Mercados españoles cerrados en 37 mins

¿Conduces un auto de alta gama? Un estudio concluye que podrías tener muy poca empatía

La falta de empatía y el modelo de coche están relacionados.

Quizás más de uno lo sospechaba y otros lo negaban encarecidamente, sin embargo, la ciencia ha determinado por unanimidad una correlación entre conductores que dejan mucho que desear y su interés por adquirir coches de alta gama. Este análisis ha demostrado que los propietarios de autos lujosos son menos propensos a cumplir con las normas básicas de convivencia vial como la de frenar para dar paso a los viandantes, por ejemplo. Las cifras concluyen que existe un 3 por ciento más de opciones de que que se produzcan este tipo de comportamientos poco respetuosos por cada 1.000 dólares más que cuesta el vehículo. Los datos han sido obtenidos por investigadores de la Universidad de Nevada, quienes han encontrado que aquellos que tienen coches costosos “cuentan con un sentimiento de superioridad con respecto a otros conductores y peatones”. En otras palabras, existe una falta de empatía de determinadas personalidades que más tienen con respecto a los ciudadanos más, aparentemente, humildes. 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores usaron a voluntarios para que cruzaran de acera en numerosas ocasiones y así poder filmar y analizar las diferentes reacciones de los conductores. Usaron a un hombre blanco y a otro negro, así como a dos mujeres de ambas razas. De esta manera, no sólo concluyeron que aquellas personas que conducían autos más caros tenían menos solidaridad con los demás, sino que las mujeres blancas eran las peatones más beneficiadas. Las cifras reflejaron que un 31 por ciento de las veces que los vehículos se detuvieron fueron para ceder el paso a personas de raza blanca por un 24 por ciento a viandantes de raza negra. 

Audi y Mercedes son dos de las marcas mencionadas en un estudio.

“Los accidentes de peatones no están distribuidos equitativamente; la gente de color y los hombres se llevan la peor parte. El objetivo de este estudio era examinar si el comportamiento de los conductores difería según el sexo y el color de la piel que tuviera el peatón, y el coste estimado del coche en dos cruces de media manzana en el área metropolitana de Las Vegas”, afirmaron los autores de este estudio, Courtney Coughenour, James Abelar, Jennifer Pharr, Lung Chang y Ashnok Singh

Sobre la correlación de cuánto más lujoso es el coche, menos respetuosos son sus conductores, los investigadores llegaron a la conclusión de que el sentirse con más derecho que los demás era un común denominador.  

“La falta de compromiso y una menor capacidad para interpretar los pensamientos y sentimientos de los demás, junto con los sentimientos de derecho y el narcisismo, puede llevar a una falta de empatía con los peatones por parte de los propietarios de coches costosos”, argumentaron los investigadores.

Este trabajo coincide con otro realizado en enero de este año por la Universidad de Helsinki donde, Jan-Erik Lönnqvist, profesor de psicología social, ha realizado una observación similar: “los conductores de Audi y BMW parecen más propensos a ignorar las normas de tráfico y a conducir de forma imprudente.

“Había notado que los más propensos a saltarse un semáforo en rojo, a no ceder el paso a los peatones y, en general, a conducir de manera imprudente y demasiado rápido, eran a menudo los que conducían coches alemanes rápidos”, sostuvo Lönnqvist en un comunicado de prensa.

Audi y Mercedes son dos de las marcas mencionadas en un estudio.

En este caso, Lönnqvist se concentró en un ángulo distinto y se preguntó si determinados tipos de personas se sienten atraídas por los automóviles de alto nivel, independientemente de sus activos financieros. Es decir, si los que prefieren adquirir esos coches de alta gama tienen una personalidad con tendencia a infringir las leyes de tráfico.

Para obtener respuestas, los investigadores realizaron un estudio sobre los consumidores finlandeses. Un total de 1.892 propietarios de coches respondieron no sólo a preguntas sobre su coche, hábitos de consumo y riqueza, sino también a preguntas que exploraban los rasgos de personalidad. Las respuestas se analizaron utilizando el Modelo de Cinco Factores, el marco más utilizado para evaluar los rasgos de personalidad en cinco dominios clave (apertura, conciencia, neuroticismo, extraversión, afabilidad).

Las respuestas fueron inequívocas: los hombres egocéntricos, argumentativos, testarudos, desagradables y poco empáticos tienen muchas más probabilidades de poseer un coche de alto nivel como un Audi, BMW o Mercedes.

“Encontramos que aquellos cuya personalidad se consideraba más desagradable se sentían más atraídos por los coches de alto standing. Estas son personas que a menudo se ven a sí mismas como superiores y están deseosas de mostrar esto a los demás”, argumentó Lönnqvist.

No es que todos los que tengan este tipo de coches tengan tendencias narcisistas o poco empáticas, sino que este tipo de personalidades tienden a interesarse por estos modelos de coche. 

Más historias que te pueden interesar: