Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.416,60
    +28,50 (+0,34%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.962,41
    +0,42 (+0,01%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0405
    -0,0008 (-0,07%)
     
  • Petróleo Brent

    83,63
    -1,78 (-2,08%)
     
  • Oro

    1.754,00
    +8,40 (+0,48%)
     
  • BTC-EUR

    15.815,36
    -184,64 (-1,15%)
     
  • CMC Crypto 200

    386,97
    +4,32 (+1,13%)
     
  • DAX

    14.541,38
    +1,82 (+0,01%)
     
  • FTSE 100

    7.486,67
    +20,07 (+0,27%)
     
  • S&P 500

    4.026,12
    -1,14 (-0,03%)
     
  • Dow Jones

    34.347,03
    +152,97 (+0,45%)
     
  • Nasdaq

    11.226,36
    -58,96 (-0,52%)
     
  • Petróleo WTI

    76,28
    -1,66 (-2,13%)
     
  • EUR/GBP

    0,8595
    +0,0005 (+0,05%)
     
  • Plata

    21,43
    +0,06 (+0,29%)
     
  • NIKKEI 225

    28.283,03
    -100,06 (-0,35%)
     

La amistad de Robert de Niro y Meryl Streep va más allá de la admiración mutua

A Robert De Niro y Meryl Streep no solo les unen tres películas o cinco décadas conviviendo en la misma industria como leyendas del séptimo arte. Sino también una amistad forjada desde el respeto y admiración que sienten por cada uno, y que han compartido con el mundo en diferentes ocasiones. Como hizo la actriz en un evento de la Universidad de Texas que celebraba a su amigo, admitiendo que desde que vio su capacidad artística en Malas calles (1973) de Martin Scorsese supo que quería conseguir lo mismo como actriz, “con el mismo compromiso, pasión, habilidad y belleza que él aplica”. Y que desde entonces, De Niro se convirtió en “su faro guía durante 50 años”.

Sin embargo, esta amistad no solo se basa en el respeto mutuo y los rodajes compartidos. Han vivido momentos de la vida juntos, como demuestra el gesto de generosidad que De Niro tuvo con ella y su pareja en un momento delicado de los años 70s.

AUSTIN, TEXAS - 24 DE SEPTIEMBRE: (L-R) Robert de Niro y Meryl Streep asisten a A Celebration of Film with Robert de Niro y Meryl Streep en la Universidad de Texas en Austin el 24 de septiembre de 2022 en Austin, Texas. (Foto de Rick Kern/Getty Images para el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas)
AUSTIN, TEXAS - 24 DE SEPTIEMBRE: (L-R) Robert de Niro y Meryl Streep asisten a A Celebration of Film with Robert de Niro y Meryl Streep en la Universidad de Texas en Austin el 24 de septiembre de 2022 en Austin, Texas. (Foto de Rick Kern/Getty Images para el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas)

Es un hombre cuya presencia en mi vida durante 40 años ha sido una constante consoladora” continuó diciendo Meryl desde el escenario antes de dar paso a su amigo en el evento celebrado en Austin el 24 de septiembre. “No lo veo muy a menudo. No hablamos. Pero sé que está, sin lugar a duda, siempre ahí para mí y siempre lo estará. Es un hombre que vive de la lealtad a sus ideales, a su país y a las personas que ama”. Y con estas palabras no pude evitar recordar una anécdota que ejemplifica esa presencia y protección de la que habla la estrella de Los puentes de Madison.

Poco después de quedarse prendada del talento de Robert De Niro en Malas calles, Meryl Streep comenzó a escalar posiciones en el circuito teatral de Nueva York. Y en 1976, cuando tenía 27 años, comenzó una relación con John Cazale, un actor 14 años mayor que ella, legendario entre sus colegas de profesión, a quien había conocido cuando protagonizaban juntos la obra Measure for measure. John Cazale era un actor de personajes con una apariencia atípica para la gran pantalla pero con una profundidad dramática distintiva. Fue el segundo hijo de don Vito Corleone, el débil Fredo, en El Padrino y su secuela, a quien Al Pacino describiría como su “socio en la actuación”. “Aprendí más de la actuación de John que de cualquiera” dijo el actor en una ocasión.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Meryl y John se enamoraron perdidamente y vivían juntos en un loft del actor en el barrio de Tribeca en Nueva York. En aquel entonces él era el más famoso de los dos -sobre todo entre la comunidad italoamericana de la Gran Manzana gracias a El Padrino- pero las alabanzas que ambos recibían auguraban carreras prometedoras. Y juntos. Hasta un día de 1977. Cazale llevaba una temporada sintiéndose mal hasta el punto de perderse varias actuaciones de una obra que estaba representando. Fue al médico y el golpe llegaría con el diagnóstico: cáncer terminal de pulmón. Tenía 42 años.

Según el libro Her again, la biografía de Meryl Streep escrita por Michael Schulman, la actriz mantuvo un espíritu optimista, apoyándolo durante todo el proceso mientras Al Pacino ayudaba llevándolo a los tratamientos de radiación. Sin embargo, la atención médica que Cazale requería costaba dinero y necesitaban trabajar.

Y entonces surgió la oportunidad de aparecer en una película juntos cuando sabían que a él no le quedaba mucho tiempo de vida. Esa película era El cazador (1978), aquella que marcaría la primera colaboración de los dos con Robert De Niro, el actor al que Meryl admiraba desde hacía varios años.

Sin embargo, por más que los responsables del proyecto querían a Cazale a toda costa, la compañía productora pedía su despido. Básicamente porque los costos para asegurarlo iban a ser inmensos y nadie iba a querer financiar una película con un actor en estado terminal.

Meryl y De Niro amenazaron con renunciar, y según medios como NY Post, el actor cubrió los costes del seguro de su propio bolsillo para que John pudiera estar en la película. Y si bien Robert De Nino nunca negó o confirmó esta información, sí dijo que Cazale “estaba más enfermo de lo que pensábamos, pero quería que estuviera en ella [la película]”.

Finalmente hicieron la película pero las facturas médicas seguían creciendo, obligando a Meryl Streep a aceptar otro trabajo. El del papel protagonista de la miniserie Holocausto que, según contó ella misma en alguna ocasión, aceptó por pura necesidad económica. Tuvo que pasar unos dos meses y medio grabando en Austria, cargando con la difícil situación personal de estar lejos de su novio cada vez más débil y filmando una historia intensa y dramática sobre el Holocausto en un campo de concentración real.

Al terminar el proyecto volvió enseguida a su hogar, pasando los siguientes cinco meses sin separarse de su lado, hasta su muerte el 12 de marzo de 1978. Ese mismo año se convirtió en estrella ganando un Emmy por Holocausto, una nominación al Óscar por El cazador y el papel que abrirías las puertas a todo lo que estaba por venir en Kramer contra Kramer (1979).

Robert De Niro y Meryl Streep trabajaron juntos de nuevo en Enamorarse (1984) y luego otra vez en La habitación de Marvin (1996), pero con historias como el gesto de generosidad que tuvo el actor con su pareja evidencian que existen historias personales detrás de las estrellas de cine. Al igual que en la vida de cualquier mortal de a pie, que afianzan relaciones y amistades que los unen para siempre.

Meryl se casó seis meses más tarde con el escultor Don Gummer y tuvo cuatro hijos, pero en 2014 dijo a Karina Longworth para su libro Meryl Streep: Anatomy of an actor, que no superó la muerte de John. “No quiero superarlo. No importa lo que hagas, el dolor siempre está ahí en algún rincón de tu mente y afecta todo lo que sucede después. Creo que se puede asimilar el dolor y seguir sin obsesionarse con él”.

Fuentes:

Más historias que te pueden interesar: