Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.997,00
    +72,00 (+0,81%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.182,91
    +33,85 (+0,82%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1606
    +0,0005 (+0,05%)
     
  • Petróleo Brent

    84,85
    +0,85 (+1,01%)
     
  • Oro

    1.768,10
    -29,80 (-1,66%)
     
  • BTC-EUR

    53.000,67
    +2.018,25 (+3,96%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.464,06
    +57,32 (+4,07%)
     
  • DAX

    15.587,36
    +124,64 (+0,81%)
     
  • FTSE 100

    7.234,03
    +26,32 (+0,37%)
     
  • S&P 500

    4.471,37
    +33,11 (+0,75%)
     
  • Dow Jones

    35.294,76
    +382,20 (+1,09%)
     
  • Nasdaq

    14.897,34
    +73,91 (+0,50%)
     
  • Petróleo WTI

    82,66
    +1,35 (+1,66%)
     
  • EUR/GBP

    0,8437
    -0,0041 (-0,49%)
     
  • Plata

    23,35
    -0,13 (-0,54%)
     
  • NIKKEI 225

    29.068,63
    +517,70 (+1,81%)
     

La noticia de la expropiación de pisos en Berlín no es tan bonita como muchos han interpretado

·3 min de lectura

Berlín ha votado a favor de expropiar a los grandes tenedores de viviendas sus propiedades para sacarlas al mercado inmobiliario por un precio más asequible con el objetivo de atajar la crisis habitacional en la que se encuentra inmersa la ciudad desde hace años. La noticia, el titular, es ese. Sin embargo, que llegue a cumplirse no es tan fácil como preguntar a los ciudadanos qué quieren. El resultado de la votación no es vinculante, como señalan desde Insider. Y, además, llevarlo a cabo, añaden desde The Wall Street Journal, implicará un endeudamiento público complicado de asumir. 

Una firma calcula que el déficit de viviendas en Berlón supera las 200.000. (Foto: Getty Images)
Una firma calcula que el déficit de viviendas en Berlón supera las 200.000. (Foto: Getty Images)

El resultado de la votación, conocido esta semana, ha sido de un 56% de los votos a favor de que el gobierno de la ciudad compre a los grandes propietarios sus viviendas. Esta medida afectaría a aquellos que tengan en su poder más de 3.000 e impulsaría la compra por parte del ejecutivo local de alrededor de 240.000 apartamentos. Uno de los afectados sería Deutsche Wohnen, que cuenta, según los citados medios, con 100.000 viviendas en la capital alemana. 

Esta votación ha tenido lugar en el marco de una crisis inmobiliaria arrastrada desde hace años y que se ha visto acrecentada en el último año. En los últimos 12 meses, el precio del alquiler se ha incrementado en la ciudad un 13%. Esto se debe a la alta demanda y a la baja oferta. En Berlín, una ciudad donde según The Wall Street Journal el 85% de sus habitantes son inquilinos en lugar de propietarios, no hay vivienda suficiente en el mercado. Guthmann calcula que el déficit de vivienda es de 205.000. Y eso dispara los precios del alquiler. 

Comprar esas 240.000 de grandes propietarios mencionadas antes podría cubrirse la escasez, el problema es la dificultad de convertir lo votado por la población en ley. Por un lado está el ya mencionado hecho de que no es vinculante. Es decir, el Gobierno no está obligado a cumplir con lo votado. Por otro, señala el citado diario económico, está el coste de llevar a cabo una medida que, añaden, no es contraria a la Constitución, pero que no se ha llevado a cabo nunca. La suma con la que deberían ser compensados los actuales propietarios sería de unos 36.000 millones de euros y eso supondría un gran endeudamiento por parte de la ciudad. 

Además, señala Rolf Buch, director ejecutivo de la gran empresa inmobiliaria Vonovia a Insider, comprar pisos de manera pública “no resuelven los múltiples desafíos en el mercado inmobiliario de Berlín”. La socialdemócrata Franziska Giffey, que se convertirá previsiblemente en la próxima alcaldesa de Berlín no está muy convencida con que esa sea la solución para atajar los problemas del mercado.

Aún así, desde The Wall Street Journal lanzan un aviso incidiendo en que “los inquilinos de Berlín están intentando desalojar a los grandes propietarios” y que, aunque esta “es una situación extrema” los inversores que compran viviendas en Estados Unidos “deberían seguir de cerca lo que sucede”. Según el prestigioso diario, “mantener felices a los inquilinos residenciales puede ser tanto una buena política como un buen negocio”. 

En sin demasiado éxito. En abril, el Tribunal Constitucional alemán anuló la ley que regulaba los precios del alquiler en la ciudad tras considerar que “no es compatible con la Constitución”. El juez concluyó que una medida así es competencia del gobierno federal y que el de la ciudad se excedió en sus competencias al aprobar, por 85 de los 150 emitidos, la regulación del precio del alquiler. 

EN VÍDEO | Alemania | Despejando incógnitas para formar gobierno

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente