Mercados españoles abiertos en 2 hrs 7 min

Confesiones de un exhacker: cinco técnicas para estar más seguro en Internet

Photo by Leon Neal/Getty Images

Los consumidores son blanco diario de estafas por correo electrónico y teléfono, sin mencionar los frecuentes ataques cibernéticos a bases de datos masivos. Por esta razón, nunca antes había sido tan importante proteger tu seguridad en Internet lo máximo posible.

“Las estafas cambian cada día y los consumidores no están al tanto de las nuevas, que serán usadas contra ellos”, dice Kevin Mitnick, reconocido experto en seguridad cibernética y autor de The Art of Invisibility: The World’s Most Famous Hacker Teaches You How To Be Safe In The Age Of Big Brother And Big Data. Durante los años 90, Mitnick estuvo en la lista de “Más buscados” del Gobierno de Estados Unidos por haber hackeado a compañías de teléfonos móviles. Cumplió cinco años de cárcel por fraude informático. Desde que quedó en libertad en el año 2000, ha hecho carrera como hacker de “sombrero blanco” trabajando como consultor para empresas de todo el mundo. En esta nueva serie de vídeos titulada Confesiones…, Yahoo Finance entrevista a Mitnick para averiguar qué medidas de seguridad toma para proteger su propia información personal.

1) Usa un gestor de contraseñas

La gente es muy perezosa a la hora de elegir sus contraseñas. Según KeeperSecurity.com, más del 80% de participantes en una encuesta reciente dicen que reutilizan las mismas contraseñas.

En dicha encuesta, el 60% señala que ha tenido que reestablecer su contraseña en los últimos 60 días tras tres o cuatro intentos fallidos de inicio de sesión al no recordar su contraseña. “Pero no puede ser cómodo y seguro a la vez. Cuanto más cómodo quieres que sea, menos seguro será”, comenta Mitnick.

Los gestores de contraseñas son difíciles de descifrar porque automáticamente crean y guardan contraseñas aleatorias largas para cada una de sus cuentas en Internet. Aplicaciones como Dashlane y LastPass son muy recomendables y se pueden usar en su versión gratuita y de pago. Lo único que debes recordar es una contraseña maestra que Mitnick recomienda que sea una frase u oración de más de 25 caracteres.

2) Conéctate con un servicio VPN

No debes confiar en las redes públicas de hoteles, aeropuertos o cafeterías. Lo único que puedes hacer en una red pública de forma segura es navegar por Internet. Cada vez que te conectes con una red inalámbrica abierta, hazlo a través de una red privada virtual o VPN. Por unos 60 dólares al año, las VPN encriptan tu actividad en Internet para que sea seguro llevarla a cabo en una red pública, dificultando mucho la posibilidad de que un hacker acceda a tu información.

3) Instala HTTPS en todas partes

En su libro, Mitnick dice que la mejor manera de ser “invisible” es poner capas de privacidad. Aunque el VPN crea una conexión segura a Internet, él recomienda una capa más de protección con una extensión del navegador llamada HTTPS Everywhere que cambia sitios web HTTP inseguros a HTTPS y te protege contra la vigilancia y el robo de cuentas. Estos pasos ayudan a reducir el riesgo si vas a iniciar sesión en tu banco o institución financiera.

4) Usa un dispositivo aparte para tus finanzas

Para iniciar sesión en sus cuentas bancarias, Mitnick usa un dispositivo dedicado exclusivamente a eso: su iPad Pro. Esto reduce la posibilidad de que alguien se haga con su información bancaria y de crédito. Mitnick recomienda gastar 200 dólares en un Chromebook en vez de una tableta, ya que es una alternativa asequible y fácil de usar. También puedes usar este dispositivo de forma exclusiva para iniciar sesión en sitios web médicos o cualquier otra página que aloje información personal privada y sensible.

5) Configura alertas bancarias

Cuanto antes detectes una actividad fraudulenta en tus cuentas, más fácil será remediarlo. Accede a tus cuentas bancarias y de crédito y configura alertas para cada transacción individual o para transacciones por encima de una cantidad determinada de dinero. De esta forma, recibirás una notificación inmediata por correo electrónico o mensaje de texto si alguien ha usado tu tarjeta para comprar algo sin tu permiso.

Video: entrevista con Kevin Mitnick (en inglés)

Jeanie Ahn