La Agencia Negociadora cree que el año 2013 puede marcar un punto de inflexión en la actividad crediticia

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Agencia Negociadora cree que el año 2013 puede marcar un punto de inflexión en la actividad crediticia en general y en la hipotecaria en particular, puesto que las medidas tomadas en 2012 y la "tímida reactivación" económica harán posible que el crédito vuelva a fluir.

Así se desprende del último informe elaborado por el Departamento de Estudios de la Agencia Negociadora, donde explica que la reducción del déficit público hasta el 7% en 2012 y las reformas pueden hacer que el PIB vuelva a crecer este año y que el empleo emprenda una senda positiva.

"La creación de empleo es la cuestión clave para a recuperación de la confianza, el incremento del consumo y la expansión del crédito", señala la Agencia Negociadora, a pesar de reconocer que las aportaciones del Estado al saneamiento del sistema financiero pueden suponer dos puntos de déficit en 2012.

Sin embargo, explica que se trataría de un componente aislado sin reflejo en 2013, de forma que España estaría en condiciones de cumplir los objetivos pactados este año y la prima de riesgo podría disminuir a términos aceptables para la financiación del Estado en los mercados de deuda.

En todo caso, cree que el elemento "absolutamente insoslayable" es, "ya sea por la ganancia de credibilidad de España ante los mercados o por una actuación más o menos directa de la UE", la estabilización de la prima en el entorno de los 200 puntos básicos en un ejercicio en el que España tiene que refinanciar 230.000 millones.

Por otro lado, la Agencia Negociadora asegura que en 2013 se producirá la culminación de la reforma y saneamiento del sector financiero, lo que supondrá completar las necesidades de capital de las entidades financieras y permitirá, por tanto, que los balances puedan soportar de nuevo operaciones de activo o crédito.

A esto contribuirá la creación del 'banco malo', que agrupará los activos tóxicos de los bancos y aliviará así si peso en los balances. Además, los bancos nacionalizados estarán obligados a facilitar crédito, lo que también contribuirá a la reactivación del mercado hipotecario.