Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    7.366,80
    +66,70 (+0,91%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.318,20
    +39,16 (+1,19%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9801
    -0,0018 (-0,19%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    -0,52 (-0,59%)
     
  • Oro

    1.668,30
    -0,30 (-0,02%)
     
  • BTC-EUR

    19.704,62
    -431,97 (-2,15%)
     
  • CMC Crypto 200

    443,49
    +0,06 (+0,01%)
     
  • DAX

    12.114,36
    +138,81 (+1,16%)
     
  • FTSE 100

    6.893,81
    +12,22 (+0,18%)
     
  • S&P 500

    3.585,62
    -54,85 (-1,51%)
     
  • Dow Jones

    28.725,51
    -500,10 (-1,71%)
     
  • Nasdaq

    10.575,62
    -161,89 (-1,51%)
     
  • Petróleo WTI

    79,74
    -1,49 (-1,83%)
     
  • EUR/GBP

    0,8782
    -0,0040 (-0,45%)
     
  • Plata

    19,01
    +0,30 (+1,62%)
     
  • NIKKEI 225

    25.937,21
    -484,84 (-1,83%)
     

Ayotzinapa fue un “crimen de Estado”, según la Comisión para la Verdad de México

·3 min de lectura
© AFP - Pedro Pardo

El organismo presentó un informe preliminar en el que sostiene que autoridades de todos los niveles estuvieron involucradas en la desaparición de los 43 estudiantes. Además, el grupo señaló que no hay indicios de que los desaparecidos estén vivos.

La presentación de las conclusiones preliminares del informe estuvo a cargo de Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y bajo cuyo mandato se creó la comisión.

“La desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 constituyó un crimen de Estado en el que concurrieron integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos y agentes de diversas instituciones del Estado mexicano”, puntualizó.

Según las investigaciones, “autoridades federales y estatales del más alto nivel fueron omisas y negligentes”. El informe las señala de “alterar hechos y circunstancias” con el fin de variar el resultado final de las investigaciones.

El subsecretario subrayó que “sus acciones, omisiones y participación permitieron la desaparición y ejecución de los estudiantes, así como el homicidio de otras seis personas”, refiriéndose a los dirigentes y con referencia alas fuerzas del ejército y del orden interior.

No existe además ningún indicio de que los estudiantes estén vivos, según las conclusiones preliminares. Las pesquisas arrojan además que nunca estuvieron juntos en la noche de los sucesos, enfatizó Encinas.

Un infiltrado entre los normalistas

El funcionario también hizo saber que el ejército tenía un infiltrado entre los profesores normalistas, por lo que sostiene que miembros de la fuerza pública sabían lo que estaba ocurriendo con los estudiantes. A pesar de esto, Encinas destacó que los superiores del militar no realizaron una labor de búsqueda para dar con su paradero. Hasta ahora no se tiene rastro de su paradero.

A decir del alto funcionario, de haber iniciado labores de búsqueda del uniformado, se hubiese dado con el paradero los de los 43 jóvenes.

¿Qué pasó con los 43 de Ayotzinapa?

Los 43 estudiantes desaparecieron en septiembre de 2014, cuando se dirigían a una manifestación en la Ciudad de México. El Ejecutivo de ese momento, a cargo de Enrique Peña Nieto, señaló que los jóvenes fueron entregados al cártel Guerreros Unidos, y que este los asesinó e incineró sus cuerpos en el basurero de Cocula. Según esta versión, sus cuerpos fueron lanzados al río San Juan.

Esta reconstrucción es conocida como la “verdad histórica”, pero el actual Gobierno de López Obrador ha desmentido en repetidas ocasiones este relato, como también lo han hecho expertos independientes y la Fiscalía General.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de su Grupo de Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), arguye que los cuerpos no pueden haber sido quemados en el basurero. Sin embargo, se han utilizado fragmentos de huesos quemados y recuperados para identificar a tres de los estudiantes desaparecidos.

Por otra parte, el subsecretario Encinas reveló que le ofrecieron un trato a Tomás Zerón, a cambio de que dé información sobre el caso. Zerón es al máximo funcionario implicado hasta ahora en la investigación, y está acusado de tortura y desaparición forzada.

Él huyó a Israel y la Interpol emitió una circular roja en su contra desde 2020, por lo que es buscado por las policías del mundo. En su momento, Zerón supervisó la agencia de investigación criminal de la Procuraduría General de la República. Es considerado el autor de la versión de los hechos del gobierno de Peña Nieto.

Con EFE y medios locales