Una aldea india prohíbe el uso de teléfonos móviles a las mujeres

PATNA (INDIA), 07 (Reuters/EP)

Un consejo de la aldea en el estado oriental indio de Bihar ha prohibido el uso de teléfonos móviles a las mujeres, diciendo que su uso estaba "degradando el ambiente social" al provocar escapadas de las mujeres de sus matrimonios. La prohibición ha desencadenado las protestas indignadas de los activistas.

Además de la prohibición, el consejo de la aldea Sunderbari, que se encuentra en una zona dominada por los musulmanes de unos 385 kilómetros al este de Patna, capital de Bihar, también ha impuesto una multa de 10.000 rupias (141 euros) a toda mujer que vean por la calle con un teléfono móvil. En el caso de ser una mujer casada, la multa será de 2.000 rupias (28,21 euros).

[Quizá te interese: La mujer que le planta cara a la 'policía' saudí es un éxito viral]

"Siempre nos da mucha vergüenza cuando alguien nos dice que se han fugado", dijo Manuwar Alam, quien encabeza un comité recién formado encargado de hacer cumplir la prohibición, en referencia a las consultas de los pueblos vecinos.

También dijo que el número de escapadas y aventuras extramaritales había aumentado en los últimos meses, con al menos seis niñas y las mujeres que habían huido de sus hogares.

"Incluso las mujeres casadas estaban abandonando sus maridos para fugarse con amantes. Eso fue vergonzoso para nosotros", dijo Alam. "Por lo tanto, hemos decidido abordar con firmeza. Los teléfonos móviles están degradando el ambiente social".

[También te puede interesar: Muere una mujer que desafiaba la prohibición de conducir en Arabia Saudí]

Las autoridades locales han iniciado investigaciones, diciendo que estas prohibiciones no se pueden permitir en una sociedad sana, mientras que los activistas por los derechos calificaron este hecho como un asalto a la libertad, ya que podría perjudicar a las mujeres, despojándolas de una fuente de protección frente a problemas, como los que no desean los hombres.

"Las niñas y las mujeres son lo suficientemente capaces de protegerse a sí mismas", dijo el activista Suman Lal, durante un debate en la televisión local. "La tecnología está destinada a ser utilizada, no a ser prohibida ... La orden es nauseabunda".

El activista islámico Mohammad dijo que era "decepcionante" que el consejo de la aldea haya ignorado las numerosas ventajas de los teléfonos móviles antes de realizar una prohibición sobre ellos por una razón.

"Quiero que todas las chicas tengan un teléfono móvil para que puedan llamar a los miembros de la familia si tienen un problema", Dijo.