Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.225,60
    -4,10 (-0,04%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.257,98
    +16,86 (+0,40%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0798
    -0,0113 (-1,04%)
     
  • Petróleo Brent

    79,76
    -2,41 (-2,93%)
     
  • Oro

    1.865,90
    -50,40 (-2,63%)
     
  • BTC-EUR

    21.670,83
    -143,21 (-0,66%)
     
  • CMC Crypto 200

    535,42
    -1,43 (-0,27%)
     
  • DAX

    15.476,43
    -32,76 (-0,21%)
     
  • FTSE 100

    7.901,80
    +81,64 (+1,04%)
     
  • S&P 500

    4.136,48
    -43,28 (-1,04%)
     
  • Dow Jones

    33.926,01
    -127,93 (-0,38%)
     
  • Nasdaq

    12.006,96
    -193,86 (-1,59%)
     
  • Petróleo WTI

    73,23
    -2,65 (-3,49%)
     
  • EUR/GBP

    0,8954
    +0,0038 (+0,43%)
     
  • Plata

    22,40
    -1,22 (-5,17%)
     
  • NIKKEI 225

    27.509,46
    +107,41 (+0,39%)
     

La Casa Blanca ató el alivio de sanciones en Venezuela al avance de las negociaciones

El presidente Joe Biden, en la Casa Blanca. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais, File)
El presidente Joe Biden, en la Casa Blanca. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais, File)

WASHINGTON.– El gobierno de Joe Biden le dio la bienvenida al anuncio del reinicio de las negociaciones políticas en Venezuela entre el régimen de Nicolás Maduro y la Plataforma de Unidad y dijo que es “un paso en la dirección correcta”, sin dejar de advertir que cualquier alivio adicional en las sanciones de Washington sobre Caracas dependerá del avance de las conversaciones.

Luego de la firma en México del nuevo acuerdo, Estados Unidos respondió con el anuncio de una nueva licencia para Chevron para que reasuma la extracción de petróleo en Venezuela. Cualquier alivio adicional, indicó un alto funcionario del gobierno de Biden, dependerá de los avances reales que brinden las conversaciones.

“El gobierno de los Estados Unidos retiene la autoridad para modificar o revocar la autorización en cualquier momento en caso de que Maduro no negocie de buena fe o cumpla sus compromisos”, indicó el funcionario norteamericano en una llamada con periodistas, en la que participó LA NACION.

A futuro, Estados Unidos “permanecerá abierto a más calibraciones” en las sanciones, pero cualquier alivio adicional requerirá de pasos concretos adicionales por parte de Venezuela, incluido un eventual acuerdo sobre varios temas que son considerados claves por la Casa Blanca, como el calendario electoral, la reincorporación de candidatos y de los líderes políticos al proceso electoral y un permiso para el monitoreo de una “maquinaria de observación electoral internacional”.

“Nuestra política ha sido consistente, es apoyar al pueblo venezolano y aquellos venezolanos que quieren un retorno pacífico a la democracia. Durante mucho tiempo hemos apoyado al presidente interino Juan Guaidó y la Plataforma de Unidad en sus esfuerzos por ver la restauración pacífica de la democracia, el regreso de elecciones libres y justas y el respeto por los derechos y libertades de todos los venezolanos”, dijo el funcionario.

En un comunicado conjunto, Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) saludaron ayer la decisión anunciada por los negociadores del gobierno y la oposición venezolanos de reiniciar el proceso de diálogo en la Ciudad de México.

“Instamos a las partes a comprometerse de buena fe hacia un acuerdo integral que conduzca a elecciones libres y justas en 2024, la restauración de las instituciones democráticas y el fin de la crisis humanitaria en Venezuela”, indicaron el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken; el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell; la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores del Reino Unido, James Cleverly.

“Creemos que la participación en las negociaciones debe ser incluyente, diversa y representativa de la población venezolana para asegurar que un acuerdo sea duradero”, agregaron, y volvieron a exigir la liberación de los presos políticos: “Seguimos exigiendo la liberación incondicional de todas las personas injustamente detenidas por motivos políticos, la independencia del proceso electoral y de las instituciones judiciales, la libertad de expresión, incluso para los miembros de la prensa, y el respeto de los derechos humanos”.

Para la Casa Blanca, el anuncio de la reanudación de las conversaciones en la Ciudad de México entre la Plataforma Unitaria y el régimen de Maduro, junto con el anuncio del acuerdo humanitario enfocado en programas de educación, salud, seguridad alimentaria, una respuesta a inundaciones y electricidad para beneficiar al pueblo venezolano, y el acuerdo sobre la continuación de las conversaciones centradas en las elecciones de 2024 “son pasos importantes en la dirección correcta”.

Pasos concretos

El gobierno de Biden reiteró que la mejor solución para la crisis política y humanitaria que atraviesa Venezuela es un acuerdo entre las dos partes. Y remarcó que para alentar ese desenlace está dispuesto a proporcionar un alivio de sanciones específico basado en pasos concretos que alivien el sufrimiento del pueblo venezolano y lo acerquen a la restauración de la democracia.

Para garantizar que el proceso llegue a buen puerto, el gobierno de Biden insistió en que otras sanciones y restricciones relacionadas con Venezuela impuestas siguen vigentes. La Casa Blanca se preocupó por remarcar que hará cumplir enérgicamente las sanciones, y seguirá responsabilizando a cualquier actor que participe en actos de corrupción, viole las leyes estadounidenses o abuse de los derechos humanos en Venezuela.

El comunicado conjunto también remarcó el compromiso de las potencias occidentales en el retorno de Venezuela a la democracia, un final esquivo en las negociaciones anteriores.