Mercados españoles cerrados

Así ha sido la desigual evolución de los salarios en el mundo postcrisis

A principios de siglo el mundo vivía una prosperidad general inaudita. El crecimiento económico mantenía unas buenas condiciones de vida en el mundo desarrollado con salarios crecientes y mejoraba cada vez más las del subdesarrollado o las de estados en vías de desarrollo. Pero la crisis financiera mundial de 2008, que se desató de manera directa debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos en el año 2006, provocó la llamada crisis de las hipotecas subprime y destrozó las economías del mundo entero.

Hoy todavía estamos en fase de recuperación de esa recesión. Algunos países han mejorado bastante, pero en otros los estragos han sido de tal magnitud que aún andan luchando por alcanzar los niveles de 2008. Para ver la progresión, uno de los mejores indicadores es ver la evolución de los salarios a nivel mundial en la década que va desde 2008 a 2018, recogidos en el informe Global Wage Report 2018/19 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La evolución de los salarios desde la crisis económica mundial de 2008 ha sido desigual, dependiendo de las regiones y los países. Foto: Getty Image.

El panorama arroja resultados desiguales. Mientras que las economías de Europa, Norteamérica o Japón han sufrido estancamientos salariales importantes o retrocesos, la zona de Asia ha visto avanzar de manera sustancial los pagos de sus trabajadores en estos últimos años.

Otras zonas como América Latina, por ejemplo, ha presentado una evolución bastante sostenida. Aunque la mayoría de los países latinos del hemisferio sur han crecido, han sido desarrollos muy leves para lo que podrían haber crecido teniendo en cuenta su potencial. Esto sin contar los casos particulares de Venezuela y Argentina, que, al existir tal inflación, la OIT no da datos para no desvirtuar los resultados y no se tienen en cuenta en el análisis global.

En África subsahariana ocurre parecido: unos países han tenido un desarrollo muy positivo durante esta última década, otros, en cambio, se han sumido en profundas crisis. Africa no se mueve al unísono: el buen desempeño de algunos estados no influye en el desempeño de otros, y las crisis en un país no destrozan prácticamente a sus estados vecinos.

Casos particulares

¿Y qué países son los que más destacan particularmente? Para bien, el caso de Timor Oriental, cuyos habitantes han aumentado sus salarios un 43% de media. Le siguen en el continente asiático Myanmar (15%), Tayikistán (14%) y Camboya (11%). Quizá el caso más llamativo sea el de China. A priori es una economía desarrollada, con salarios que han crecido más de un 8% durante la última década, pero la economía del país da muestras de cansancio y ya no rinde como en épocas pasadas.

En el lado opuesto y con números negativos, están Japón que tiene un -0,2%, México (-1,7%), Guatemala (-1,8), Grecia (-3,1), Jamaica (-4,1) o Tanzania que supera el -10%. En este grupo también hay que meter a España, que con un -0,3% aún hoy no ha alcanzado los niveles de 2008 en lo que a salarios se refiere.

Al final, sin menospreciar la evolución en estos tiempos, la clave ya no es cómo estamos respecto a hace diez años y si hemos alcanzado cifras pasadas. Lo importante es dónde estaremos y cómo dentro de una década. Si volvemos a entrar en recesión, todos los esfuerzos por recuperarnos habrán sido en balde.

Artículos relacionados que te pueden interesar:


Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias