Mercados españoles cerrados

Los call-tv con juegos de casino, ¿el nuevo tele-timo?

Cine54
Los call-tv con juegos de casino, ¿el nuevo tele-timo?

En los últimos meses han comenzado a proliferar los call-tv en los que se insta a la audiencia a hacer apuestas en una ruleta virtual idéntica a la de los casinos. Las asociaciones de consumidores ya se han empezado a movilizar ante lo que consideran un fraude a todas luces.

El pasado 23 de junio se estrenó en Neox y en Nitro, del Grupo Antena 3, `Ganing Casino´, un show de madrugada que incorpora el arriesgado juego de la ruleta en la pequeña pantalla.

En menos de tres meses Mediaset ha copiado la idea en Telecinco y La Siete, dejando de lado los manidos `¡Llama ya!´, con pruebas que rozan el absurdo y no gozan de la más mínima verosimilitud.

[Relacionado: Una exempleada destapa un posible fraude en `Gran Hermano´]

Respecto a estos espacios, hace dos años la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) comentaba en un comunicado: "Este tipo de concursos constituyen un inmenso fraude que es preciso denunciar. No se trata de un concurso, porque no hace falta ninguna habilidad para resolver los juegos, que son de sentido común, sino que la dificultad consiste en participar". Por tanto, no se podía mantener eternamente la misma fórmula. Algo olía mal.

En los denominados "telecasinos" ya no hay participación telefónica, el dinero se juega en Internet y se recupera la figura del presentador elegante, que ejerce croupier televisivo. Ejemplo de ello son Carla Hidalgo, Aitor Trigos o Miguel Such, rostros que cayeron en el olvido en los últimos años.

Los ingredientes que hacen que el público pique en el anzuelo son los siguientes: mejor puesta en escena, mejor realización, mejor infografía y una falsa moral que invita a jugar con responsabilidad sin invertir una fortuna en líneas 900.

[Y además... El periodista belga que desenmascaró a los responsables de los call-tv]

Lo único que no cambia en esta enésima vuelta de tuerca a los call-tv, "rellenaparrillas" y "sacacuartos" para el común de los mortales, son los músicos de atrezzo, insertados en el decorado y sin ningún sentido concreto.