Mercados españoles cerrados en 2 hrs 31 min

Brasil: Gobernador pide más refuerzos contra la violencia

1 / 2

Policías municipales catean a sospechosos en Vitoria, en el estado de Espirito Santo, Brasil, el miércoles, 8 de febrero del 2017. Más de 1.000 soldados patrullan las calles de Vitoria en medio de una ola de delitos que dejó al menos 87 muertos en dos días, dijeron las autoridades. (AP Foto/Diego Herculano)

Policías municipales catean a sospechosos en Vitoria, en el estado de Espirito Santo, Brasil, el miércoles, 8 de febrero del 2017. Más de 1.000 soldados patrullan las calles de Vitoria en medio de una ola de delitos que dejó al menos 87 muertos en dos días, dijeron las autoridades. (AP Foto/Diego Herculano)

SAO PAULO (AP) — Un gobernador en Brasil pidió el miércoles más tropas del ejército para lidiar con una crisis policial que ha llevado a una ola de violencia y dejado al menos 80 personas muertas.

El gobernador interino de Espirito Santo, Cesar Colnago, dijo a los reporteros que le pedirá al gobierno federal más soldados, al afirmar que los 1.000 efectivos desplegados no son suficientes para frenar la ola de crímenes.

Las muertes en Vitoria, la capital del estado, y otras ciudades ocurrieron en momentos en que amigos y familiares de agentes de la policía militar bloquearon los cuarteles el fin de semana para demandar aumentos salariales, impidiendo que los patrulleros recorrieran las calles.

La Policía Militar patrulla las principales ciudades del país y tiene prohibido por ley declararse en huelga.

Andre García, jefe del Departamento de Seguridad Pública de Espirito Santo, les dijo a reporteros el miércoles que la violencia ha disminuido desde el arribo de los primeros soldados esta semana, pero que le gustaría que enviaran 1.000 soldados adicionales al estado.

El gremio que representa a la policía civil dijo que 87 personas han muerto desde que la policía dejó de patrullar las calles el viernes por la noche. El gobierno del estado no ha dado a conocer una cifra oficial.

Al menos dos autobuses fueron incendiados en los últimos cinco días en Vitoria, donde varias tiendas han sido saqueadas, lo que llevó a seis centros comerciales a cerrar sus puertas.

Los autobuses del transporten público, que habían vuelto a circular el martes, suspendieron el servicio de nuevo el miércoles. Las escuelas estaban cerradas y los servicios médicos en hospitales públicos fueron interrumpidos.