Mercados españoles cerrados

La nueva moda en los restaurantes más 'cool': el silencio

Quién no ha tenido esa sensación de alivio cuando ha salido fuera de un espacio muy ruidoso. Uno de los lugares donde puede producirse esta disonancia ambiental es en los restaurantes. Normalmente son muy molestos. Es difícil encontrar restaurantes tranquilos. La solución que se pretende dar para alcanzar la placidez del comensal es la nueva tendencia que triunfa en el mundo de la hostelería: alcanzar el confort acústico comiendo en silencio.

Foto: Getty Images

Lo primero y fundamental es que el restaurante no se pase de intensidad de sonido. El nivel de confort acústico es el nivel de ruido, medido en decibelios, a partir del cual el sonido provocado por las actividades humanas, las infraestructuras o las máquinas, que resulta pernicioso para la tranquilidad, la comunicación y la salud de las personas. Si el restaurante quiere estar a la moda, tiene que evitar por todos los medios la contaminación acústica en el local. En España, el nivel de confort acústico está definido bajo un Real Decreto que marca valores entre 25 y 40 decibelios, que dependen del momento del día medido.

Una solución fácil puede ser elegir un buen hilo musical excesivamente suave y acorde con el restaurante que evite que casi se pueda oír masticar al resto de comensales, pero que permita poder hablar a un tono mínimo. Un sonido de música suave provoca inconscientemente que el comensal reduzca su tono.

Además, los dueños de los restaurantes no tienen que querer rellenar con mesas al máximo sus locales. La avaricia y el ansia por maximizar el número de clientes que caben en el espacio está reñido con la comodidad de los clientes. Además de que nadie quiere sentir como otro comensal de la mesa contigua invada su espacio, tampoco quiere que esté tan cerca que pueda escuchar todo lo que dices e invada tu intimidad. Hay que separar lo suficiente las mesas para que ese confort acústico sea también físico.

Hacer reforma es muy caro y pocos pueden acometer obras para alcanzar espacios silenciosos. Sólo los restaurantes que parten de cero pueden diseñar negocios acordes a esta nueva exigencia. Algunos restaurantes ya existentes ponen ‘barreras’ como paredes o biombos para aislar. Es una solución improvisada que según cómo se monte da mejor o peor resultado.

Hablar poco y sin ser oído. La clave es no molestar. Ya hay varios restaurantes que están certificados: Sushita Café, La Terraza del Casino, Santceloni, Ramón Freixa, Punto MX, Coque, DSTAgE o Alabaster, forman parte de la plataforma ‘Comer sin Ruido’, una web que recoge establecimientos que reúnen las condiciones óptimas para que comer también sea un placer para el oído.

Habrá quién prefiera seguir hablando alto. La combinación perfecta no existe y dependerá de cada restaurante y como plantea su negocio. Al final es encontrar el nicho de mercado. Y en este caso algunos varios restaurantes han encontrado ese nicho en el silencio.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Consejos para darte el lujo de comer en restaurantes de moda sin arruinarte

A esta cadena de restaurantes no le interesa la comida saludable… y le va muy bien

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias