Aragón presenta un ERE para 38 trabajadores

ZARAGOZA, 31 (EUROPA PRESS)

Comisiones Obreras (CC.OO.) en Aragón ha anunciado este jueves que presenta un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción que podría suponer el despidos de 38 de sus 119 trabajadores.

De esta forma, el sindicato inicia el periodo de consultas con la representación de los trabajadores con el fin de buscar "fórmulas" que permitan al sindicato "adaptarse a la situación económica que atravesamos, garantizando la pervivencia de la organización".

CC.OO.-Aragón ha informado en una nota de prensa de que a lo largo de los dos últimos años el sindicato ha registrando una caída de ingresos, motivada por la política de recortes desarrollada por las administraciones así como por la situación de crisis económica que afecta a toda la sociedad, y en particular a los trabajadores.

En concreto, ha apuntado los recortes de las administraciones en servicios básicos a la ciudadanía, tales como acciones de orientación e inserción laboral, formación a trabajadores, proyectos de acompañamiento social y medioambientales, lo que ha provocado la "desaparición o disminución de programas finalistas que la organización venía desarrollando en colaboración con las administraciones".

Comisiones Obreras también ha reconocido que en estos años "hemos sufrido una caída de ingresos por cuota derivada de la reducción de la población ocupada y el incremento de la cuota reducida de las personas en situación de desempleo".

SOSTENIBILIDAD

Durante el año 2012, el sindicato ya acordó con los trabajadores un ERE de 46 días que terminó el 31 de diciembre, así como otras medidas de ajuste, "necesarias para asegurar la sostenibilidad de la organización".

Sin embargo, la previsión presupuestaria de Comisiones Obreras en Aragón para el 2013 sitúa los ingresos en un 50 por ciento por debajo de los que tenían en el año 2012, "lo que obliga a adoptar más medidas".

Así, la regulación de empleo que se acaba de presentar CC.OO. para su negociación afecta a 119 trabajadores que tiene en estos momentos la organización en Aragón, y se plantea la extinción de 38 contratos de trabajo.

"El proceso que iniciamos es muy doloroso y duro, pero debemos buscar la viabilidad de la organización. Confiamos que en el proceso de negociación que se abre con los representantes legales de los trabajadores de Comisiones Obreras seamos capaces de acordar fórmulas que permitan atenuar las consecuencias de las medidas planteadas, con el menor coste social posible", ha apostillado el sindicato.