Una tableta que cuesta 25 euros

"El futuro está en las tabletas". Llevamos oyendo esta cantinela desde que a principios de 2010 Steve Jobs anunciase al mundo la llegada del iPad. Su atractivo diseño, sus grandes posibilidades y su comodidad de uso, las hacen merecedoras de tal frase, pero tienen un 'pero' muy grande: su precio.

[Relacionado: ¿Dónde se usa más el iPad?]

Cualquier tableta medianamente digna no vale menos de 350 euros; las más potentes y útiles (las que se pueden conectar a Internet en cualquier lugar, gracias a la conexión 3G) ascienden hasta los 600. Y aparte, hay que pagar una tarifa mensual para poder conectarse a la Red.

Aunque Apple está arrasando con su iPad con 40 millones de unidades vendidas en todo el mundo, la empresa de tecnología que sea capaz de sacar una tableta con especificaciones dignas y que cueste entre 100 y 200 euros, como Kindle Fire, podría liderar este mercado emergente. Una que costase menos de 100 euros ya supondría algo increíble, y ver una por debajo de los 50 euros ya es una cosa casi de ciencia ficción. No obstante, aunque parezca mentira, hay una que está en ese rango.

Hablamos de Aakash Ubislate, una tableta de fabricación india que tiene el increíble precio de 35 dólares (25 euros), bastante menos que el IVA que hay que pagar al comprar un iPad. El invento tiene pantalla táctil, 256 Mb de RAM, conexión Wi-fi, dos puertos USB y sistema operativo Android 2.2. Su software incluye un procesador de textos y un navegador para poder disfrutar de Internet. Además, con esta tableta low-cost se pueden realizar videollamadas. No está nada mal, ¿verdad?

Plan para modernizar a la India
Aakash forma parte de un ambicioso proyecto del Gobierno de la India para modernizar y ofrecer mas oportunidades a los que menos dinero tienen en el país, que también incluye 'ofertas' como un coche minúsculo por tan solo 2.040 dólares (1.470 euros), un máquina potabilizadora de agua por 15 dólares (11 euros) o someterse a una operación de corazón por 2.000 dólares (1.440 euros). En un primer momento, la idea era fabricar un ordenador de 10 dólares, pero como los tiempos cambian, al final se hizo una tableta.

La empresa Datawind, la empresa encargada de fabricar estos dispositivos, asegura que hacer una le cuesta 45 dólares, y que la diferencia sobre el precio final de venta es subvencionada por el Gobierno. De momento, se van a producir 100.000 unidades al mes. Esperemos que esta iniciativa triunfe, que millones de personas puedan tener acceso a Internet a través de Aakash y que se convierta en un instrumento capaz de extender la educación por la India, un país en el que solo el 7 % de la población termina los estudios de secundaria.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD