Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    7.583,50
    -191,20 (-2,46%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.348,60
    -78,54 (-2,29%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9688
    -0,0150 (-1,52%)
     
  • Petróleo Brent

    86,75
    +0,60 (+0,70%)
     
  • Oro

    1.651,70
    -3,90 (-0,24%)
     
  • BTC-EUR

    19.519,09
    -205,44 (-1,04%)
     
  • CMC Crypto 200

    434,61
    -9,92 (-2,23%)
     
  • DAX

    12.284,19
    -247,41 (-1,97%)
     
  • FTSE 100

    7.018,60
    -140,92 (-1,97%)
     
  • S&P 500

    3.693,23
    -64,76 (-1,72%)
     
  • Dow Jones

    29.590,41
    -486,29 (-1,62%)
     
  • Nasdaq

    10.867,93
    -198,87 (-1,80%)
     
  • Petróleo WTI

    79,43
    +0,69 (+0,88%)
     
  • EUR/GBP

    0,8943
    +0,0204 (+2,34%)
     
  • Plata

    18,83
    -0,08 (-0,40%)
     
  • NIKKEI 225

    27.153,83
    -159,27 (-0,58%)
     

Buffett no teme a la recesión: las últimas grandes compras del Oráculo de Omaha

·3 min de lectura
Buffett no teme a la recesión: las últimas compras del Oráculo de Omaha
Buffett no teme a la recesión: las últimas compras del Oráculo de Omaha

Las inversiones de Berkshire Hathaway en el segundo trimestre del año parecen mostrar que Buffett sigue apostando por la economía estadounidense incluso a pesar del camino de endurecimiento de la política monetaria en el que se ha embarcado la Reserva Federal en su batalla contra la inflación. Además de en Ally Financial o Apple, también compró acciones en el servicio de streaming de vídeo Paramount Global y en las grandes petroleras Occidental Petroleum y Chevron.

Berkshire triplicó con creces su posición en Ally Financial hasta alcanzar los 30 millones de acciones por valor de 1.000 millones de dólares a finales de junio, de acuerdo con el documento revelado el lunes por la noche. Esta apuesta convierte al Oráculo de Omaha en uno de los mayores accionistas del prestamista, con una participación del 9,7%, según el proveedor de datos Refinitiv.

Berkshire había cimentado su participación en Ally en el primer trimestre, cuando compró algo menos de 9 millones de acciones.

Buffett es desde hace tiempo un importante inversor en el sector financiero estadounidense. Las participaciones de su empresa en Bank of America y American Express se encuentran entre sus cinco mayores posiciones. En el primer trimestre, Berkshire apostó por Citigroup con una inversión de 2.900 millones de dólares.

Durante los peores momentos de la pandemia de coronavirus, el Oráculo de Omaha había evitado el sector financiero, deshaciéndose de las acciones de JPMorgan Chase y Goldman Sachs Gr en un momento en que los gigantes de Wall Street empezaron a reservar decenas de miles de millones de dólares para posibles pérdidas crediticias.

La presentación también mostró que Berkshire había aumentado su participación en Apple-la mayor inversión en la cartera de acciones de la compañía de 328.000 millones de dólares- en 3,9 millones de acciones en el segundo trimestre. Berkshire posee aproximadamente el 5,6% del fabricante del iPhone, que ha intentado rebotar de los mínimos a los que cayó a mediados de junio, en pleno mercado bajista del Nasdaq.

Berkshire también compró 2,3 millones de acciones de Chevron, elevando el valor de su participación en la petrolera a más de 23.000 millones de dólares; 9,5 millones de acciones de Paramount Gld Nv; y 22,2 millones de acciones de Occidental. Berkshire ha revelado nuevas compras en Occid.Petrol Cor desde el final del trimestre, elevando su participación en la empresa energética a más del 20%.

Menos compras de acciones que en el primer trimestre

Las inversiones en el segundo trimestre suponen una importante desaceleración en las compras de Berkshire, después de los agresivos movimientos en el primer parcial del año. El vehículo de Buffett compró acciones por valor de 6.200 millones de dólares en el trimestre, frente a los 51.100 millones de dólares invertidos entre enero y marzo.

También vendió 2.300 millones de dólares en acciones en el segundo trimestre, recortando sus participaciones en General Motors, US Bancorp y el supermercado Kroger, y saliendo de sus posiciones en Verizon Comm.

Este mes, Berkshire reveló que había pasado a comprar sus propias acciones en junio, una medida que suele tomar cuando sus gestores de inversiones consideran que no hay inversiones más atractivas -incluidas las adquisiciones multimillonarias de empresas y las compras a buen precio de acciones cotizadas-.