Mercados españoles cerrados

El administrador de Niki dice que la venta a IAG debe avanzar pese al conflicto judicial

 

Fráncfort (Alemania), 9 ene (EFE).- El administrador de la insolvencia de la aerolínea austríaca Niki, Lucas Flöther, afirmó hoy que la venta de la compañía al consorcio hispano-británico IAG debe avanzar pese a que la justicia alemana determinase que el proceso tiene que ser gestionado en Austria.

La Audiencia Provincial de Berlín dictaminó el lunes que el proceso de insolvencia de Niki debe ser gestionado en Austria y no en Alemania, revocando así una decisión de un tribunal de primera instancia.

La audiencia argumentó que, pese a que Niki pertenecía al consorcio alemán Air Berlín, se trataba de una empresa austríaca por lo que la jurisdicción competente es la del país alpino.

Flöther dijo hoy que Niki ha presentado ya recurso contra la decisión de la Audiencia Provincial de Berlín. por lo que esta queda en suspenso por el momento y que la española Vueling, perteneciente a IAG, mantiene su intención de comprar la aerolínea de bajo coste austríaca.

Niki, fundada por el expiloto de Fórmula 1 Niki Lauda, era a su vez filial de la insolvente alemana Air Berlín.

La principal aerolínea germana, Lufthansa (Xetra: LHAB.DE - noticias) , que adquirió gran parte de Air Berlín, intentó también comprar Niki aunque desistió finalmente por la posibilidad de que las autoridades de competencia europeas le acusasen de prácticas monopolísticas.

Tras ello, Niki se declaró insolvente a mediados del pasado diciembre y a finales de ese mes IAG, matriz de las españolas Vueling e Iberia, anunció su intención de comprar los activos de la aerolínea por 20 millones de euros.

IAG dijo que proporcionaría liquidez a la compañía quebrada hasta un máximo de 16,5 millones de euros y que la transacción se realizaría a través de la creación de una nueva compañía subsidiaria de Vueling, que se incorporará como una empresa austríaca y "operará inicialmente de manera independiente".

El consorcio hispano-británico se impuso con ello finalmente a otros interesados, entre ellos la compañía irlandesa de vuelos económicos Ryanair y el propio Niki Lauda.

Flöther dijo hoy que los 16,5 millones de euros aportados por IAG son suficientes solo para algunas semanas.

El conflicto sobre la competencia judicial del proceso de insolvencia de Niki podría prolongarse durante meses, según las estimaciones de los expertos alemanes.