Mercados españoles cerrados

Buscan esclarecer muerte de chica estadounidense en Panamá

Por KATHIA MARTÍNEZ

PANAMÁ (AP) — Las autoridades tratan de esclarecer la muerte de una chica estadounidense que ha vuelto a aturdir a un famoso archipiélago turístico del Caribe panameño.

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, Alexis Bethancourt, dijo el jueves a periodistas que se han realizado al menos una docena de allanamientos y se han tomado declaraciones a varias personas como parte de las investigaciones por la muerte de Catherine M. Johannet, una turista de 23 años originaria de Nueva York. Sin embargo, ni Bethancourt ni otras autoridades judiciales han confirmado versiones periodísticas de que la joven habría sido estrangulada.

"El fiscal (del caso) ha sido muy activo; lo hemos apoyado", manifestó Bethancourt, quien estuvo a inicios de semana en el lugar del suceso. Johannet fue encontrada muerta el domingo en un sendero de una isla de Bocas del Toro, una provincia con un archipiélago sobre la vertiente del Caribe y situada al noroeste de la capital.

De acuerdo con las autoridades, la turista había llegado tres días antes a otra de las islas de Bocas del Toro y de allí se desplazó al lugar donde encontraron posteriormente su cadáver. Poco antes ya se había dado un aviso en la zona sobre su desaparición.

"A raíz de las investigaciones se ha generado información que tenemos que verificar a través de procesos de una inspección ocular o allanamientos dirigidos por el Ministerio Público", detalló el ministro y luego mencionó que el cuerpo de la joven fue encontrado en una zona de vegetación espesa y solitaria en la isla. "Era un lugar que en horas de la tarde se ve muy oscuro, presentaba mucho riesgo", anotó.

Asimismo, informó que familiares de la estadounidense repatriaron en la víspera el cuerpo de la joven.

"Según lo que vi y hablé con los familiares, (Johannet) era prácticamente un ángel, una persona muy profesional. Estaba haciendo su recorrido... y eligió nuestro país como un país donde ella podría ver esa naturaleza, el mar, que era lo que los familiares nos dijeron (que) a ella le gustaba", comentó el funcionario.

La embajada de los Estados Unidos, de momento, sólo ha emitido una declaración oficial —el pasado lunes— en la que lamentó la muerte de la estadounidense e informó que autoridades del gobierno panameño, el embajador de Estados Unidos en Panamá, oficiales consulares y del FBI trabajaron durante el fin de semana en la búsqueda de Johannet y que continuarán trabajando en el caso.

Formado por decenas de islitas, Bocas del Toro es uno de los puntos turísticos más atractivos del país. Miles de extranjeros, entre ellos estadounidenses y europeos, visitan el archipiélago con frecuencia y muchos optan por adquirir propiedades allí o establecer un negocio, ya sea un bar u hostal.

Pero en al menos en la última década, la provincia rica en playas y vegetación ha sido estremecida por varios casos de asesinatos y desapariciones de extranjeros. Uno de ellos tiene que ver con un presunto asesino serial, el estadounidense William Holbert —conocido como "Wild Bill"_, detenido actualmente en el país acusado por la presunta muerte o desaparición de varios extranjeros, incluso de una mujer y un hombre estadounidenses, a inicios de la década.

El presidente panameño Juan Carlos Varela tenía previsto viajar el viernes a Bocas del Toro, en lo que sería una señal de la preocupación del gobierno en que el caso afecta uno de los imanes turísticos.

___

Juan Zamorano colaboró con este reporte.