Mercados españoles cerrados en 7 hrs 47 min

Apple HomePod no se está vendiendo como esperábamos, ¿por qué?

Drita

Cuando Apple anunció su HomePod, a muchos nos pareció una buena idea -quien escribe estas letras se incluye. El sector de los altavoces inteligentes está en auge -especialmente en EEUU- y aunque la propuesta de Amazon parece estar a la cabeza, otros fabricantes han sabido subirse al carro de un mercado en el que parecía haber sitio, de momento, para los más rápidos.

La realidad sin embargo es muy distinta a lo que pudiéramos pensar. Después de un pequeño retraso, la firma de Cupertino decidió lanzar su propuesta en seleccionados mercados, haciendo especial hincapié en que su HomePod tiene una calidad de audio superior a la que otros modelos de la competencia. Por muy valioso que esto resulte, no parece ser tan importante para el usuario medio que no está confiando en el producto tanto como Apple esperaba.

Y es que aunque en un principio la acogida fue bastante buena en las reservas -el altavoz fue capaz de captar un 10% de cuota del mercado de altavoces inteligentes en EEUU- todo cambió al llegar a las tiendas, con una caída de ventas considerable (al 4%), según el analista de Slice, Ken Cassar.

Financial Post recoge en su publicación que, según una fuente muy cercana, la firma de Tim Cook se ha visto obligada por ello a bajar sus previsiones de ventas y que incluso ha reducido sus pedidos a Inventec Corp., uno de los fabricantes encargados de montar el HomePod para Apple.

¿Cuál es el problema? Algunos apuntan que podría ser que el gran público se hizo una idea equivocada con el HomePod. La analista Shannon Cross indica que mientras el Echo de Amazon o el Google Home pueden hacer muchas tareas propias de un asistente inteligente, el HomePod "se limita principalmente a reproducir melodías de Apple Music, controlar un número limitado de electrodomésticos inteligentes optimizados para Apple y enviar mensajes a través de un iPhone". Su sistema, mucho más cerrado y limitado que el de sus competidores, estaría jugando en su contra, por no hablar del precio, superior al de la mayoría de soluciones de este tipo.

Lo cierto es que Apple nos lo vendió así siempre. Para la gente de Cupertino, este equipo es un accesorio más de su catálogo, un altavoz de gran calidad de audio y diseño muy cuidado que complementa al resto de sus dispositivos, pero en ningún momento pretendía ser, en primera instancia, un asistente.

No todos son malos augurios para el altavoz, eso sí. Muchos confían en que ciertos ajustes de software en el equipo hagan que el público finalmente se enganche. Gene Munster, cofundador de Loup Ventures, cree que las ventas de HomePod aumentarán en la temporada de compras navideñas. Estima así que Apple llegará a vender 7 millones de HomePods este año y cerca de 11 millones en 2019. De igual forma, calcula que Amazon colocará la friolera de 29 millones de Echos este año y 39 millones en 2019. Alphabet, estima que venderá 18 millones de unidades Google Home en 2018 y alrededor de 32 millones el año siguiente.

¿Te interesa el HomePod de Apple? ¿y los altavoces inteligentes en general?

Financial Post