Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.338,63
    +67,60 (+2,07%)
     
  • Nasdaq

    11.274,49
    +269,62 (+2,45%)
     
  • NIKKEI 225

    23.331,94
    -86,57 (-0,37%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1673
    -0,0077 (-0,65%)
     
  • Petróleo Brent

    37,85
    -1,27 (-3,25%)
     
  • BTC-EUR

    11.602,15
    +405,15 (+3,62%)
     
  • CMC Crypto 200

    266,09
    +23,41 (+9,65%)
     
  • Oro

    1.867,10
    -12,10 (-0,64%)
     
  • HANG SENG

    24.586,60
    -122,20 (-0,49%)
     
  • Petróleo WTI

    36,32
    -1,07 (-2,86%)
     
  • EUR/GBP

    0,9028
    -0,0012 (-0,14%)
     
  • Plata

    23,39
    +0,03 (+0,13%)
     
  • IBEX 35

    6.411,80
    -62,60 (-0,97%)
     
  • FTSE 100

    5.581,75
    -1,05 (-0,02%)
     

El mundo digital está afectando a tu salud: trucos para ayudarte a desconectar

Jaime Quirós
·3 min de lectura

Con el confinamiento, nos hemos visto obligados a realizar muchas de nuestras acciones cotidianas de manera telemática: trabajar, estudiar, quedar con nuestros amigos por videollamada, asistir a conferencias y seminarios online… Todas esto ha provocado una sobresaturación de estímulos provenientes de lo digital, un auténtico peligro para nuestra salud en forma de ansiedad, dependencia y problemas a la hora de dormir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que las personas permanecemos de media entre seis y ocho horas diarias conectados a la red para diferentes actividades, unas métricas que han aumentado considerablemente a causa de la cuarentena. Problemas como la ansiedad, el estrés o la depresión han incrementado en la población por la alta saturación de actividades digitales, lo cual también puede traducirse en trastornos del sueño, problemas de concentración y en una sensación de tener que estar en constante actividad, consecuencia del sencillo acceso a la información y la diversa oferta de actividades digitales.

Las nuevas tecnologías pueden traer muchos efectos adversos. Getty Creative.
Las nuevas tecnologías pueden traer muchos efectos adversos. Getty Creative.

El fácil acceso a Internet nos da la posibilidad de hacer casi cualquier cosa a través de nuestro ordenador o móvil: cursos para aprender todo tipo de habilidades, asistir a ‘webinars’, ir de compras o hacer deporte con un entrenador digital...Las opciones son casi infinitas. Además, es habitual que los usuarios compartan en redes sociales sus rutinas, lo que puede derivar en una situación de autoexigencia excesiva, al compararnos con otras personas y sentir que no estamos siendo todo lo productivos que deberíamos.

¿Cómo combatir la sobresaturación digital?

La recomendación más común es moderar la exposición a largos periodos de conectividad, es decir, reducir las horas de uso de dispositivos electrónicos dentro de lo posible. Por ejemplo, una vez que se acaba de teletrabajar o de estudiar, desconectar el móvil o el portátil de la red wifi y dedicarnos a otras actividades que no requieran de Internet, como leer, salir a dar un paseo o realizar actividad física.

Otro ‘truco’ también podría ser el de organizar los espacios de la casa en función de las distintas tareas que debamos llevar a cabo. Por ejemplo, no trabajar en el dormitorio, para no asociar trabajo con descanso y facilitarlos la vida a la hora de desconectar. También es esencial establecer un horario con periodos de descanso, para despejar la mente y la vista.

Por supuesto, si sentimos que lo necesitamos, es apagar el móvil todos los días durante unas horas, si no tenemos ningún mensaje o llamada pendiente. Así, nos aseguramos de que realmente vamos a desconectar y que no vamos a usarlo más tiempo de lo que deberíamos. Recuerda que todos tenemos derecho a nuestro tiempo de desconexión digital y que eso lo tienen que entender nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo o centro de estudio.

Es evidente que, a día de hoy, desconectar totalmente de Internet y de las redes sociales es difícil, puesto que necesitamos las nuevas tecnologías para nuestro día a día. Sin embargo, un abuso de los dispositivos electrónicos puede afectar a nuestra salud mental a largo plazo, por lo que debemos hacer un uso responsable de los mismos y siempre alternar con otras actividades más ‘analógicas’.

También te puede interesar:

VIDEO | Acariciar a estas mascotas, una gustosa lucha contra el estrés

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias