Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.749,18
    -76,15 (-1,99%)
     
  • Nasdaq

    11.016,24
    -111,61 (-1,00%)
     
  • NIKKEI 225

    26.423,47
    +269,66 (+1,03%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0251
    -0,0173 (-1,66%)
     
  • Petróleo Brent

    102,70
    -8,93 (-8,00%)
     
  • BTC-EUR

    18.967,00
    -438,37 (-2,26%)
     
  • CMC Crypto 200

    420,80
    -19,22 (-4,37%)
     
  • Oro

    1.765,40
    -36,10 (-2,00%)
     
  • HANG SENG

    21.853,07
    +22,72 (+0,10%)
     
  • Petróleo WTI

    99,25
    -9,18 (-8,47%)
     
  • EUR/GBP

    0,8597
    -0,0009 (-0,11%)
     
  • Plata

    19,09
    -0,58 (-2,93%)
     
  • IBEX 35

    7.968,30
    -193,50 (-2,37%)
     
  • FTSE 100

    7.022,80
    -209,85 (-2,90%)
     

El falso mito de que se ahorra más dejando la calefacción encendida por la noche que apagándola

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Una de las dudas cuando de ahorrar en el consumo de la calefacción se trata es si sale más rentable apagarla por la noche y cuando no se va a estar en casa o, por el contrario, conviene mantenerla encendida porque arrancarla de nuevo cuesta más. Como ocurre en otros muchos aspectos relacionados con el gasto energético y económico, depende de cada caso concreto. Pero, según la OCU, lo más aconsejable es apagarla.

La temperatura recomendada durante el día es de entre 19 y 21 grados. (Foto: Andrew Matthews/PA Images via Getty Images)
La temperatura recomendada durante el día es de entre 19 y 21 grados. (Foto: Andrew Matthews/PA Images via Getty Images)

La recomendación más generalizada es que la casa esté a una temperatura entre los 19 y los 21 grados. Es una temperatura agradable y siempre saldrá más rentable ponerse un jersey que subir a, por ejemplo, 23 o 24 grados para poder estar en camiseta de manga corta. Eso durante el día. Para la noche se recomiendan 16 grados. Principalmente porque en la cama se está más cubierto, arropado.

En su página, donde cuenta con un apartado de noticias e información útil para el cliente, Leroy Merlin recoge que el 7,4% del consumo de energía de una casa se corresponde con la calefacción y especifica que las subidas fuertes de temperatura suponen un gasto extra. Por eso cada grado cuenta y puede ser una diferencia notable en la factura. Concretamente, de un 7% según la OCU.

En un artículo publicado hace algún tiempo por la mencionada organización de consumidores esta daba algunos consejos sobre cómo preparar la casa para el frío. En uno de ellos se explicaba que "aunque en muchos casos hayas oído que es más caro encender la calefacción que mantenerla encendida, conviene que tengas en cuenta que, a pesar del pico de gasto del encendido, si bajas la temperatura a 16 ˚C durante la noche, estarías ahorrando un 13% con respecto a mantenerla encendida a 20 ˚C".

Ahí es donde el aislamiento de la vivienda juega un papel crucial. Una casa bien aislada puede mantener la temperatura de 16 grados durante toda la noche conservando el calor acumulado a lo largo del día. Bajar las persianas, como suele hacerse a la hora de dormir para evitar que la luz del día funcione como despertador, también ayuda en ese sentido. En esos casos, la calefacción estará apagada y solo se activará si el termostato registra menos de 16 grados.

Esa misma práctica nocturna puede aplicarse a largas ausencias o a las horas en las que se está fuera. Existen termostatos regulables y programables que ofrecen la posibilidad de elegir mantener a esos 16 grados la casa durante equis horas y que una hora antes de que se vaya a llegar suba a los confortables 21º. Así no hace falta tener la calefacción encendida mientras no se está, ni baja tanto la temperatura que al llegar haya que aumentarla bruscamente para que se caliente rápido. Lo cual supondría un gasto extra. Lo que dicen en la OCU es que “aunque al encenderla tendremos un pico de gasto, a la larga el ahorro se nota y merece la pena”.

En una vivienda mal aislada es más complicado de poner en práctica estas recomendaciones ya que el calor se escapa con más rapidez. En esos casos, y aunque la norma es recomendar apagarla por la noche, desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) apuntan que lo que habría que hacer es “dejarla encendida por la noche con el termostato a 15-17ºC”. De esa manera, cuando se quiera alcanzar los 21, el saltó no será tan abrupto.

Por otro lado, el IDAE sugiere “ajustar el encendido de la calefacción al horario real de ocupación de la vivienda”. Se gana en eficiencia y se ahorra en el recibo. Por la noche recomiendan apagarla porque, apuntan, en la cama y arropados bastan entre 15 y 17 grados. “Como norma, apagar por la noche y encender unos minutos al levantarse, es mucho mas eficiente que dejarla encendida toda la noche”, precisan en la línea de lo recomendado por la OCU.

EN VÍDEO | Entra en vigor la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible en España

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente