(Amp.) Novagalicia propone 2.508 despidos hasta 2017 y el cierre de 327 oficinas de 2013 a 2015

Los sindicatos denuncian "mala fe absoluta" por falta de negociación y convocan un paro de media hora en toda la red de oficinas el lunes 14

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

La dirección de Novagalicia Banco propone a los sindicatos el despido de 2.508 empleados entre 2013 y 2017, de los que un total de 930, según los planes de NCG, se ejecutarían este año. Asimismo, la entidad plantea haber cerrado 327 oficinas cuando termine 2015.

Así lo refleja el documento, de un solo folio y con dos únicos cuadros --el cronograma para la reducción de personal y el del cierre de oficinas--, que los responsables de NCG han entregado a los representantes de los trabajadores en la que ha sido una reunión previa a la negociación del cuarto expediente de regulación de empleo en el banco gallego.

A la salida del encuentro, que se ha prolongado durante dos horas, los directivos han declinado hacer declaraciones a los medios de comunicación y, por su parte, los portavoces de las centrales han denunciado "mala fe absoluta" por falta de negociación y han anunciado la convocatoria de un paro de media hora en toda la red de oficinas de NCG para el próximo lunes, día 14. Antes, el sábado 12, se manifestarán en Santiago de Compostela.

En concreto, el documento trasladado este viernes propone un total de 2.508 despedidos que se distribuyen en cinco ejercicios: 930 en 2013, 877 en 2014, 508 en 2015, 91 en 2016 y 102 en 2017.

De este modo, la entidad gallega llegaría al plazo límite puesto por el plan de reestructuración acordado con Bruselas con 3.334 trabajadores, desde los 5.842 con los que contaba al finalizar 2012. Los sindicatos han explicado que 60 de estas salidas ya se están produciendo desde el pasado día 31 y durante este mes.

MÁS DE 1.700 DESPIDOS EN LA RED

El grueso del personal que abandonaría Novagalicia, según el programa de la dirección, se corresponde con la red de oficinas de la entidad, con 1.749 despidos previstos hasta 2017 --670 en 2013, 677 en 2014, 435 en 2015, se incrementaría en 50 en 2016 pero volvería a bajar en 17 en 2017--.

Un total de 261 trabajadores dejarían los servicios centrales --110 este año, 100 el que viene, 46 en 2015, 3 en 2016 y 2 en 2017--. Hasta 250 de los despidos tienen que ver con el traspaso de activos al denominado 'banco malo', de donde irían desapareciendo 50, 50, 16, 51 y 83 puestos de trabajo en los respectivos años.

La siguiente afectada sería la unidad de gestión de activos singulares (UGAS), con 205 empleados menos al llegar a la fecha en cuestión. Un total de 76 serían despedidos en 2013, 35 en 2014, 9 en 2015 y 85 en 2016. Por último, se reducirían 24, 15, 2 y 2 empleos del ámbito mayorista.

MENOS DE 500 OFICINAS

En lo que respecta a las oficinas, los 327 cierres también se plantean de forma gradual, pero en tres años, de modo que 2013 acabaría con 131 sucursales menos, 2014 significaría la desaparición de otras 134 y 2015 supondría la pérdida de 62. Frente a las 811 actuales, de cumplirse esta planificación, la entidad mantendría abiertas 484 llegado 2016.

Según el texto entregado este viernes, 178 sucursales desaparecerían de 'Core' --donde se incluye Ginebra y las oficinas 'Bambi', pero no las de representación--, 149 de 'No core' --que no incluye Miami porque ya está computado el cierre de oficina operativa--, 108 de Evo, 34 de Evo NGB y 13 de Portugal.

El desfase entre los 327 y los 482 que resultan de sumar los últimos números --'Core', 'No core', Evo, Evo NGB y Portugal-- se justifica en el documento porque "los datos de 2012 son reales --no plan de recapitalización-- puesto que ya se han adelantado cierre de oficinas--".

CONDICIONES DE LOS DESPIDOS

Sobre los criterios que se aplicarán para hacer efectivos los despidos, el portavoz de la CIG, Clodomiro Montero, ha criticado que los responsables del banco dijeron "que no hay que hablar de las condiciones porque eso habrá que abordarlo en el ERE". Además, ha constatado que "tienen la legislación de su lado, como nos hicieron ver".

De igual modo, y preguntado específicamente sobre si se hará uso de la última reforma laboral, que permite el despido indemnizado con 20 días por año trabajado, el representante de CC.OO., Luis Mariño, ha señalado que "ellos argumentan que la reforma laboral está ahí y hay que negociar".

"Lo único que nos queda claro es que cuando José María Castellano dice que vamos a seguir solos se refiere a que van a seguir solos en la empresa él y César González Bueno, porque al resto nos van a echar a la calle", ha ironizado Montero, antes de advertir de que "esta actitud va a tener una respuesta sindical y por parte de los trabajadores".

REUNIONES EL 8 Y EL 14

A este respecto, ha censurado que durante dos horas se negasen "a hablar de nada" puesto que la dirección argumenta que "eso corresponde al periodo de consultas" del expediente de regulación, que las organizaciones sindicales esperan que se inicie el día 14. Ahora, ha reprobado Montero, se encuentran "en un periodo que quieren vaciar de contenido". "Estuvimos jugando al gato y al ratón porque se niegan a negociar", ha lamentado.

Además, ha indicado que solicitaron una reunión con los técnicos de la auditora PricewaterhouseCoopers, que son los que elaboraron el plan, y que se producirá el martes día 8.

Del mismo modo se ha pronunciado Mariño al denunciar que "la negociación no ha existido" y que los responsables de la entidad "quieren cumplir un hecho formal y no ir al fondo de la cuestión, entregando la mínima negociación a la espera de abrir periodo de consultas y entregar la memoria del ERE".

Sobre esto, ha apuntado que también demandaron el pliego de condiciones y el plan de resolución. "No lo aportan, con lo cual el afán negociador por su parte es nulo", ha insistido.

DOCUMENTACIÓN POR CORREO

Además del documento con el cronograma de despidos y cierres, la dirección ha enviado a los sindicatos documentación por correo electrónico "cinco minutos antes" de la reunión.

"Será una explicación técnica, pero serán las mismas explicaciones que valieron para la fusión, los distintos ERE... La única hoja importante es la que nos han entregado", ha reflexionado el portavoz de UGT, José Ramón de Pliego.

En este sentido, se ha preguntado "qué es lo que querían negociar" conforme a cómo se ha desarrollado el encuentro. "En vez de estar en una negociación, estamos ante un acto de fe. Y a uno ya fe le queda poca en lo que te cuentan", ha concluido.