El Congreso examina mañana las recetas del PP y la oposición para el fomento del empleo

El PSOE pide negociar un nuevo marco laboral

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El PP y los partidos de la oposición confrontarán este martes en el Congreso sus recetas para fomentar el empleo, preocupación que ha centrado el grueso de sus resoluciones sobre el Debate del Estado de la Nación. Así, los 'populares' recogen fundamentalmente lo que anunció el propio presidente, Mariano Rajoy, con medidas para emprendedores, pymes y jóvenes, algunas de las cuales ya han sido aprobadas en el Consejo de Ministros.

En concreto, piden apoyos fiscales al crecimiento empresarial como deducciones de hasta el 10% en la cuota de Sociedades sobre los beneficios que las empresas con un volumen de negocio inferior a los 10 millones de euros reinviertan en otros proyectos, o de hasta el 15% de la cuota estatal del IRPF para quienes aporten capital semilla o se conviertan en 'business angels'.

Además, proponen crear la figura del 'emprendedor de responsabilidad limitada', ampliar y flexibilizar el concurso judicial para que sea una alternativa ágil y sencilla; y simplificar los trámites burocráticos para emprender, así como fomentar la cultura emprendedora en las diferentes fases de la educación.

También piden un fondo de 22.000 millones de euros para que el ICO financie empresas, así como impulsar estrategias de negocio para pymes en los bancos saneados, con 10.000 millones de euros. Y una Red Nacional de Incubadoras de Empresas, impulsar los 'business angels' y mejorar el acceso a fondos para la implantación de pymes en el exterior.

PARO JUVENIL

Para atajar el paro juvenil, los 'populares' piden celeridad en el desarrollo de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, en la que esperan participen todos los agentes sociales, así como extender la FP dual, incrementar el número de procesos de formación certificable y el reconocimiento de la experiencia laboral o impulsar la teleformación.

También quieren modernizar y mejorar la eficacia y la eficiencia de los Servicios Públicos de Empleo en la intermediación y recolocación, impulsando la colaboración público-privada, así como ampliar y potenciar los programas de inserción de colectivos con mayores dificultades. Asimismo, proponen ahondar en la responsabilidad social empresarial sobre la creación y mantenimiento de puestos de trabajo.

Por su parte, los socialistas también decidan a este asunto una extensa batería de propuestas, que incluyen medidas como abrir un proceso de diálogo político y social para alcanzar un acuerdo nacional para un plan de choque y medidas a medio y largo plazo o destinar el 50% de la recaudación por fraude fiscal a combatir el paro.

MORATORIA A LOS DESPIDOS ECONÓMICOS

El PSOE pide asimismo abrir negociaciones para acordar un nuevo marco laboral, "suspendiendo mientras tanto los aspectos más dañinos de la reforma" 'popular' y recuperando el equilibrio en las negociaciones entre los agentes sociales, así como acordar una moratoria de los despidos por causas económicas hasta finales de 2014.

En cuanto a las medidas de creación de empleo, proponen establecer un plan de ayudas a empresas que mantengan sus puestos de trabajo financiado con un fondo de 4.000 millones, planes específicos de empleo en las comunidades con tasas de paro más altas, un plan de empleo agrario, y fortalecer la Renta Activa de Inserción y el Plan Prepara --recuperando las condiciones de acceso previas a la reforma de agosto--.

En el ámbito de la pequeña empresa, piden fórmulas de financiación no bancaria de pymes y autónomos, sobre todo los exportadores y los de sectores tradicionales. Asimismo, sugieren bonificaciones extraordinarias para las pymes que hagan nuevas contrataciones, y prestar especial atención al desempleo juvenil con una estrategia dotada con al menos 12.000 millones para cuatro años.

Asimismo, incluyen propuestas como fortalecer la formación profesional fomentando el sistema dual, redactar un plan específico de Inspección de Trabajo para garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres, establecer un nuevo esquema de cotización al desempleo que "incremente los tipos de la contratación temporal y reduzca la cotización de los contratos indefinidos", alcanzar un pacto de rentas para mejorar la competitividad y aprobar un plan de acompañamiento para los españoles que han emigrado en busca de un puesto de trabajo.

PLENO MONOGRÁFICO

En materia de empleo, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) pide un plan de choque de formación-empleo, además de un pleno monográfico en el Congreso para debatir sobre la reforma laboral, así como un cambio a nivel europeo para planificar un modelo productivo común que pueda ser financiado por el Banco Central Europeo (BCE) y por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

También quiere que las entidades financieras nacionalizadas --que deberían mantener su carácter público en el futuro-- promuevan una nueva estructura productiva basada en sectores de alto valor añadido y tecnológicos, destinando asimismo más recursos al I+D+i. E impulsar la política industrial.

Por su parte, UPyD insiste en la necesidad de unificar todos los contratos en una única modalidad indefinida con indemnizaciones progresivas, suprimir el requisito de la edad para acceder a la Renta Activa de Inserción, que sustituya al Plan Prepara, y poner en marcha una Estrategia Laboral para los trabajadores de más edad.

MÁS COMPETENCIAS AUTONÓMICAS

Por su parte, el PNV reclama que las competencias sobre Políticas Activas de Empleo pasen a las comunidades autónomas, fomentar fórmulas de incorporación de las personas en calidad de socios trabajadores y de trabajo en sociedades corporativas y laborales, y facilitar el acceso al crédito por parte de los jóvenes y el tercer sector a través de Sociedades de Garantía Recíproca.

También piden impulsar la formación certificable y el reconocimiento de la experiencia laboral, así como incorporar la formación dual para reducir el desempleo juvenil.

Mientras, CiU insiste en la necesidad de un plan de choque para la creación y el mantenimiento del empleo que prevea, por ejemplo, subvenciones de 5.000 euros o del 50% del salario mínimo interprofesional por todo puesto indefinido que cree una pyme con facturación inferior a los 10 millones de euros; bonificaciones a la Seguridad Social para nuevos emprendedores, reforzar los incentivos a la contratación de jóvenes, o permitir compatibilizar el trabajo parcial y la percepción de una parte de la prestación por desempleo.

También sugieren extender la capitalización del cien por ciento del paro para nuevos proyectos, reducir las cotizaciones de los parados para facilitar su inserción en el mercado laboral, e implementar políticas sectoriales y transversales --en coordinación con las comunidades autónomas-- para impulsar el I+D+i, la internacionalización y el acceso a financiación para pymes y autónomos.

Por su parte, los diferentes partidos incluidos en el Grupo Mixto también han dedicado parte de sus recomendaciones a este asunto. Así, CC-NC pide reducir la carga fiscal y el costes sociales para pymes y autónomos que creen o mantengan empleo y un Plan Integral para Canarias.

El BNG, por su parte, exige la derogación de la reforma laboral y la negociación entre Estado y comunidades autónomas de un plan de empleo "suficientemente financiado" y que incluya medidas específicas para jóvenes, parados de larga duración y mayores de 45 años. Amaiur, por su parte, coincide en su petición de retirada de la reforma laboral.

Finalmente, Geroa Bai pide nuevas formas de financiación para programas de autoempleo, explorar y promocionar nuevos sectores económicos sostenibles donde puedan crearse nuevos puestos de trabajo, que los jóvenes emprendedores puedan capitalizar el cien por ciento del paro para poner en marcha nuevas iniciativas o realizar estudios en el extranjero, y adelantar al 1 de junio de este año la aplicación de criterios de caja al pago del IVA.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD