Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.768,25
    -27,29 (-0,72%)
     
  • Nasdaq

    12.998,50
    -114,10 (-0,87%)
     
  • NIKKEI 225

    28.242,21
    -276,97 (-0,97%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2083
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    54,79
    -0,31 (-0,56%)
     
  • BTC-EUR

    29.727,02
    +108,80 (+0,37%)
     
  • CMC Crypto 200

    698,95
    -36,19 (-4,92%)
     
  • Oro

    1.836,80
    +6,90 (+0,38%)
     
  • HANG SENG

    28.862,77
    +288,91 (+1,01%)
     
  • Petróleo WTI

    52,09
    -0,27 (-0,52%)
     
  • EUR/GBP

    0,8891
    +0,0004 (+0,05%)
     
  • Plata

    25,01
    +0,14 (+0,58%)
     
  • IBEX 35

    8.254,50
    +23,80 (+0,29%)
     
  • FTSE 100

    6.720,65
    -15,06 (-0,22%)
     

El nuevo hospital de Ayuso, un “milagro” sucio y sin agua caliente

Javier Portillo
·Redactor de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
El nuevo hospital de Ayuso, un “milagro” sucio y sin agua caliente

Cuando se culmina la construcción de un “milagro” de la ingeniería anunciado a bombo y platillo, es normal que después haya mil ojos en busca de cualquier fallo.

El Hospital Enfermera Isabel Zendal se está enfrentando estos días a radiografías diarias por parte de pacientes que, móvil en mano, denuncian la suciedad y las malas condiciones que rodean su estancia en un centro cuestionado por profesionales y con un coste (alrededor de 100 millones de euros) que ha duplicado lo planteado en un principio en los despachos del Gobierno autonómico. El Ejecutivo regional, no obstante, explica a El HuffPost que no es sobrecoste, sino un cambio de planes sobre la marcha que ha supuesto un desembolso mayor.

Dos enfermas, Carolina Redondo y Carmen Jiménez, cuyo testimonio ha recogido la Cadena Ser, han lamentado la suciedad del hospital, los problemas con el agua caliente y las dificultades para asearse. La respuesta de Díaz Ayuso, madre de la nueva criatura hospitalaria de Madrid, no se ha hecho esperar: un vídeo de un paciente en el Zendal mostrando baños limpios y condiciones inmejorables, porque el centro está sufriendo, según la presidenta, una “campaña de desprestigio contra un hospital público”.

Una de las pacientes ingresadas explica que el centro estuvo este miércoles seis horas sin electricidad y sin agua.La otra lamenta que no le dieran más opción que ingresar en el Zendal a pesar de que su centro de referencia, en Getafe, estaba más cerca y tenía capacidad: “Me dijeron que era sí o sí Zendal, porque [los médicos] estaban obligados a mandarnos allí”.

El estado de los aseos, cubículos compartidos con varias camas de las unidades de hospitalización, es lo que más preocupa a estas dos pacientes. Se quejan de que están “an...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.