Mercados españoles cerrados

3 dudas resueltas sobre el certificado energético para vender un piso

¿Es obligatorio tener el certificado energético para vender un piso?

Para vender un piso es necesario recopilar una serie de documentos y el certificado energético es uno de ellos. Este no es más que un informe detallado del consumo de energía que tiene nuestra vivienda y su correspondiente calificación es de vital importancia para el comprador. De este dato se deriva el potencial gasto que éste tendría que asumir en las facturas de suministros en caso de comprar la casa, pero ¿qué pasa si no tenemos este documento? ¿Es obligatorio para vender? En este artículo resolvemos algunas de las dudas más comunes. 

1. ¿El certificado energético es obligatorio para vender una vivienda?

Sí, desde el mes de junio de 2013, por real decreto, todo propietario que desee vender una vivienda debe realizar el trámite del certificado energético de forma obligatoria. De lo contrario, el notario puede negarse a ejecutar la compraventa llegado el momento de la firma. 

Y no solo esto. Es importante tener en cuenta que, además de necesitarlo para finiquitar el negocio en la notaría, la legislación exige que la calificación energética sea mencionada en la promoción del piso en los portales inmobiliarios. Si no la indicamos en nuestros anuncios, podríamos enfrentarnos a multas que van desde los 300 euros hasta los 1.000 euros, dependiendo del nivel de gravedad de la infracción considerada por la Administración. Lo que constituye una sanción económica más alta que conducir a 160 kilómetros por hora en una autovía, por poner un ejemplo.

Por este motivo, es aconsejable realizar este trámite desde el mismo momento en que decidamos vender el piso para promocionarlo con la debida calificación. Si bien es bastante común ver anuncios en los portales inmobiliarios que indican que el certificado energético se encuentra “en trámite”, han sido muchas las agencias inmobiliarias y los propietarios sancionados por las inspecciones constantes realizadas por las autonomías. 

2. ¿Cómo puedo tener este documento para vender mi piso? 

El certificado energético no es un documento que podamos gestionar por nuestra cuenta. Para obtenerlo, es necesario contratar los servicios de un técnico certificador, quien deberá visitar el piso para evaluar las condiciones de las instalaciones y elaborar un informe con los datos energéticos de la vivienda. Este además contendrá una lista de algunos cambios o reformas que podemos realizar para mejorar la nota del inmueble como, por ejemplo, actualizar las ventanas o sustituir el sistema de calefacción. 

Hecho el informe, el experto se puede encargar de registrar el certificado ante el organismo competente de nuestra localidad y obtener así la respectiva etiqueta energética, la cual indicará en una escala que va de la letra A a la letra G el grado de eficiencia del piso.

El precio de este servicio es variable, ya que los honorarios de estos profesionales van de acuerdo a la oferta y la demanda existente en la localidad, la cantidad de metros cuadrados del inmueble y sus características. Por ejemplo, por un piso ubicado en Barcelona, de entre 80 y 100 metros cuadrados, podemos pagar entre unos 80 euros y unos 100 euros con las tasas de registro incluidas, según la web Certicalia.

3. ¿Puede influir la calificación obtenida en la venta?

Como hemos mencionado, la calificación energética tiene repercusión directa en el coste de los suministros de luz y gas de la vivienda. Por tanto, un piso con una nota baja o etiqueta G puede resultar mucho menos atractivo para un comprador que uno con una puntuación eficiente o letra A, por lo que podemos tardar un poco más en venderlo.

Si bien el precio de venta es el factor más decisivo para la mayoría de los compradores a la hora de decantarse por una vivienda, la eficiencia energética cada vez toma más protagonismo. Según un estudio llevado a cabo por la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) a finales de 2019, al menos un 27% de los españoles considera que la calificación energética es un factor decisivo para comprar una casa

En este sentido, podemos realizar las reformas pertinentes e indicadas por el técnico en el informe del certificado energético para mejorar la nota o bien fijar un precio lo suficientemente competitivo para sortear esta desventaja.

Artículos relacionados que te pueden interesar: