Las cajas presentarán alegaciones a la nueva Ley por la incompatibilidad de cargos y el fondo de reserva

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Las cajas de ahorros presentarán alegaciones al borrador de la nueva Ley de cajas de ahorro y fundaciones bancarias, que se centrarán en la incompatibilidad de cargos, en el fondo de reserva que se exigirá a las fundaciones bancarias que superen el 50% de la participación en el banco al que dieron lugar y en los acuerdos para repartir dividendos, informaron a Europa Press fuentes del sector.

La normativa era una de las condiciones que Bruselas imponía a España a cambio de la ayuda al sistema financiero español y para el Ministerio de Economía es "un texto equilibrado" que en principio satisfacía a todas las partes.

Las fuentes del sector consultadas por Europa Press señalan que la nueva Ley está "en la línea" de lo que se había tratado antes de la redacción del texto, pero aún así indican que se podrían presentar algunas alegaciones, ya que la Ley está en audiencia pública hasta el 7 de febrero.

Recuerdan que el Memorandum de Entendimiento (MoU) exigía medidas para consolidar las normas sobre idoneidad de los órganos rectores de las cajas de ahorros e introducir requisitos de incompatibilidad para los órganos rectores de las antiguas cajas de ahorros y bancos comerciales bajo su control.

Sin embargo, la nueva ley establece que no podrán ser consejeros generales "aquellos que estén ligados a la caja de ahorros o a la sociedad en cuyo capital participen por contratos de obras, servicios, suministros o trabajos retribuidos por el periodo en el que ostenten tal condición y dos años después, como mínimo, contados a partir del cese de la relación, salvo la laboral de los empleados de la caja". Este aspecto podría ser objeto de alegación por parte de las cajas.

Las fuentes consultadas también indican que otra de las cuestiones que podría suscitar alegaciones sería la creación del fondo de reserva que se exige a las cajas de ahorros que mantengan más del 50% del banco al que dieron origen.

Si bien se obliga a estas entidades a crear el determinado fondo para hacer frente a posibles necesidades de recursos propios "que pudieran poner en peligro el cumplimiento de sus obligaciones en materia de solvencia", no se les permite ir a ampliaciones de capital, un aspecto que no termina de convencer al sector.

EXIGENCIA DE DIVIDENDOS

Un tercer punto que podría convertirse en objeto de alegación sería lo relativo al dividendo. La ley marca que "los acuerdos de reparto de dividendos en las entidades de crédito controladas por una fundación bancaria (...) deberán adoptarse por mayoría de, al menos, tres cuartos del capital presente o representado en la junta".

Fuentes del sector inciden en que esta mayoría reforzada es algo "más elevada" de lo que habitualmente marca el derecho mercantil.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD