Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    7.583,50
    -191,20 (-2,46%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.348,60
    -78,54 (-2,29%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9693
    -0,0145 (-1,47%)
     
  • Petróleo Brent

    86,75
    -3,71 (-4,10%)
     
  • Oro

    1.651,70
    -29,40 (-1,75%)
     
  • BTC-EUR

    19.625,48
    -173,82 (-0,88%)
     
  • CMC Crypto 200

    434,61
    -9,92 (-2,23%)
     
  • DAX

    12.284,19
    -247,44 (-1,97%)
     
  • FTSE 100

    7.018,60
    -140,92 (-1,97%)
     
  • S&P 500

    3.693,23
    -64,76 (-1,72%)
     
  • Dow Jones

    29.590,41
    -486,27 (-1,62%)
     
  • Nasdaq

    10.867,93
    -198,88 (-1,80%)
     
  • Petróleo WTI

    79,43
    -4,06 (-4,86%)
     
  • EUR/GBP

    0,8927
    +0,0188 (+2,15%)
     
  • Plata

    18,83
    -0,78 (-3,99%)
     
  • NIKKEI 225

    27.153,83
    -159,30 (-0,58%)
     

Un ataque con disparos contra un autobús deja ocho heridos en Jerusalén

·3 min de lectura
© Maya Alleruzzo, AP

El suceso tuvo lugar en las primeras horas del domingo y fue perpetrado por un residente palestino en la Ciudad Vieja de Jerusalén. El agresor se entregó horas después y el arma fue confiscada por la policía. El primer ministro de Israel, Yair Lapid, condenó el acto. "Todos aquellos que busquen hacernos daño deberían saber que pagarán el precio por herir a nuestros civiles", expresó. Por su parte, Hamás celebró los hechos, lo tildó de “heroico”, pero no se adjudicó la autoría.

En la madrugada de este domingo 14 de agosto se produjo un atentado con arma de fuego contra un autobús que transportaba fieles en las adyacencias de la Ciudad Vieja de Jerusalén, el cual dejó un saldo de ocho heridos, dos con cuadros de gravedad, comunicó el Magen David Adom, el equivalente israelí de la Cruz Roja.

El autor del ataque se entregó horas después de que iniciara la búsqueda de la policía. Su arma fue confiscada, pero no se reveló la identidad, aunque está corroborado que se trata de un civil de origen palestino que vive en el este de la ciudad sagrada.

El Gobierno local repudió esta secuencia, la cual consideraron un hecho terrorista; mientras que el grupo islamista Hamás lo destacó como un “un acto heroico de resistencia”, pese a que no se adjudicaron la autoría.

El tiroteo inició alrededor de la 1.30 de la noche contra un bus urbano en un estacionamiento cercano a la Tumba de David, frente a la Puerta de Zion. Según pudo recapitular la policía, el agresor aguardó la llegada del vehículo, disparó contra los pasajeros que esperaban y huyó hacia el barrio palestino de Silwan.

"Regresaba del Muro de los Lamentos. El autobús estaba lleno de pasajeros. Me detuve en la parada de la Tumba de David. En ese momento comenzó el tiroteo", declaró el conductor del autobús, Daniel Kanievsky, ante la prensa.

Medios locales detallaron que entre los heridos figura una mujer embarazada de 35 años y sus laceraciones en la zona abdominal llevaron a una cesárea de emergencia en el hospital Shaare Zedek. Su vida está comprometida y permanece intubada, mientras que el neonato se encontraría en situación crítica, pero estable.

También fueron hospitalizados cuatro miembros de una familia ultraortodoxa de Estados Unidos que estaban en Israel como turistas. El padre es quien tiene la situación más compleja, sedado y conectado a un respirador artificial.

Yair Lapid, primer ministro israelí, condenó el ataque y buscó tranquilizar a la ciudadanía asegurando que “las fuerzas de seguridad están trabajando para restaurar la calma y recuperar el sentido de seguridad de la ciudad”.

“Jerusalén es nuestra capital y un centro turístico para todas las religiones. Todos aquellos que busquen hacernos daño deberían saber que pagarán el precio por herir a nuestros civiles”, agregó en un comunicado.

En tanto que el Hamás dijo que “es una reacción natural a la arrogancia de los soldados de la ocupación”. “Cometen crímenes contra nuestra gente, nuestra tierra y los lugares sagrados del islam y el cristianismo”, añadió.

Además, el portavoz Fawzi Barhoum, manifestó que la “heroica operación” es una “continuación de la resistencia en Jerusalén ocupado y los palestinos son conscientes de que es la única manera de proteger la tierra y los lugares sagrados”.

Esta agresión revive las tensiones que se habían apaciguado después de que Israel y la Yihad Islámica Palestina pusieran un alto el fuego en Gaza después de días donde murieron 49 palestinos -17 fueron niños- en bombardeos.

Israel padeció una seguidilla de atentados palestinos entre marzo y abril, que dejó 18 personas fallecidas. Posterior a eso, las redadas en Cisjordania se reactivaron con intensidad y medio centenar de palestinos murió, mientras que otros mil fueron detenidos.

Con EFE, Reuters y AFP