Mercados españoles cerrados en 2 hrs 24 min
  • IBEX 35

    8.498,50
    +22,80 (+0,27%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.718,73
    -22,78 (-0,61%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0527
    -0,0028 (-0,26%)
     
  • Petróleo Brent

    113,38
    +1,45 (+1,30%)
     
  • Oro

    1.809,60
    -9,30 (-0,51%)
     
  • BTC-EUR

    28.101,42
    -1.119,14 (-3,83%)
     
  • CMC Crypto 200

    662,03
    +419,35 (+172,80%)
     
  • DAX

    14.115,15
    -70,79 (-0,50%)
     
  • FTSE 100

    7.483,75
    -34,60 (-0,46%)
     
  • S&P 500

    4.088,85
    +80,84 (+2,02%)
     
  • Dow Jones

    32.654,59
    +431,17 (+1,34%)
     
  • Nasdaq

    11.984,52
    +321,73 (+2,76%)
     
  • Petróleo WTI

    114,35
    +1,95 (+1,73%)
     
  • EUR/GBP

    0,8476
    +0,0032 (+0,38%)
     
  • Plata

    21,60
    -0,15 (-0,69%)
     
  • NIKKEI 225

    26.911,20
    +251,45 (+0,94%)
     

Benedicto XVI admitió haber estado en una reunión sobre un cura pedófilo cuando era arzobispo

·3 min de lectura
Benedicto ordenó sacar su firma de un libro sobre el celibato que nunca autorizó
Benedicto ordenó sacar su firma de un libro sobre el celibato que nunca autorizó

ROMA.- A días de la salida de un informe explosivo sobre abusos sexuales en el clero de la diócesis de Munich-Freising, que encabezó hace más de 40 años en su Alemania natal, Benedicto XVI, papa emérito, se corrigió y admitió haber dado información errónea, pero “no de mala fe”, al estudio de abogados que realizó la investigación y pidió disculpas. De cuatro volúmenes y más de 1893 páginas, el informe lo acusó de “negligencia” en el manejo de cuatro casos de abusos cuando era arzbispo, en el marco de una investigación más amplia que reveló que desde 1945 a 2019 casi 500 menores fueron víctimas de abusos.

En una declaración que hizo a través de su secretario privado, el arzobispo Georg Gänswein, a la Agencia de Noticias Católica Alemana (KNA por sus siglas), Joseph Ratzinger aclaró que sí participó de una reunión que hubo en su diócesis el 15 de enero de 1980 sobre el caso de un pedófilo, algo que había negado anteriormente. En ese encuentro la arquidiócesis de Munich decidió recibir a un sacerdote de la diócesis de Essen que había llegado para hacer una terapia psicológica y fue luego reasignado para hacer trabajos pastorales en Bavaria, donde siguió abusando de menores.

El papa emérito, que en abril cumplirá 95 años y que fue arzobispo de Munich entre 1977 y 1982, se disculpó por haber negado haber estado en esa reunión, algo que, subrayó, “no hizo de mala fe” sino por “un descuido en el proceso editorial de su respuesta”. “Él está muy dolido por ese error y se disculpa”, indicó la declaración, que precisó, por otro lado, otro dato clave: que en esa reunión “no se tomó ninguna decisión acerca de un trabajo pastoral para el sacerdote en cuestión”, sino que se aceptó que se alojara en Munich mientras realizaba su tratamiento terapéutico.

Aunque no lo mencionó, aludió al caso del sacerdote Peter Hullerman, que hoy tiene 74 años y que, entre 1973 y 1996 abusó de al menos 23 chicos de entre 8 y 16 años y que en 1980 había sido enviado a Munich desde Essen con un diagnóstico de “disturbio narcisístico de base con pedofilia y exhibicionismo”, según recordó el Corriere della Sera. Este caso ya había salido a la luz en 2010, en pleno pontificado de Benedicto y la diócesis de Munich había aclarado que Ratzinger había dado su consentimiento al traslado desde Essen para el tratamiento del cura en cuestión, pero no para su retorno a la actividad pastoral. Habría sido el vicario general Gerhard Gruber quien le dio un encargo de asistente parroquial a Hullerman, sin que Ratzinger supiera.

En la conferencia de prensa en la que, la semana pasada, se presentó el demoledor informe -comisionado por el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich-, un abogado cuestionó duramente la credibilidad de las desmentidas de Ratzinger, mostrando una minuta escrita que documentaba que el entonces arzobispo sí había participado de esa reunión del 15 de enero de 1980.

“Desde el jueves a la tarde el papa emérito tiene el informe de la firma Westpfahl Spilker Wastl en sus manos. Él está leyendo con atención su contenido, que lo llena de vergüenza y dolor por el sufrimiento infligido a las víctimas”, indicó, además, la declaración difundida hoy desde el Monasterio Mater Ecclesiae, donde vive Benedicto. Esta fue más allá y resaltó otro punto más que importante. “Aunque se esfuerza por hacer una lectura rápida, él (Benedicto) pide comprensión porque una revisión completa aún tomará tiempo vista su edad y salud y también debido al volumen”, agregó, al adelantar que Benedicto le responderá al informe, una investigación que amenaza con dañar su reputación y legado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente