Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.060,20
    +24,60 (+0,27%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.178,01
    +4,03 (+0,10%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0874
    -0,0018 (-0,16%)
     
  • Petróleo Brent

    86,39
    -1,08 (-1,23%)
     
  • Oro

    1.927,60
    -2,40 (-0,12%)
     
  • BTC-EUR

    21.150,88
    -194,93 (-0,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    526,66
    +9,65 (+1,87%)
     
  • DAX

    15.150,03
    +17,18 (+0,11%)
     
  • FTSE 100

    7.765,15
    +4,04 (+0,05%)
     
  • S&P 500

    4.070,56
    +10,13 (+0,25%)
     
  • Dow Jones

    33.978,08
    +28,67 (+0,08%)
     
  • Nasdaq

    11.621,71
    +109,30 (+0,95%)
     
  • Petróleo WTI

    79,38
    -1,63 (-2,01%)
     
  • EUR/GBP

    0,8766
    -0,0010 (-0,12%)
     
  • Plata

    23,73
    -0,30 (-1,23%)
     
  • NIKKEI 225

    27.382,56
    +19,81 (+0,07%)
     

Avisan de que este será “el próximo desastre de salud pública” en Estados Unidos

Con pérdidas de US$ 3.7 billones, el Covid prolongado será “el próximo desastre de salud pública” en EEUU. Foto: Getty Images
Con pérdidas de US$ 3.7 billones, el Covid prolongado será “el próximo desastre de salud pública” en EEUU. Foto: Getty Images
  • El 30% de los que contraen Covid-19 desarrollaron afecciones prolongadas

  • Hay 23 millones de estadounidenses afectados por el Covid prolongado

  • El costo agregado del Covid prolongado compite con el de la Gran Recesión

  • Además del coste médico, hay pérdida de ingresos y reducción de calidad de vida

El Covid prolongado, que algunos expertos médicos han llamado “el próximo desastre de salud pública”, atravesó el umbral de la crisis sanitaria y ahora impacta destructivamente en la brecha laboral, los seguros de vida, las deudas de vivienda y la pérdida de los ahorros para la jubilación.

En pocas palabras, el Covid prolongado puede significar la ruina financiera tanto para los enfermos como para un país entero. En Estados Unidos dejó un lastre de US$ 3.7 billones, alrededor del 17% de la producción económica nacional antes de la pandemia.

Según un informe publicado en julio por David Cutler, economista de la Universidad de Harvard, el costo agregado del Covid prolongado compite con el de la Gran Recesión. Los casi 4 billones de dólares puede ser una estimación, de hecho, conservadora.

El informe de Cutler se basa en los 80.5 millones de casos confirmados de Covid en EEUU al momento del análisis y no tiene en cuenta la carga de casos futuros.

“Tengo 48 años, pero me siento de 78”, dijo a CNBC la ex ejecutiva de comercio electrónico Sam Norpel, una de los 23 millones de estadounidenses afectados por el Covid prolongado, afección crónica también conocida como poscovid o síndrome de Covid post-agudo.

También te puede interesar | VIDEO: El COVID persistente existe y estos son sus síntomas

El 30% con problemas prolongados de salud

Si bien las definiciones varían, se conoce que los pacientes con Covid prolongado presentan síntomas persistentes durante meses o años después de infectarse, incluso estando al día con las vacunas.

Norpel que se contagió en diciembre de 2021, cuando la variante ómicron, altamente transmisible, rompía récords de casos en EEUU. Hipersensibilidad al tacto y los sonidos, migrañas, dificultad para respirar, fatiga y lentitud en el proceso cognitivo, son algunos de los 200 síntomas más frecuentes detectados por Fundación Rockefeller.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU (HHS), hasta el 30% de los estadounidenses que contraen Covid-19 desarrollaron afecciones prolongadas. El virus ha matado a más de 1 millón de personas en el país hasta la fecha, y unos 2.000 más mueren cada semana.

“Hay un gran número de personas afectadas por esto”, lamentó el Dr. Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Texas Children’s Hospital y decano del Baylor College of Medicine.

Ese número solo seguirá creciendo mientras el virus siga en circulación, lo que “podría ser un cambio de juego en términos de cómo hacemos la práctica médica, de la misma manera que el VIH/SIDA lo fue”, señaló Hotez.

También te puede interesar:

“Hay muchos médicos o proveedores de atención que son reacios a aplicar una etiqueta”. Foto: Getty Images
“Hay muchos médicos o proveedores de atención que son reacios a aplicar una etiqueta”. Foto: Getty Images

Pérdida de ingresos y reducción de la calidad de vida

Norpel era el sostén de la familia, que ahora vive de los ingresos de una póliza de discapacidad a largo plazo. No sabe si será capaz de continuar financiando la educación universitaria de su hija, y piensa en echar mano a las cuentas de jubilación o vender su casa para subsistir.

El estudio de Cutler dice que el mayor gasto médico representa US$ 528 mil millones del total de US$ 3.7 billones. Pero la pérdida de ingresos y la reducción de la calidad de vida son otros efectos secundarios que cuestan a los estadounidenses 997.000 millones de dólares y 2.2 billones de dólares, respectivamente.

La comunidad médica no ha llegado a una definición exacta del Covid prolongado, lo que complica el diagnóstico y el tratamiento. Cualquiera que haya tenido el virus puede desarrollar la condición, independientemente de la gravedad de su infección inicial o de la variante.

Lo que sí saben los expertos es que alrededor del 15% de las personas cuyas dolencias persisten tres meses después de la infección continuaron experimentando síntomas, al menos hasta 12 meses después.

Médicos reacios a un diagnóstico

Los CDC autorizaron el código de diagnóstico formal “U09.9” en octubre de 2021. Eso permitió a los pacientes acceder más fácilmente a tratamientos, solicitar un seguro por discapacidad y solicitar adaptaciones en el trabajo, según el informe del HHS.

“Pero no existe una prueba de diagnóstico”, dijo el Dr. Jeff Parsonnet, un médico de enfermedades infecciosas que abrió la clínica del Síndrome de Covid Post-Agudo en el Centro Médico Dartmouth-Hitchcock, New Hampshire.

De ahí que muchas pruebas a menudo resultan negativas y eso puede hacer que algunos médicos no estén dispuestos a considerar el Covid prolongado como una razón para las complicaciones de salud.

“Hay muchos médicos o proveedores de atención que son reacios a aplicar una etiqueta”, dijo Diana Güthe, fundadora de Survivor Corps, un grupo de defensa anti-Covid con alrededor de 250.000 miembros.

Las personas con la enfermedad, incluidos familiares y amigos, a menudo descartan los síntomas como “subproductos de la ansiedad y la depresión, o peor aún, la pereza y una excusa para no trabajar”, dice el HHS.

Pero nada más lejos. Los síntomas de Norpel, por ejemplo, eran verdaderamente incapacitantes. Sin embargo, los neurólogos solo se centraban en sus migrañas y uno de ellos incluso le sugirió “no leer” más sobre Covid prolongado cuando mencionó la enfermedad.

Eventualmente, acudió a la Clínica Mayo y allí le dijeron: “Te creemos, tienes Covid prolongado”. “Empecé a llorar cuando escuché eso”, confesó.