Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.060,20
    +24,60 (+0,27%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.178,01
    +4,03 (+0,10%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0874
    -0,0018 (-0,16%)
     
  • Petróleo Brent

    86,39
    -1,08 (-1,23%)
     
  • Oro

    1.927,60
    -2,40 (-0,12%)
     
  • BTC-EUR

    21.656,30
    +315,41 (+1,48%)
     
  • CMC Crypto 200

    526,66
    +9,65 (+1,87%)
     
  • DAX

    15.150,03
    +17,18 (+0,11%)
     
  • FTSE 100

    7.765,15
    +4,04 (+0,05%)
     
  • S&P 500

    4.070,56
    +10,13 (+0,25%)
     
  • Dow Jones

    33.978,08
    +28,67 (+0,08%)
     
  • Nasdaq

    11.621,71
    +109,30 (+0,95%)
     
  • Petróleo WTI

    79,38
    -1,63 (-2,01%)
     
  • EUR/GBP

    0,8765
    -0,0011 (-0,13%)
     
  • Plata

    23,73
    -0,30 (-1,23%)
     
  • NIKKEI 225

    27.382,56
    +19,81 (+0,07%)
     

¿Qué necesita Madrid para ser una ciudad más feliz?

madrid
¿Qué necesita Madrid para ser una ciudad feliz?Sylvain Sonnet

Leyendo Hygge Home (Cúpula), lo último de Meik Wiking (Director Ejecutivo del Instituto de Investigación sobre la Felicidad), me doy cuenta de que a mi casa le falta luz, que a Madrid le falta verde y le sobran bares y que podemos hacer muchas cosas para "diseñar" nuestra felicidad.

"Estás pesada con la felicidad", podrás pensar, porque no hago últimamente otra cosa que estudiar las vías para entender por qué vivimos enfadados (¿quizás necesitamos también comer más curry?). Pero es que realmente, ¿estamos haciendo todo para, no sólo vivir mejor, sino PROSPERAR? Es que si te paras a pensarlo, hay abismales diferencias entre vivir y prosperar. Y, malquenospese, los daneses tienen mucho que aportar en esto último. Y su famoso 'hygge', de nuevo, también.

Y no es la primera vez que Wiking escribe sobre esto. Ya lo hizo en 'Hygge', su libro cumbre y en 'Likke'. También en 'El arte de crear recuerdos'. Si te gusta ver cómo los demás son más felices que tú (para pillar ideas), te los recomendamos todos.

Pero volvamos a Madrid. Y es que tal y como expone Meik en su último libro, en el que pretende que nuestros hogares sean espacios felices, "el diseño va más allá de unas sillas bonitas". Y recuerda que el diseño, según su definición, "es un proyecto que indica la función o el funcionamiento de un lugar o de un objeto antes de que este sea creado". En definitiva, va de imaginar cómo un lugar o una cosa podría ser diferente y cómo dicha referencia podría repercutir en nosotros.

ciudades felices
Anastasiia Krivenok

Wiking aplica esto a las ciudades e incluso a nuestras relaciones sociales. "El diseño influye en cómo nos movemos por las ciudades, qué comida ponemos en nuestros platos, cómo interactuamos con nuestros seres queridos, si cenamos con nuestros vecinos, lo felices que somos en el trabajo y lo que hacemos con el tiempo que se nos ha concedido. En resumen, afecta al entramado de la vida y a lo que hace que merezca la pena vivirla".

El enfoque antropocentrista en la arquitectura: la clave

A Wiking le marcó la historia de Jan Gehl e Ingrid. Él, arquitecto. Ella, psicóloga. Su historia se remonta a los 60, año en que Jan se graduó en Dinamarca en Bellas Artes, cuando el movimiento modernista estaba de moda. Y esto en las ciudades, tenía una traducción sistémica: las zonas estaban separadas.

Por un lado las zonas comerciales, por otro las residenciales, en otra parte los barrios industriales, los culturales... Las ciudades parecían estar diseñadas como si estuvieran miradas desde arriba, desde una perspectiva cenital. Y esto aportaba una belleza fotográfica espectacular. Incluso los arquitectos fotografiaban todo por la mañana, muy temprano, para evitar que saliera gente a las calles y que esto distrajera al espectador de la belleza arquitectónica. Algo similar sucedió en Brasilia (Brasil). La ciudad estaba diseñada a vista de pájaro, alrededor de un eje. Era monumental. Pero, ¿era habitable?

ciudades felices
Madrid, a vista de pájaro.@ Didier Marti

Y he aquí el quid de la cuestión. La respuesta para Jan Gehl claramente es NO. Las calles estaban pensadas para los coches y no para las personas. Parecía que nadie se había preguntado cómo sería vivir y desplazarse en una ciudad en la que todo el mundo vive en la misma zona y trabaja en el mismo barrio, pero al otro lado de la urbe. En definitiva, había una brecha total entre la arquitectura y las ciencias sociales. Sin embargo, un viaje a Italia hizo que Jan e Ingrid comenzaran a hacerse preguntas como, ¿de qué manera interactúa la vida con las estructuras? o ¿cómo la manera en que moldeamos las ciudades influye en nuestros comportamientos?

Jan es hoy una de las figuras fundamentales en haber logrado que Copenhague sea una de las ciudades más felices para vivir. Colaboró a transformar la ciudad para que la gente pudiera disfrutarla (y no un pájaro desde arriba).

ciudades felices
Alexander Spatari

Hoy, asesora a ciudades de todo el mundo para crear espacios habitables en ellas. Como si fuera una terapia de pareja entre ciudades y personas. Un diseño Hygge, en el que se logre crear un buen lugar en el que la gente quiera quedarse.

¿Cómo se diseña una ciudad para hacerla más feliz?

¿Cómo podría mejorarse una ciudad como Madrid, para lograr hacerla más hygge? (y que vivir en ella no fuera tan caótico y, por ende, nuestra salud mental no se fuera al garete en el primer cruce). Quise preguntárselo directamente a Wiking, ese señor danés sonriente que entiende que una ciudad feliz es una ciudad social. Y en este primer punto parece que hacemos un 'check' en la capital española. Pero, ¿qué hay de lo demás? Porque la felicidad, no (sólo) se mide en número de bares.

"Una ciudad feliz es aquella en la que conoces a tus vecinos y haces fiestas en la calle. Y es más probable que conozcas a tus vecinos si tienes zonas comunes agradables. Y esto lo sabemos por los estudios que hemos hecho en Dinamarca: tienes el doble de probabilidades de ser amigo de tu vecino si tienes un hermoso patio común en comparación con un patio aburrido", me cuenta.

ciudades felices
Westend61

Pero hay más: "en segundo lugar, las ciudades felices son ciudades amigables para andar en bicicleta y caminar. A nadie le gusta estar atrapado en sus coches en medio del tráfico." Y si vives en Madrid, ya sabes lo poco hygge que es un lunes por la mañana en el nudo norte...

El investigador me cuenta que también han realizado estudios sobre esto: "si tienes un viaje activo al trabajo, yendo en bicicleta por ejemplo, tu viaje es más feliz". Y no sólo eso, sino que recuerda la menor congestión y contaminación que generan.

Y señala un tercer punto interesante: "las ciudades felices son ciudades que han desvinculado el bienestar de la riqueza, donde puedes disfrutar de la vida ya seas rico o pobre". Y cuenta, orgulloso, cómo en Copenhague pueden bañarse en el puerto con tranquilidad por lo limpio y puro que está su agua y la felicidad que eso aporta a sus ciudadanos. Ojalá eso en el Manzanares...

La importancia de las zonas verdes

Desde la pandemia, los datos arrojan una conclusión interesante: la mayoría de las personas que alquilan o compran viviendas ahora mismo tienen un requisito indispensable: que tenga una pequeña terraza o jardín. Una zona en la que, mayoritariamente, será verde y que con toda probabilidad, será la más codiciada de la vivienda.

En 1984, el psicólogo ambiental Roger Ulrich, publicó un estudio de referencia en la revista Science que demostró el poder curativo de las plantas y las zonas verdes. Quisieron comprobar si tener vistas a un jardín podía acelerar la recuperación de una cirugía. Por aquel entonces la ciencia aún seguía en desarrollo pero el equipo de investigadores ya pudieron comprobar los efectos entre personas en proceso de recuperación de una operación de vesícula en Pensilvania.

Algunos de los pacientes tenían en su habitación vistas a unos árboles. Otros, a una pared de ladrillos. Esto, sumado a otros factores, fue clave para determinar que los que tenían vistas a los árboles se recuperaban, de media, un día antes que los que no. Además, tenían menos complicaciones postquirúrgicas y necesitaban menos medicación para el dolor.

ciudades felices
Westend61

Ulrich siguió con estudios similares después y en todos comprobó que los espacios verdes o naturales pueden ayudar a reducir el dolor y el estrés. Y puesto que el estrés afecta de forma negativa en el sistema inmune, ¿por qué no aplicar esto en nuestras ciudades?

Wiking especifica en nuestra entrevista que no tiene por qué haber cierto porcentaje de zonas verdes determinado, sino que hay que hacerse otra pregunta: "¿cómo de lejos está una zona verde de las casas de los vecinos?" Porque, como argumenta: "si todo el mundo pudiera llegar a un parque pequeño caminando 5 minutos desde su casa, sería preferible a tener una porción más grande de verde a la que se tarda 50 minutos en llegar".

ciudades felices
Oleksandra Korobova

Tengo curiosidad por saber, a ojos de Wiking, cuál es la ciudad española que más se parece a Dinamarca. "He leído que la ciudad más amigable con las bicicletas en España es Vitoria, así que supongo que ese sería el lugar mas parecido".

Y por último, me queda una duda. Si el Director del Instituto de la Felicidad tuviera que vivir en un país que no fuera Dinamarca, ¿cuál eligiría? "¿Esperas que diga España a esta pregunta?" me responde. Y, ciertamente, me daría cierta tranquilidad de saber que nuestro país tiene puntos para ser más hygge. Por si estabas pensando en mudarte...