Mercados españoles cerrados en 1 hr 46 mins

El Banco de España pide "prudencia" en la concesión de crédito

1 / 2
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. EFE/Ana López

Madrid, 3 dic (EFE).- El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido este martes "prudencia" en la concesión de crédito, un aspecto "clave" que debe mantenerse para aumentar la capacidad de la banca de absorber pérdidas en el caso de perturbaciones negativas del PIB, o de los tipos de interés.

El gobernador ha lanzado este mensaje durante el 15 Encuentro de Banca organizado por el IESE y EY, en el que ha advertido de que un contexto de bajos o negativos tipos de interés prolongado en el tiempo puede generar mayores incentivos a la toma de riesgos por parte de los agentes económicos, que podrían incrementar los riesgos para la estabilidad financiera.

En el caso de la banca española, "no parece que estas entidades estén elevando significativamente su perfil de riesgo", ha dicho el gobernador que, no obstante, ha asegurado que existen algunos factores que requieren una vigilancia estrecha.

En este sentido, ha insistido en que la prudencia en la concesión de crédito debe mantenerse como un elemento "clave" para aumentar la capacidad de las entidades de absorber perturbaciones agregadas negativas en el PIB o en los tipos de interés y garantizar la estabilidad financiera.

La última prueba de estrés realizada por el Banco de España a la banca española mostró que la capacidad de resistencia del conjunto del sector frente a posibles perturbaciones ha mejorado con respecto al año pasado, aunque existe una elevada heterogeneidad entre entidades.

En su intervención, el gobernador ha reconocido que en el caso de los créditos hipotecarios, las condiciones de concesión de esta financiación "parecen prudentes, sin que exista evidencia de que se hayan relajado recientemente".

Igualmente, en el caso del plazo al que se conceden las hipotecas -mayores plazos suelen estar relacionados con mayores ejecuciones hipotecarias-, también las condiciones se han vuelto "más estrictas tras la crisis y no se han relajado en los últimos meses".

Al respecto, ha dicho que el grueso de esta financiación a largo plazo suele concederse a un tipo de interés variable, por lo que el aplanamiento de la curva de rentabilidades registrado en los últimos años tras la caída del euríbor debería haber afectado al margen de intereses de las entidades españolas en menor medida que a otros bancos europeos.

No obstante, en los últimos años ya empieza a observarse un volumen significativo de nuevas operaciones en el mercado hipotecario español a tipos fijos, por lo que estos efectos "podrían adquirir más importancia en el futuro", ha advertido.

En su exposición, también ha hecho referencia a la baja rentabilidad bancaria, que en el caso de Europa, se mantiene "muy reducida y por debajo del coste del capital", algo en lo que la banca española "no es una excepción", si bien su rentabilidad consolidada se mantiene por encima de la media de la zona euro.

Ha recordado que en los últimos ejercicios la rentabilidad del sistema bancario español se ha ido recuperando apoyada, fundamentalmente, en el descenso de las pérdidas por deterioro de los activos, como reflejo de la mejora de la calidad de la cartera de crédito.

"Un factor fundamental ha sido la reducción de los activos improductivos, tanto los morosos como los adjudicados", ha explicado el gobernador, que no obstante, ha recordado que dichos activos todavía sumaban cerca de 40.000 millones.

Para afrontar la situación actual de baja rentabilidad, la banca deberá perseverar en algunas estrategias llevadas a cabo en los últimos años e iniciar otras, como seguir reduciendo los activos improductivos o los gastos de explotación.

"Las entidades han hecho un esfuerzo importante por reducir sus gastos de explotación a través del cierre de oficinas y de recortes en el empleo", ha dicho el gobernador, que no obstante, ha manifestado que dichos gastos deberían ser más reducidos.

Respecto a la consolidación del sector financiero, el gobernador ha recordado que en España ya ha sido muy significativo, y que de cara a futuro, los "potenciales procesos" deben ser guiados por el mercado, es decir, por la creación de valor para los accionista.