Mercados españoles cerrados en 2 hrs 30 min

Así es la tele más grande y más cara del mundo: 262 pulgadas y medio millón de euros

Tecnología y redes

El próximo martes, el sorteo del Euromillón tiene un bote de 59 millones de euros. Si alguno de vosotros resulta ganador, es más que probable que se funda parte del premio en una casa enorme, con tropezientos baños, garajes y con un salón descomunal. Y para ese salón, nada mejor que un televisor monstruoso. Como el C Seed 262

El televisor C Seed 262 (C Seed)

Tal y como informa Clipset, este aparato tiene el título honorífico de ser el más grande del mundo. El 262 que lleva en el nombre no hace referencia a un oscuro número de fábrica o a la familia que pertenezca. Está ahí porque su pantalla mide nada más y nada menos que 262 pulgadas. 

Eso significa que si la midiéramos en diagonal, de una esquina a otra, obtendríamos unos generosos 6,70 metros, una bestialidad. Para hacernos una idea, una pantalla de 40 pulgadas, que a muchos ya nos parece enrome, tiene una diagonal de 102 centímetros. Es decir, esta sería más de 6 veces más grande.

El televisor C Seed 262 (C Seed)

Además de su descomunal tamaño, la pantalla cuenta con una tecnología LED con un brillo máximo de 800 nits y un contraste de 5.000:1. Respecto a su resolución, su tecnología es la 4K, un detalle que puede decepcionar a muchos, ya que para un pantallón así lo más recomendable habría sido apostar la resolución 8K. Sin embargo, el sonido sí está muy bien cubierto, ya que cuenta con 10 altavoces y un sistema envolvente 9.1.

Todas estas cifras se pagan: quien quiera hacerse con un C Seed 262 tendrá que desembolsar casi medio millón de euros (exactamente, 490.000 euros). Además, también tendrá que hacer frente al coste de instalación, que supone un gasto extra de 35.000 euros. No, no te la puede instalar tu cuñado, aunque sea muy manitas dudamos que pueda afrontar con éxito el montaje de una televisión que pesa 800 kilos. 

¡Ah! Y un último detalle de lujo: cuando la tele está apagada, su pantalla se cubre con una tela metalizada diseñada por Porsche Design, para que el aparato no sufra daños ni coja polvo. Porque aunque te haya tocado el Euromillón, si tu sobrino le da un pelotazo a la pantalla más cara del mundo, te vas a cabrear. Así que mejor prevenir