Mercados españoles cerrados en 6 hrs 31 min
  • IBEX 35

    8.975,90
    +39,90 (+0,45%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.158,08
    +6,68 (+0,16%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1663
    +0,0045 (+0,38%)
     
  • Petróleo Brent

    84,82
    +0,49 (+0,58%)
     
  • Oro

    1.782,70
    +17,00 (+0,96%)
     
  • BTC-EUR

    53.401,30
    +85,80 (+0,16%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.453,18
    +1,55 (+0,11%)
     
  • DAX

    15.476,70
    +2,23 (+0,01%)
     
  • FTSE 100

    7.200,93
    -2,90 (-0,04%)
     
  • S&P 500

    4.486,46
    +15,09 (+0,34%)
     
  • Dow Jones

    35.258,61
    -36,15 (-0,10%)
     
  • Nasdaq

    15.021,81
    +124,47 (+0,84%)
     
  • Petróleo WTI

    83,28
    +0,84 (+1,02%)
     
  • EUR/GBP

    0,8453
    -0,0003 (-0,04%)
     
  • Plata

    23,82
    +0,55 (+2,37%)
     
  • NIKKEI 225

    29.215,52
    +190,06 (+0,65%)
     

¿Cómo abaratar el coste de un préstamo personal?

·3 min de lectura
¿Cómo abaratar el coste de un préstamo personal?

Cuando contratamos un crédito personal no solo debemos fijarnos en la cuota, que es la cantidad de dinero que pagaremos cada mes, sino que también debemos tener en cuenta otros factores como el tipo de interés, el plazo de devolución y los costes adicionales, que determinarán el precio final del préstamo.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

Comparador de créditos: la herramienta para encontrar la mejor financiación

¿Qué plazo me conviene más para contratar mi préstamo?

¿Cómo pago la comisión de apertura en los préstamos personales?

¿Un tipo de interés bajo asegura que un préstamo sea barato?

Con una TAE media en nuestro país del 7,60% para los préstamos, muy por encima de la media europea situada en 5,93% de acuerdo con la última estimación del Banco de España de mayo de este año, es normal que a la hora de contratar un préstamo nos fijemos en las ofertas con las tasas de interés más bajas. Pero aunque un préstamo tenga un interés bajo, no significa siempre que sea la opción más barata.

Lógicamente, cuanto menor sea el interés, mejor. Por ejemplo, si contratamos un préstamo con un importe de 4.000 euros a cinco años con un interés del 5% pagaremos en total 4.529 euros, mientras que si el crédito tiene un interés del 6%, pagaremos más. En concreto, 4.640 euros.

Pero, como hemos comentado más arriba, el interés no es lo único que afecta al coste final de un crédito. Si volvemos al ejemplo anterior, si el préstamo al 5% tuviese una comisión de apertura del 3%, pagaríamos 4.649 euros. Mientras que el préstamo al 6% sin comisión de apertura sería más barato. Para darnos cuenta, podemos echar un vistazo a la TAE. El primero tendría una TAE del 6,44% y el segundo, del 6,16%. Esta medida sirve para comparar créditos, porque no solo tiene en cuenta el interés, sino también otros gastos.

¿Se puede abaratar un préstamo acortando los plazos de amortización?

Una respuesta clara y sin rodeos es sí, se puede. Una de las claves para asegurar la reducción del coste del préstamo está en el plazo de amortización. Cuanto más tiempo tardemos en devolver el dinero solicitado, más intereses se generarán. Esta acumulación de intereses encarece el préstamo.

Empleando un simulador de préstamos gratuito, podemos calcular cuánto pagaremos cada mes y en total por el crédito. Si jugamos aumentando y disminuyendo el plazo de devolución, podemos ver las variaciones en el precio de las cuotas mensuales y en el precio total del préstamo. Debemos intentar reducir el plazo de devolución tanto como podamos, valorando si vamos a poder pagar el precio de la cuota mensual. Es aconsejable que la cuota no supere el 30% de nuestros ingresos para evitar el sobreendeudamiento.

Comisiones y gastos de los préstamos personales

Otro factor importante para abaratar el precio de un crédito personal está en la letra pequeña, especialmente en lo que respecta a las comisiones y al coste de los productos vinculados (por ejemplo, los seguros) y de la cuenta asociada al préstamo (si tiene comisión de mantenimiento), que acaban encareciendo el precio del préstamo. Actualmente, muchas entidades financieras ofrecen préstamos personales prácticamente sin gastos adicionales.

Por ejemplo, el Crédito Proyecto de Cofidis no tiene comisiones ni costes de vinculación y se puede contratar sin tener que cambiar de banco. Podemos pedir hasta 15.000 euros a devolver hasta en ocho años con un tipo de interés desde el 5,07 % TAE, uno de los intereses más bajos del mercado. Podemos aprovechar el simulador de la página web de Cofidis para jugar con el plazo con el objetivo de dar con una cuota asumible y ajustar el precio final para no pagar de más.

Es muy importante establecer comparativas entre al menos tres entidades crediticias y no contratar la primera opción que se nos presente. La razón es que cada entidad financiera saca al mercado productos de financiación con distintos tipos de interés intentando posicionarse en un mercado muy competitivo, por lo que es posible encontrar ofertas muy atractivas para los consumidores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente