específicamente, Richter dijo que este usurpaba su identidad, publicaba información falsa, vulneraba sus derechos de autor y fomentaba actividades ilícitas.

Pese a su denuncia, la compañía se negó a eliminarlo, escudándose detrás del concepto de libertad de expresión.

Frente a la negativa de Google, Richter decidió demandar al gigante tecnológico; sin embargo, Google argumentó en primera instancia que, dado que su domicilio se encontraba en Estados Unidos, la compañía no podía ser juzgada en México. Esto no detuvo al abogado y logró llevar a Google a tribunales mexicanos debido a que sí cuentan con oficinas en nuestro país.

A principios de marzo de este año, la jueza Judith Cova Castillo determinó que Google era responsable por “tolerar y permitir la publicidad y divulgación ilícita a nivel mundial de los contenidos del blog en forma injustificada”. Esto obligaba a Google a pagar 2,000 millones de pesos por daño moral por ser “omisa” al no retirar el blog.

Google apeló la decisión, provocando una nueva sentencia en segunda instancia. Esta fue resuelta el 13 de junio por tres magistrados de la Sala Octava de lo Civil de la Ciudad de México a favor de Ulrich Richter. Ahora, se determinó que Google es responsable por permitir la creación y divulgación del blog y que debe pagarle 250 millones de dólares (5,000 millones de pesos mexicanos) por daños morales y punitivos.

Ulrich Richter platicó con Business Insider México sobre su caso y el precedente que deja para el futuro de las defensas de ciudadanos frente a las grandes compañías tecnológicas.

Una batalla legal de 7 años

La compañía americana Google. (Foto: Getty Images)
La compañía americana Google. (Foto: Getty Images)

No es nuevo ver a gigantes tecnológicos como Google o Meta inmiscuidos en problemas legales derivadas de temas como la privacidad o prácticas monopólicas; sin embargo, el conflicto llega a ser más entre reguladores estatales o gobiernos que individuos per se.

Sobre si el abogado alguna vez dudó en emprender acción contra el gigante tecnológico, Richter aseguró que confiaba en que estaba haciendo lo correcto. «Aquí, como a veces se dice, no hay litigante sin suerte. Cuando en un litigio te asiste la razón, yo creo que tienes muchas de las leyes a tu favor», comenta.

«Es un reto emprender una demanda contra una de las empresas más poderosas del mundo porque se han valido de todo lo que te puedas imaginar para dilatar el procedimiento (…). A ellos no les gusta que un ciudadano común y corriente les venga a decir que se han equivocado», agrega.

El abogado dijo que la acción de Google de escudarse tras la libertad de expresión no tenía sentido desde el inicio. «Si tú analizas el blog por el propio nombre, ya te está dando un indicio que no es uno normal; es un blog que, de entrada, ya está insultando a nuestro propio país y causando un sentimiento negativo en mi contra. Hay que distinguir siempre, tratándose de libertad de expresión, en lo que es una información y lo que no lo es; luego, distinguir si esta información es veraz o no y es fake news», explica.

El abogado agrega que Google creó Blogger/Blogspot bajo la idea de que las personas pudieran expresarse libremente en páginas web; sin embargo, el gigante tecnológico fue negligente al no cumplir sus propias políticas de moderación, lo cual lo hace responsable de su contenido.

«Varias de las políticas se rompen, como violación a derechos de autor, usurpación de persona, fomento de una actividad ilícita, fomento al odio. Entonces, yo creo que ahí Google tuvo su error. En las mismas políticas de Blogger se dice que si se rompen, Google procederá a retirar el blog que el usuario alojó. Era evidente que Google debía haber actuado para retirar el blog; ya no digamos por opinión mía y de que estaba violentando mi derecho a la personalidad y dignidad humana, usurpando mi persona; sino porque las políticas se hacen para cumplirse», dice.

A su vez, Richter asegura que la paciencia y la resiliencia fueron claves para llegar hasta dónde está ahora.

«La táctica de Google fue cansarnos, aburrirnos para que nos desmotiváramos del pleito, y así ha sido durante los siete años que llevamos. Pesaban que nos íbamos a desmotivar y que no íbamos a encontrar al autor material del blog, y pues sí lo encontramos y también está demandado», puntualiza.

«Dimos con él porque esta persona se dedicaba a hacer esto cotidianamente, y se lo hizo a varios periodistas que presentaron también investigaciones de tipo criminal ante la PGR. Y derivado de la intervención de la policía cibernética federal, se localizó el aparato de donde habían salido las imágenes grotescas de estos blogs. Una vez que se hizo una inspección de todos los archivos que había, aparecieron también las mías», platica.

La victoria de Ulrich Richter sienta un precedente importante para combatir a grandes tecnológicas

El fallo a favor de Richter significa un parteaguas en cuanto a responsabilizar a Google por el uso irresponsable de terceros de su tecnología y plataformas.

Uno de los precedentes relevantes que sienta esta victoria, de acuerdo con Richter, es que el motor de búsqueda de Google sí puede dar origen a una responsabilidad legal. Ulrich agrega que esto es un golpe relevante para Google, porque se demuestra que, a través de sus plataformas, se puede afectar la dignidad de las personas y su prestigio.

«Google trata que no se le juzgue por nada, porque dice que no tiene domicilio en ningún lado o sucursales. Siempre ha tratado de estar en la nube para no ser tocado por un requerimiento judicial o alguna investigación de tipo monopólico. Ahora, no solo ha sido tocado, sino que se está fallando que su plataforma Blogger, que opera en el motor de búsqueda, sí produce daños morales», enfatiza.

Otro precedente es que ahora Google tendrá que ser más eficiente para cumplir sus políticas, sobre todo si no quiere pagar las consecuencias.

«No puedes publicar que tienes una serie de políticas y no cumpirlas, porque eso ya deriva en una conducta no solo negligente sino dolosa. La directriz para Google ahora es que si tienes políticas, las tienes que cumplir; si no, será responsable de los daños que lo ocasionen», puntualiza.

Richter sostiene que este tipo de justicia se encuentra al alcance de todos.

«Una de las grandes enseñanzas de este asunto es que está al alcance de todos; es decir, se está abriendo un camino que puede seguir cualquier persona. [El caso] fue el primer precedente que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se dijo que cualquier ciudadano mexicano que acuda a la justicia mexicana a demandar a un corporativo extranjero, puede hacerlo aquí», dice.

Richter agrega que ahora ambas partes tienen hasta principios de julio para presentar su juicio de amparo, algo que Google ya dijo que haría. Esto implica que aún queda mucho camino por recorrer para dar por terminada la batalla legal; tan solo el blog que difama al abogado sigue sin ser retirado del servidor de Google.

Sin embargo, Richter está satisfecho con lo que se ha logrado en estos siete años, así como el mensaje que deja a las personas.

«El mensaje aquí es que, cuando te ves perjudicado en tus derechos, tu dignidad y tu buen nombre, no hay que cesar, sino luchar; así sea contra el gigante tecnológico Google o cualquier otra empresa o persona que te ataque».

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Google anuncia una inversión de 1.200 millones de dólares para América Latina

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente