Mercados españoles abiertos en 7 hrs 44 min

Cambiar la nómina de banco es más sencillo de lo que crees

Traslada tu nómina a otro banco en tan solo tres pasos.

¿Te has planteado alguna vez cambiar tu nómina de banco, pero por pereza has dejado el trámite para más adelante? Lo cierto es que se trata de un proceso que no tiene complicación y que puede ahorrarnos comisiones, e incluso, dolores de cabeza.

Artículos relacionados:

Cómo trasladar tu nómina a otro banco

Antes de nada, tenemos que tener claro en qué banco queremos empezar a cobrar el ingreso mensualmente, el cual se convertirá, probablemente, en nuestra entidad principal. Es interesante realizar una comparativa entre las diferentes opciones que nos ofrece el mercado bancario y elegir la cuenta nómina que mejor se adapte a nuestras necesidades

El primer paso, una vez hayamos elegido el banco y la cuenta que nos interese, es registrarnos a través de Internet o desde la app de la entidad o bien solicitar el alta en una oficina o por teléfono. No obstante, ya no es necesario que nos desplacemos a una oficina para abrir una cuenta, pues la mayoría de los bancos ofrecen el alta online.

El siguiente paso es informar a nuestra empresa sobre el nuevo número de la cuenta en la que queremos que nos ingresen nuestro salario. Algunos bancos ofrecen formularios de solicitud de cambio de domiciliación de nómina para entregar en la empresa. 

Eso sí, antes debemos esperar a que el banco confirme la activación de la cuenta y asegurarnos de que está totalmente operativa. Si contamos con recibos domiciliados en la antigua cuenta (agua, luz, gas, Internet…), lo más seguro es que desde la app o banca online del nuevo banco podamos traerlos realizando únicamente una foto del recibo. Es interesante saber que la mayoría de los bancos en España ofrecen ya el traslado de cuentas, un nuevo servicio gratuito en el que el banco se encarga de esta gestión.

El último paso consiste en cancelar la cuenta antigua. Debemos vaciarla y asegurarnos de que no quedan operaciones pendientes. Para ello, podemos realizar transferencias a la nueva entidad (la opción más recomendada) o, por ejemplo, disponer del efectivo desde un cajero. Es importante firmar el desistimiento de la cuenta y solicitar el certificado de cancelación para demostrar en el futuro que el producto bancario está 100% cerrado. Puntualmente, algunos bancos cobran por cerrar una cuenta, pero, por lo general, es un trámite gratuito.

Ahorra más de 250€ en comisiones

Entidades españolas como CaixaBank, Sabadell o Bankia han modificado la política de comisiones de sus cuentas bancarias durante los últimos meses, obligando a muchos de sus clientes a pagar por el mantenimiento de sus cuentas o tarjetas si no cumplían las nuevas condiciones que, en algunos casos, suponen la contratación de productos que implican costes para el cliente como seguros o préstamos bancarios.

Si la idea es renunciar y no aceptar estas nuevas condiciones, ¿dónde encontraremos las mejores opciones para cambiar de banco? La respuesta es clara: en la banca digital. Contratar una cuenta a través de Internet y gestionarla desde la web o la app del banco nos va a ahorrar cientos de euros en comisiones, aunque eso no es todo, algunas entidades van a solicitar algún que otro requisito extra

Por ejemplo, BBVA ofrece la Cuenta Online Sin Comisiones y una tarjeta de débito para uno o dos titulares de forma totalmente gratuita si la contratamos a través de Internet o de la app. Pero, ojo, estas condiciones son solo para nuevos clientes.

Por otro lado, si no queremos pagar comisiones por la cuenta o por las tarjetas, pero tampoco por las retiradas en cualquier cajero en España, Banco Mediolanum tiene una opción interesante, la Cuenta Única. Se trata de una cuenta muy completa que nos libra de todos estos gastos siempre y cuando cobremos ingresos en el banco como una nómina, pensión o prestación por desempleo. La contratación de las cuentas de Mediolanum puede hacerse a distancia, pero siempre a través de un Family Banker, un gestor personal que nos asesorará en nuestras decisiones financieras.

Para los ahorradores que busquen una cuenta con rentabilidad, la Cuenta Nómina de Bankinter al 5% TAE es una buena elección, ya que además de no cobrar costes por el mantenimiento o administración de la cuenta o por la tarjeta de crédito, el banco remunera los primeros 5.000 euros al 5% TAE durante el primer año. Para disfrutar de todas las ventajas de Bankinter, es necesario domiciliar una nómina superior a 1.000 euros, pagar recibos en la cuenta y efectuar un número determinado de compras con la tarjeta.