Mercados españoles cerrados

Anuel AA y las gafas de sol neón que dan subidón

·2 min de lectura
Photo credit: Hawkers
Photo credit: Hawkers

Las gafas de sol son un complemento que, más allá de lo prácticas que son en verano, se han convertido en ese toque de distinción al que muchos famosos recurren. Así, una de las fotos más famosas de John F. Kennedy es él con unas gafas de sol wayfarer de Ray-Ban y nos resulta casi imposible imaginarnos a Robert Redford sin sun gafas estilo aviador. Más recientemente, actores como Johnny Depp y músicos como Lenny Kravitz acostumbran a incorporar este accesorio en sus looks de alfombra roja, incluso aunque se trate de un evento de noche. En efecto, el último gesto cool de los hombres con estilo es llevar las gafas de sol hasta para salir de fiesta, y este es un terreno que los cantantes de reggaeton conocen y dominan. Uno de ellos es Anuel AA, el cual ha llevado su pasión por las gafas al siguiente nivel lanzando una colaboración con Hawkers, en la que encontramos este par de gafas neón con las que podríamos hasta salir de fiesta.

Si buscabas unas gafas de sol para el verano atrevidas y originales, las hemos encontrado. Se llaman Aperol Neon Dark y son el fruto de la colaboración entre la marca Hawkers y el puertorriqueño Anuel AA. Se trata de un diseño de edición limitada en las que la montura se convierte en octogonal y alargada. Podríamos considerarla una versión actualizada de las gafas de sol rectangulares que tanto se llevaron este invierno y con un toque de color para alegrar nuestros outfits monocromáticos. Por 69,99 euros, podrás elevar cualquier conjunto al siguiente nivel y si te atreves a llevarlas de fiesta, serán el centro de atención del club.

Así que si quieres llamar más la atención que la bola de la discoteca, sigue los pasos de Anuel AA y viste como un famoso (es decir, de negro de arriba abajo), ponte tus gafas de sol amarillo flúor de Hawkers y prepárate para ser invitado a todos los reservados este verano. Y si te confunden con el reggaetonero recuerda seguirles la corriente y decir: "real hasta la muerte, baby".