Mercados españoles abiertos en 7 hrs 11 min

Alquilar un piso en España cuesta de media más de 4.000 euros

Entre la fianza, la inmobiliaria o los impuestos, el primer mes del alquiler es el más caro

El coste medio para alquilar en España es de 8,76 euros por metro cuadrado, de acuerdo con los últimos datos publicados por el índice inmobiliario de Fotocasa. Un precio que aumenta hasta los 13,76 euros por metro cuadrado en Madrid, la comunidad más cara para alquilar, o que baja hasta los 4,56 euros en Extremadura, la comunidad más barata. Este precio hace que por un piso de 90 metros cuadrados paguemos 788,4 euros al mes de media. No obstante, este no es el único gasto que debemos contar cuando alquilamos un inmueble. Impuestos, inmobiliaria o fianza son otros de los gastos fijos que deberemos desembolsar y que harán que el precio de independizarse o cambiar de piso ascienda a 4.296 euros el primer mes de media.

¿Qué gastos pagaré el primer mes de alquiler?

Después del calvario de encontrar piso nos encontramos con el suplicio de abonar todos los gastos que debemos afrontar para comenzar a vivir en nuestra nueva casa. Al mudarnos no solamente debemos tener en cuenta el coste del alquiler mensual, sino otros gastos adicionales.

La fianza es uno de los costes más conocidos. De acuerdo con el Artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, este coste no podrá ser superior a una mensualidad. No obstante, esta ley sí que permite exigir una garantía adicional de hasta dos mensualidades. Por lo que, además del primer mes, podremos vernos pagando tres mensualidades más.

Por si fuera poco, estas cuatro cuotas no son los únicos gastos que deberemos afrontar. Los honorarios de las inmobiliarias también se cobran al nuevo inquilino y su coste suele ser de una mensualidad más el 21% de IVA.

El gasto menos conocido es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) el cual se calcula en función del coste del alquiler y la duración del contrato. Este impuesto tendremos que pagarlo cada vez que renovemos el contrato o nos mudemos.

Sumando todos estos gastos, suponiendo que además de la fianza nos pidan dos mensualidades de garantía adicional, mudarse a un nuevo piso de 90 metros cuadrados cuesta de media 4.296 euros. Todo ello sin mencionar otros costes como mudanza, reformas, renovación de muebles, etc.

Al alquilar, podemos llegar a pagar más de 4.000€ el primer mes

Cómo afrontar el pago de una mudanza

Es importante tener muy presente que, aunque es posible solicitar financiación para afrontar estos gastos, nunca es buena idea hacerlo para pagar las cuotas de alquiler, ya que se trata de un gasto fijo y recurrente para el que debemos tener el capital necesario.

Para afrontar los 4.000 euros que cuesta mudarse lo mejor siempre será tener el dinero ahorrado para ese fin, ya que es la manera más barata de pagar estos costes. No obstante, existen alternativas para poder pagar en cuotas este tipo de gastos repartidos en varios meses.

Si queremos pagar en cuotas el coste de la fianza o los honorarios de la inmobiliaria, la manera más barata de financiarlo sería a través de préstamos preconcedidos por nuestro banco (el tipo de préstamo bancario más rápido), una opción mejor que las tarjetas de crédito. La razón es simple: el coste de la financiación. Mientras que el interés medio de financiar gastos con una tarjeta de crédito ronda el 21% TAE, el interés medio de los créditos preconcedidos es del 9,3% TAE y, en algunas ocasiones, este interés podrá rebajarse según nuestra relación con el banco.

De esta manera, si quisiéramos financiar los costes de la fianza adicional y los honorarios de la inmobiliaria (2.530,8 euros de media) en un año, con una tarjeta de crédito nos costaría 297 euros en intereses, mientras que si lo hiciéramos con un préstamo preconcedido pagaríamos 129 euros en intereses, casi 170 euros menos.

Artículos relacionados que te pueden interesar: